Después de ser recapturado

Las causas que deberá afrontar Martín Lanatta

lunes, 11 de enero de 2016 · 07:11
Tras ser recapturado, Martín Lanatta deberá afrontar varias causas penales, todas iniciadas a partir de su fuga el 27 de diciembre de la cárcel de General Alvear junto con su hermano Cristian Lanatta y Víctor Schilaci, quienes serán acusados en los mismos expedientes cuando sean detenidos.

La primera causa en la que se estima que Lanatta va a declarar es en la de la propia evasión.

La tramita el fiscal de Azul Cristian Citterio y ya fueron detenidas varias personas acusadas de facilitar la fuga y ayudar a los prófugos a mantenerse evadidos. Entre ellos están presos Marcelo "El Faraón" Melnyk; el jefe de seguridad de la cárcel de Alvear, Cesar Luis Tolosa; y Franco Schillaci, hermano de Víctor.

La evasión de una cárcel está castigada con una pena máxima de un año de prisión siempre que la fuga se haya producido "por medio de violencia en las personas o fuerza en las cosas". El Código Penal es más duro –hasta cuatro años de prisión- con los funcionarios públicos que estén involucrados en la fuga.

Otro causa que se inició en la provincia de Buenos Aires es la que lleva el fiscal de Coronel Brandsen Mariano Sibuet por la balacera que recibieron la madrugada del 31 de diciembre los oficiales bonaerenses Angelina Yudati y Fernando Pengsawath cuando en un control vehicular le ordenaron al conductor de la camioneta Ford Ranger que se detenga.

Del vehículo bajaron tres hombres que comenzaron a disparar y luego huyeron. El ministro de Seguridad bonaerense, Cristina Ritondo, dijo que eran los Lanatta y Schilacci.

El fiscal dijo que se investiga el delito de doble homicidio en grado de tentativa y en esa causa fueron detenidas dos personas en Chascomús acusadas de adulterar la camioneta que utilizaban los prófugos.

La fuga de los condenados a perpetua por el triple crimen de General Rodríguez continuó en Santa Fe. Allí se inició una causa penal por el doble tiroteo que los acusados sostuvieron el jueves pasado con oficiales de Gendarmería Nacional en la localidad de San Carlos cuando los encontraron en un paraje sobre la ruta 6.

De allí lograron escapar y se sospecha que secuestraron a un empresario agrónomo y se escondieron durante dos días en su departamento del centro de la ciudad de Santa Fe.

Por ese hecho también hay una investigación en su curso.

Los jueces a cargo de esos expedientes deberán citar a indagatoria a Martín Lanatta y por esos hechos podría ser condenado a penas altas de prisión por los delitos de tentativa de homicidio agravado y secuestro y privación ilegal de la libertad, entre otros.

Pero en cualquier eventual condena nunca tendrá una pena mayor a la perpetua que recibió por el triple crimen de General Rodríguez. La legislación argentina no prevé la sumatoria de años y la perpetua es la máxima condena que una persona puede recibir.

También se abrió una causa para determinar si los Lanatta y Schilaci contaron con apoyo del narcotráfico para mantenerse prófugos, pero todavía no hay elementos para citarlos a indagatoria en lo inmediato.

Es un expediente que llevan el juez federal Sergio Torres y los fiscales Jorge Di Lello y Diego Igleias, este último a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), y que se inició a partir de una presentación del Ministerio de Seguridad.

De esa causa partió el allanamiento en San Carlos donde dieron con los prófugos y en el que se secuestraron la camioneta Renault Kangoo con la que se movilizaban y dos ceulares que los acusados usaron durante su fuga y que se está analizando para conocer los contactos que mantuvieron.

Además de las imputaciones que se le abren por estos hechos, Martín Lanatta está citado en febrero para volver a declarar ante la jueza federal María Servini de Cubría en la causa en la que investiga la complicidad de funcionarios públicos en el tráfico de efedrina, un precursor químico que se utiliza para elaborar drogas sintéticas.

Lanatta llegó el año pasado a esa causa tras vincular al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández con el tráfico de efedrina y el crimen de Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, las víctimas de General Rodríguez.

 

(Fuente: Infobae)

Comentarios