Se enteró que su hijo se mató en un accidente y se suicidó

Un hombre de 54 años tomó la drástica determinación ahorcándose en su vivienda luego de ser notificado acerca del fallecimiento de su descendiente, de 26, en un siniestro vial sobre la Ruta Nacional 18, en la provincia de Entre Ríos.
lunes, 04 de enero de 2016 · 07:32
Un episodio de aristas tremendas tuvo lugar en la provincia de Entre Ríos luego que un hombre de 54 años decidiera quitarse la vida al enterarse que su hijo de 26 había fallecido en un accidente de tránsito.

El siniestro donde falleció el joven ocurrió sobre la Ruta Nacional 18, en el límite entre los departamentos de San Salvador y Concordia. En ese lugar el VW Gof que guiaba la víctima fatal se estrelló frontalmente contra una Ford Ranger.

Minutos después que el padre fuera advertido de lo sucedido, se suicidó. El Golf conducido por Diego Nicolás Rougier, vecino de la ciudad de General Campos, impactó contra una camioneta Ford Ranger blanca con cinco ocupantes oriundos de Córdoba.

Como consecuencia Rougier falleció en el lugar, mientras los ocupantes del otro vehículo resultaron con lesiones leves. Luego que automovilistas pudieran sacar al joven del automóvil, el auto se incendió.

"Éramos cuatro o cinco personas que sacamos el chico sin vida del interior del auto. Segundos después explotó, generando una enorme bola de fuego que de a poco consumió todo el vehículo”, señaló el conductor de un auto que se dirigía a Concordia.

Dramática decisión

Sin embargo, la tragedia no terminó allí. Horas más tardes conocida la noticia, el padre del joven, Carlos René Rougier, de 54 años, tomó la drástica determinación de quitarse la vida, ahorcándose en su vivienda. El hombre era vicepresidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de General Campos y había sido él quien le había regalado a su hijo el auto con el que perdió la vida.

No bien fue rescatado de entre los hierros retorcidos el cadáver del joven, el auto se prendió fuego quedando reducido a cenizas.

Profundo dolor

Por estas horas el dolor es el signo característico en la ciudad de General Campos, lugar de residencia de los Rougier, una familia muy reconocida. La tragedia los sacude por partida doble.

Primero con la muerte de Diego y luego con la de Carlos, un hombre joven y solidario con presencia en varias instituciones de la zona que no pudo superar la terrible noticia de saber que su hijo había perdido la vida en un accidente. 

 

(Fuente: Crónica) 

Comentarios