En Río Negro

Descuartizó al dueño de casa para robarle

La policía detuvo a un inquilino de la víctima, de 79 años, que habría cometido el salvaje crimen para cobrar un dinero que el propietario tenía en el banco.
martes, 06 de octubre de 2015 · 08:19

Un hombre de 79 años fue encontrado descuartizado en su casa de la localidad rionegrina de Fernández Oro. Por el sangriento y macabro suceso fue detenido un inquilino de la víctima. La sospecha es que el hombre lo habría asesinado para cobrar un dinero que la víctima había depositado en un banco.

El cádaver fue encontrado alrededor de las 17.15, en una vivienda ubicada en la calle Lucinda Larrosa al 400 del barrio Matadero, en la mencionada localidad patagónica. Según informaron fuentes policiales, fueron los familiares de la víctima, Juan Martínez Parra, quienes radicaron el sábado una denuncia por averiguación de paradero.

Es que la nieta del anciano fue a la casa de su abuelo y le llamó la atención que él no le respondía. Ante esa situación, personal de la Regional Quinta arribó al lugar, donde ingresó por la fuerza y encontró manchas de sangre en el piso.

Según las fuentes, los efectivos hallaron tejidos del cuerpo de Martínez Parra en el inodoro y, en el entretecho de la casa, descubrieron parte del torso, una pierna y un brazo llenos de cal.

Por otro lado, se secuestró un hacha que tenía rastros de sangre y será peritada para determinar si fue utilizada para matar o descuartizar al hombre.

Por el hecho fue detenido Carlos Carrasco (23), un inquilino de la víctima, quién fue detenido como sospechoso de ser el autor del asesinato, dijeron las fuentes. Al respecto, el juez Santiago Márquez Gauna autorizó siete allanamientos, uno de los cuales se realizó en la casa de la novia de este joven.

En ese procedimiento se incautaron de una mochila que contenía el DNI de la víctima, cuatro certificados de plazo fijo y dos armas de fuego, una de fabricación artesanal.Los investigadores suponen que el imputado le robó el documento de identidad y unos papeles del banco para cobrar un dinero que la víctima había depositado.
 

Fuente: Crónica

Comentarios