Neuquén: Lo apuñalaron en un centro de salud

sábado, 19 de septiembre de 2015 · 22:41

Un hombre de 32 años resultó apuñalado en un confuso episodio ocurrido en el Centro de Salud Almafuerte, en el oeste de la capital neuquina. El hecho ocurrió el viernes cerca de las 13.00 en la sala asistencial que se ubica en calle 1 de Enero al 6.500, al oeste de la ciudad. 

El herido fue identificado como Hugo Fonseca de 32 años, que tras el incidente fue trasladado de urgencia al hospital Horacio Heller y luego derivado al Castro Rendón, donde permanece internado fue de peligro. Horas más tarde el agresor, de apellido Romero, se entregó en la sede de la Comisaría 18ª. 

El confuso hecho comenzó en el baño del Centro de Salud, donde los hombres involucrados tuvieron una disputa con golpes de puño, hasta que Romero extrajo un cuchillo y le asestó una puñalada a Fonseca en el tórax. "En ese momento había poca gente porque justo a esa hora limpian. Cuando escuchamos gritos, entramos todos a un consultorio para resguardarnos. Había niños llorando, un caos total porque no sabíamos lo que pasaba", describió una mujer. 

El efectivo policial que trabaja en el lugar, no pudo reducir al agresor que huyó rápidamente en la motocicleta en la que había llegado, en tanto, Fonseca quedó tendido en el piso. Instantes más tarde una ambulancia del SIEN, que tiene una base en el mismo lugar lo llevó al Heller. 

Según varios medios locales, hasta allí no había detalles sobre el motivo de la disputa y todo indicaba un intento de robo. En horas de la tarde, Romero se presentó por sus propios medios en la Comisaría 18ª donde quedó a la espera de que la fiscalía disponga su detención o libertad, dependiendo del estado de salud de Fonseca. En su descargo, Romero explicó que instantes antes de la pelea, Fonseca había ingresado en su vivienda, ubicada entre el centro asistencial y la barda, y le había robado una garrafa, dos computadoras portátiles y un par de zapatillas. 

Tras el robo, Fonseca se dio a la fuga, pero Romero lo persiguió hasta la sala sanitaria del barrio, lo encontró en el baño de las instalaciones y finalmente lo enfrentó. Inicialmente en el caso tomó intervención la fiscalía de Delitos Violentos contra las Personas, a cargo de Gloria Lucero, que instruyó las primeras órdenes. Con el correr de las horas la causa recayó en la oficina de Actuación Genérica. 

Después de este hecho de violencia, los profesionales de ese centro asistencial, donde acuden unas 500 personas por día, salieron a reclamar un cerco perimetral, que se arregle la línea telefónica y, además, que se instale un botón antipático. "Ayer teníamos vigilancia, pero no alcanzó. Al agresor no lo pudieron detener", señaló una empleada del centro asistencial. Tras la conmoción del incidente, en asamblea, los trabajadores decidieron acudir la próxima semana a las autoridades del Centro Administrativo Ministerial (CAM) para solicitar mayor seguridad ante la reiteración de hechos violentos en el centro médico.  

Fuente: Noticias Argentinas

Comentarios