"A estas pu... metidas hay que matarlas"

Una proteccionista de animales fue brutalmente golpeada por galgueros en Neuquén. Le desfiguraron el rostro, le fisuraron costillas y le rompieron dientes. 'La próxima aparecés en una zanja', le dijeron.
martes, 15 de septiembre de 2015 · 08:17

No sólo maltratan y asesinan perros. Tampoco les tiembla el pulso si tienen que atacar a las personas que intentan terminar con su negociado. En una nueva muestra de agresividad y desprecio por la vida, galgueros en Neuquén le dieron una brutal paliza a una mujer que se dedica a rescatar galgos que son descartados moribundos porque ya no sirven más para las carreras.

"La próxima aparecés en una zanja", le dijeron después de golpearla, patearla, desfigurarle la cara, fisurarle costillas y partirle piezas dentales. Esta agresión cobarde, lejos de ser repudiada en el mundo galguero, se reivindicó. Por ejemplo, un hombre, que aparenta ser un padre de familia ejemplar, publicó en Facebook: "A que matarlas a todas las putas éstas... por putas y metidas (...) Yo les pondría un fierro caliente en la jeta".

La víctima habló tras el ataque pero, por temor a nuevas agresiones, optó por mantener el anonimato. "Yo hago un trabajo demasiado arduo. Rescato galgos que fueron torturados, apaleados, hasta algunos apuñalados. Los desintoxico, los curo. Hago este trabajo sola", contó la mujer a La Mañana.

Este repudiable hecho no fue aislado y se suma a otros violentos ataques físicos y verbales de galgueros contra proteccionistas que se suceden, prácticamente, a diario. El último, gravísimo, le sucedió a Livio Folla, un docente de Santa Fe al que le incendiaron la casa por denunciar las carreras que están prohibidas por ley en esa provincia.

Diputados puede acabar con esta mafia

Es comprensible el nerviosismo de los galgueros. En Neuquén se prohibieron las carreras de perros y se les terminó el negociado que incluye no sólo apuestas ilegales sino comercialización de estupefacientes para suministrárselos a los perros hasta el límite de matarlos.

Cientos de proteccionistas y vecinos se concentraron el domingo en el monumento a San Martin en apoyo a la mujer agredida. La concejala Andrea Ferracioli, autora de la ordenanza que prohibió la carreras en esa capital, también amenazada por galgueros, condenó el ataque: "Expreso mi total repudio a estos hechos que demuestran la violencia hacia los hombres y mujeres que defienden a los animales. Esto es inaceptable para la sociedad".

A principios de agosto, el Senado dio dictamen favorable al proyecto de ley que prohíbe las carreras de galgos en todo el territorio nacional. Ahora, la decisión final la tiene Diputados. A la luz de los hechos, del maltrato animal, de las cobardes agresiones a proteccionistas, sean hombres o mujeres, sin distinción alguna, ¿estarán con el pueblo los legisladores o serán cómplices de esta mafia?.

 

 


Comentarios