Condenas de hasta 21 años para la mayor banda narco argentina

Final para el caso “Carbón Blanco”.La Justicia chaqueña halló culpables a cinco acusados de traficar 1.000 kilos de cocaína a Europa en 2012. La pena más alta fue para un abogado.
viernes, 18 de septiembre de 2015 · 07:41
El contrabando de una tonelada de cocaína de Argentina a Europa no les salió gratis a los responsables del caso "Carbón Blanco”. Es que la Justicia determinó ayer en los Tribunales de Resistencia que los cinco acusados de traficar la droga escondida en bolsas de carbón habían montado una organización criminal y les repartió duras penas: entre 12 y 21 años de prisión.

Los jueces Ramón Luis González, Aldo Mario Alurralde y Eduardo Ariel Belforte, del Tribunal Oral Federal de Chaco, resolvieron ayer condenar al abogado Carlos Salvatore a 21 años de cárcel; al ex empresario del fútbol Patricio Gorosito, a 19; a Juan Carlos Pérez Parga y a Héctor Roberto, a 17; y a Rubén Félix Esquivel, a 12 años.

A excepción de Salvatore, que presenció el juicio por teleconferencia desde el penal en Ezeiza, los demás estuvieron libres hasta ayer y se trasladaron desde sus casas a Resistencia para escuchar el veredicto. Pero a pesar de que el fallo no tiene sentencia firme, el Tribunal ordenó que los cuatro fueran detenidos inmediatamente, tal como había pedido la Fiscalía. Los condenados fueron trasladados anoche a la Unidad Penal Federal N° 7 de Chaco, salvo Esquivel, que se pasó toda la audiencia en manos de un enfermero de Gendarmería, con picos de presión altísima, y debió ser internado en una clínica local hasta estabilizarse, obviamente con custodia.

Los magistrados consideraron que los acusados cometieron los delitos de "asociación ilícita” y "contrabando de estupefacientes agravado por la cantidad inequívocamente destinada a su comercialización, y por la pluralidad de partícipes, bajo la modalidad de ocultamiento (tres hechos)”.

De este modo, validaron la acusación de asociación ilícita que había planteado la querella –como representante de la AFIP y la Aduana– pero no los fiscales Carlos Amad y Federico Carniel, quienes habían pedido 25 años de condena para los cinco imputados por el contrabando agravado.

Si bien los fundamentos del fallo estarán recién el 8 de octubre próximo, los abogados defensores de los cinco condenados adelantaron que usarán el recurso de mandar el caso a la Cámara Federal de Casación, con sede en Comodoro Py. De ser así, "Carbón Blanco” podría llegar a la Corte Suprema.

Se supone que Salvatore y Gorosito recibieron las penas más altas por ser considerados los cabecillas de la organización. Fueron 1.057,65 kilos de cocaína los descubiertos entre marzo y abril de 2012. Estaban escondidos en bolsas de carbón de doble costura dentro de tres containers que habían salido desde la planta de la empresa Carbón Vegetal del Litoral, en la ciudad chaqueña de Quitilipi. El 8 de marzo se encontraron 380 kilos en Lisboa, Portugal. Cinco días después, 520 kilos fueron hallados en el puerto de Buenos Aires, mientras otro contenedor con 157 kilos navegaba hacia Portugal. Cuando llegó, el 11 de abril, lo estaban esperando policías argentinos y portugueses. El destino de esa tonelada, valuada en 45 millones de euros, era España. Allí Gorosito –gracias a sus contactos en el mundo del fútbol– tenía armada una red de venta en la zona costera del sur.

Según la acusación de Amad y Carniel, la organización –considerada la mayor de la historia argentina–había desarrollado una "compleja logística para burlar los controles aduaneros”. Salvatore era el jefe máximo, el que coordinaba y controlaba la logística, distribuía funciones e inyectaba de recursos económicos al negocio. Gorosito, que ayer escuchó la sentencia de pie pese a su evidente sobrepeso, era quien además de organizar "la pata europea” controlaba los movimientos de toda la tropa.

La mano derecha de Gorosito era Roberto, quien llevaba y traía dinero sucio y pasaportes falsos en Argentina, entre otras tareas. Pérez Parga aportó sus conocimientos y contactos aduaneros y era el hombre de confianza de Jorge Carlos Rodríguez (el dueño de Carbón Vegetal del Litoral, ya fallecido). Esquivel era el capataz del galpón, y el responsable de que la cocaína fuera guardada en las bolsas de doble costura.

Se estima que esta organización venía trabajando desde 2005 y que pudo haber traficado 10 toneladas de cocaína a España, por un valor superior a los 450 millones de euros. Por eso, la suerte de los cinco "carboneros” podría ser aún peor: los jueces habilitaron a los fiscales a investigarlos por otros 500 kilos de cocaína hallados en Portugal en 2011. Es que en ese lote iban 12 kilos que se descubrieron "olvidados” en un galpón de Lisboa y que fueron la pista inicial para llegar a los embarques de 2012. El otro punto que queda por profundizar tiene que ver con las conexiones en la Aduana que habrían tenido.
 

Fuente: Clarín

Otras Noticias