tortura y homicidio

Al detenido por el crimen de Araceli Fulles le hicieron tragar agua hirviendo antes de asesinarlo

Sus dos compañeros de celda fueron imputados por el homicidio. Creen que lo golpearon y lo quemaron vivo.
miércoles, 01 de mayo de 2019 · 22:34

Los investigadores del crimen de Darío Gastón Badaracco (31), único detenido por el asesinato de Araceli Fulles, sospechan que sus dos compañeros de celda del penal de Sierra Chica le hicieron tragar agua hirviendo antes de matarlo, la tarde del 7 de abril.

Según pudo saber Clarín en base al informe de la autopsia, Badaracco “sufrió la acción prolongada de agua hirviendo” cuando estaba tirado en el piso de la celda 766, que estaba cerrada. Eso le produjo quemaduras gravísimas en más del 50% de su cuerpo, pero sobre todo en la cara y la boca. “Lo atacaron con saña”, añadieron.

Araceli Fulles fue asesinada en abril de 2017.

Araceli Fulles fue asesinada en abril de 2017.

Por eso, el fiscal Lucas Moyano, a cargo de la investigación por el homicidio de Badaracco, imputó a los presos Rodrigo Emanuel Campos Verón (24) y Silvio Andrés Galeano Martínez (31) por el delito de "homicidio agravado por ensañamiento".

Serán ahora las pericias complementarias a la autopsia las que determinarán si la teoría del fiscal Moyano es correcta y si sus compañeros de celda del pabellón 10 de Sierra Chica, además de tirarle agua hirviendo con una olla en gran parte del cuerpo, también se la hicieron tragar.

Badaracco murió a causa de las quemaduras en el hospital de Olavarría seis días después del extraño ataque. “Los dos acusados del crimen resultaron ilesos, apenas uno tenía una lastimadura”, detallaron las fuentes.

“Lo golpearon, lo patearon y le tiraron agua hirviendo sobre el rostro, tórax, abdomen, región inguinal y piernas”, detallaron fuentes del caso. Los dos acusados esgrimieron en su momento que el ataque hacia su compañero de celda se dio por “problemas de presos”. Lo teníamos que arreglar así, dijeron. Pero las dudas sobre lo que pasó son varias, entre ellas las de un posible homicidio por encargo.

Silvio Andrés Galeano Martínez y Rodrigo Emanuel Campos Verón, los dos presos acusados del crimen de Darío Badaracco en Sierra Chica.

Silvio Andrés Galeano Martínez y Rodrigo Emanuel Campos Verón, los dos presos acusados del crimen de Darío Badaracco en Sierra Chica.

Las fuentes contaron que fue Galeano quien le tiró una olla de agua hirviendo, mientras junto a Campos lo pateaban y golpeaban en el interior de la celda. Tras la agresión y muerte de Badaracco ambos pasaron 15 días aislados del resto de la población carcelaria de Sierra Chica, encerrados casi todo el día.

Galeano, de 31 años, estaba preso por un “homicidio en grado de tentativa”, una causa del Tribunal Oral Criminal N° 5 de Quilmes y cuya condena prevista es de 11 años y 5 meses.

Campos, de 24 años, fue condenado a tres años de prisión por “portación ilegal de arma de fuego, lesiones leves y violación de domicilio”.

El caso Fulles

Badaracco era el único detenido que tenía la investigación por el crimen de Araceli Fulles (22), una causa que ya fue elevada a juicio pero aún no tiene fecha de inicio. Le imputaban el delito de “homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por una o más personas y femicidio”.

Araceli Fulles desapareció el 2 de abril de 2017. Su cuerpo fue encontrado 25 días después.

Araceli Fulles desapareció el 2 de abril de 2017. Su cuerpo fue encontrado 25 días después.

Los otros ocho imputados por el crimen de Araceli Fulles esperan el juicio en libertad: Hernán Badaracco, hermano de Darío; Marcelo Escobedo; Carlos Damián Cassalz; los hermanos Jhonatan y Emanuel Ávalos; Hugo Cabañas, Daniel Alanis y Marcos Ibarra. Todos están acusados de ser cómplices del femicidio.

Araceli Fulles desapareció el 2 de abril de 2017, tras salir a cenar con amigos y luego pasar por una plaza cercana a su casa en San Martín. "Prepará el mate que voy para allá", le escribió en un mensaje a su mamá. Fue lo último que hizo.

La Policía frente a la casa de Badaracco tras el hallazgo del cuerpo.

La Policía frente a la casa de Badaracco tras el hallazgo del cuerpo.

Tras 25 días, el cuerpo de Araceli fue encontrado en la casa de Badaracco por un perro de la División K-9 de Punta Lara. Para ese entonces, el sospechoso, que había estado tres veces ante el fiscal del caso como testigo, ya se había fugado.

A Badaracco lo arrestaron 48 horas después del hallazgo del cuerpo de Araceli cuando una vecina del Bajo Flores lo reconoció y llamó al 911.

Comentarios