El parricida de Pilar compartirá la cárcel con "El Hannibal de Daireaux"

Leandro Yamil Acosta, el principal sospechoso del doble parricidio de Pilar, fue trasladado a la Unidad 34 de Melchor Romero, una cárcel neuropsiquiátrica donde también está alojado otro preso que fue declarado inimputable luego de asesinar, descuartizar y comer las vísceras de su padre.
martes, 22 de septiembre de 2015 · 16:36
Se trata de Raúl Ernesto Piñel Donato (40), quien desde hace siete años está alojado en la esa cárcel del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) por haber asesinado a su padre en crimen que conmocionó la localidad de Daireaux, en el oeste de la provincia de Buenos Aires.

El hecho se descubrió el domingo 29 de junio de de 2008 en una vivienda del barrio Don Cándido de la mencionada localidad de unos 16.000 habitantes, cuando un vecino fue a saludar a Raúl Prudencio Piñel (57) y fue atendido por el hijo, quien tenía las manos ensangrentadas.

Piñel hijo había llegado el viernes, cuando le dieron una salida transitoria del penal de Urdampilleta, donde cumplía una condena por robo calificado.

El vecino fue a hacer la denuncia a la comisaría y cuando llegó una comisión policial a la casa ubicada en la calle Antártida Argentina entre Moreno y Saavedra, se encontró con la escena de un crimen aberrante.

Había manchas de sangre por toda la casa, en el piso hallaron vísceras desparramadas y lo que parecía ser parte de una columna vertebral, y dentro de una salamandra hallaron algunos miembros del cadáver descuartizado.

Pero lo más sorprendente que encontraron los policías fue una cacerola con una especie de guiso en el que el asesino había cocinado al ajillo el corazón y los riñones de su padre.

Ese hallazgo y la creencia de que había comido parte de las vísceras de su padre hicieron que Piñel rápidamente sea bautizado con el apodo de "El Hannibal de Daireaux".

El caso quedó en manos del fiscal Omar Flores, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Trenque Lauquen.

Al ser indagado, Piñel confesó que asesinó a su padre el día anterior al hallazgo cuando tuvo una discusión y lo apuñaló con un cuchillo del tipo "Tramontina".

En la escena del crimen se halló una pala y otras herramientas ensangrentadas con las que se cree terminó descuartizando a la víctima.

Finalmente, las pericias confirmaron que Piñel era un enfermo psiquiátrico que no comprendía la criminalidad de sus actos y en 2011 finalmente fue absuelto y declarado inimputable. Actualmente permanece bajo la tutela del Juzgado de Ejecución Penal de Trenque Lauquen bajo tratamiento psiquiátrico en la Unidad 34 de Melchor Romero.

 

 

 


(Fuente: Minuto Uno) 

Valorar noticia

Comentarios