Misterio por un cuerpo mutilado en dos ciudades

Un estudio de ADN confirmó que los restos hallados hace dos meses en Carmen Patagones corresponden a José Luis Nicola, un muchacho que había desaparecido en Viedma, Río Negro, el 18 de enero.
lunes, 21 de septiembre de 2015 · 07:38
Según consignó Tiempo Argentino, los restos óseos encontrados hace dos meses en cercanías del basurero municipal de la ciudad bonaerense de Carmen de Patagones fueron identificados como pertenecientes a José Luis Nicola, un muchacho de 28 años que había desaparecido en Viedma, la capital de Río Negro, el 18 de enero.

"El análisis de las pericias enviadas al Laboratorio Regional de Genética Forense de Bariloche, determinaron que los restos óseos hallados en Patagones el 26 de julio pertenecen a Nicola", confirmó el viernes por la tarde, en un comunicado a los medios, la fiscal Paula Rodríguez Frandsen.

"Los resultados del análisis de ADN recibidos, confirman que dichas muestras se corresponden en un 99,9% al hijo biológico de la señora Nora Huenchuifil."

Asimismo, el informe firmado por la directora del laboratorio, Silvia Vanelli Rey, indica que "fueron realizadas ocho muestras diferentes para arribar a un perfil genético lo más completo posible", aclaró Frandsen.

Los restos del cadáver de Nicola, fueron encontrados por un hombre que arriaba caballos en las inmediaciones del basurero municipal el 26 de julio en Carmen de Patagones, distante a tres kilómetros de Viedma.

En la oportunidad, el comisario Claudio Petrizan, de la Estación de Policía Comunal de Patagones informó que, "los restos encontrados son un cráneo con parte de la dentadura, costillas y la zona pelviana con una prenda, que podría ser un pantalón corto, así como también restos de una remera".

Petrizan agregó que, "los restos estaban sobre la superficie y es como que los animales carroñeros lo hubieran estado arrastrando, es por eso que encontramos las costillas por un lado y otros restos por otro".

En la causa intervino la Unidad Fiscal de Instrucción número 9 y fue caratulada como hallazgo de restos óseos.

La última vez que José Luis Nicola  fue visto con vida, fue en inmediaciones del barrio Guido, y vestía bermudas, ojotas y una chomba negra.

La justicia, había dispuesto una recompensa de 100 mil pesos para quien aportara datos que permitieran dar con su paradero.

Ahora, los investigadores tienen por delante la tarea de determinar las causas de la muerte –si fue víctima de un homicidio, suicidio o accidente–, previo a lo cual deberá definirse si la nueva investigación continúa en manos de la justicia rionegrina o de la vecina provincia de Buenos Aires, dado que el hallazgo se produjo en territorio bonaerense. 

 

Fuente: Infonews

Comentarios