En Mendoza

Le dan 16 años de cárcel por matar para robar una bicicleta

“Chucky” Balmaceda (24) fue condenado por la muerte de Miguel Guerrero (36). Tenía un cuchillo con sangre cuando fue detenido.
jueves, 29 de diciembre de 2016 · 07:41
Sebastián "Chucky" Balmaceda (24) fue condenado a 16 años de cárcel por la muerte de Miguel Guerrero (36), un trabajador de un horno de ladrillos, en  abril de 2015, en Las Heras. 

Así lo decretó ayer por la mañana la Primera Cámara del Crimen, sosteniendo  que se trató de un robo seguido de muerte porque Balmaceda apuñaló a Guerrero para robarle una bicicleta. 

El homicidio sucedió  en la noche del 7 de abril de 2015 en el barrio Jorge Newbery de Las Heras.

El hombre volvía de su trabajo cuando fue abordado por Balmaceda, quien le quiso robar la bicicleta. La víctima se negó a entregársela; no era suya, se la había prestado su cuñada. En ese momento el agresor le asestó cuatro puñaladas, una de ellas fatal: en el corazón. 

Durante los alegatos, la fiscal de cámara Laura Rousselle, había solicitado la pena máxima para Balmaceda por el delito de homicidio criminis causa, interpretando que había matado al hombre para ocultar el robo que no pudo llevar a cabo y sólo quedó en una tentativa. 

La misma pena había pedido también la querellante oficial Claudia Vélez, en tanto que la defensora oficial Claudia Acevedo entendió que su defendido debe ser absuelto por el beneficio de la duda.

Una prueba fundamental

Si bien durante el juicio nadie señaló directamente a Chucky como autor del homicidio, surgieron algunas pruebas que lo incriminaron directamente. Una de ellas fue el arma homicida.

Durante el debate un policía declaró que, estando a cargo de la subcomisaría del barrio Jorge Newbery, el CEO le informó que había una persona herida en Moisés Tuber y Marconi de Las Heras.

Cuando llegó con otro uniformado, al hombre se lo habían llevado los parientes a un hospital. Ya en ese momento todo el mundo señalaba a Balmaceda como el agresor. Un informante también lo "marcó". 

Con algunos policías de Investigaciones, salieron a buscarlo por la zona. Al llegar al barrio Guaymallén encontraron a un grupo de jóvenes que, ni bien vieron el móvil policial, se dispersaron.

Uno de ellos era Balmaceda, al que lograron detener cuando intentaba huir. Ahí mismo se le secuestró un cuchillo manchado con sangre de la víctima, según determinó un examen de ADN realizado posteriormente.

"Los testigos dijeron que le quería robar la bicicleta. Todos lo conocían a Chucky en la zona. La víctima frustró el robo y por eso recibió cuatro puñaladas", afirmó Rousselle, durante la acusación. 

 

(Fuente: Los Andes) 

Comentarios