en Mendoza

Un policía quedó detenido por la muerte de un joven de 19 años

Tras toda una jornada de investigaciones, se habría identificado al efectivo que utilizó la 9 mm responsable del disparo mortal.
domingo, 06 de mayo de 2012 · 09:34

La muerte de un joven por una bala que habría sido disparada por un efectivo policial golpeó a la sociedad y desde todos los ámbitos se busca dar con el responsable, al que se le aplicará todo el rigor de la ley. Horas después, cuando se investigaban las armas y el accionar de once efectivos, la fiscal Claudia Ríos, llegó a la conclusión de que sólo uno de los efectivos, un auxiliar, habría utilizado su arma reglamentaria (una pistola 9 mm), con la que mató a un joven de 19 años.

Ayer, la esquina de Groussac y Olaya Pescara de Tomba, en el barrio Palumbo, de Godoy Cruz, había vuelto a la tranquilidad. Muy poca gente en la calle. Nadie de los pocos entrevistados confirmó haber sido el denunciante de los ruidos molestos durante la madrugada del sábado y también nadie dijo a conocer de dónde salió el llamado al 911 que motivó, minutos después de las 2.30, la presencia de un móvil de la Unidad Especial de Patrullaje de Godoy Cruz, enviado por el Centro Estratégico de Operaciones (CEO).

La casa donde se realizó el encuentro tiene sus paredes recién pintadas. Y desde el interior, Guillermo, un chico de 16 años, se hace cargo de haber sido "el organizador", con una convocatoria abierta por medio de las redes sociales, las misma que han invitado para una marcha para este lunes (ver aparte).

La razón: "El crimen de Franco Gaspar Díaz, de 19 años, no puede ni debe quedar impune. Queremos saber quién fue el efectivo que, sin necesidad, disparó y lo mató".

La víctima, que no hacía mucho había regresado de Chile, donde vivía con su madre, se había radicado en un "domicilio en Dorrego, Guaymallén, junto a su padre y unos hermanos", según los dichos de sus familiares.

El motivo de la reunión, que no es la primera que se hace en esa casa, fue "por los 18 años que cumplía Lucas, y había mucha gente", aunque no se precisó una cantidad determinada.

Los hechos

Siguiendo el relato de Guillermo, la fiesta transcurrió "normalmente". Había gente adentro y también afuera de la casa, como en todo encuentro.

El disk jockey "manejaba" la música desde el techo de la vivienda, pero "tanto las luces como los parlantes estaban en el piso...", explicó el joven, en ese momento, acompañado por otros dos jóvenes vecinos que ante la presencia de Los Andes se agregaron al diálogo.

"Nadie sabe quién llamó y si en verdad hubo un llamado, pero lo cierto que cerca de las 2 y media, apareció un móvil policial y nos ordenó salir de la casa y apagar la música. Y así lo hicimos, pero también hubo algunos chicos que se molestaron y comenzaron a tirar piedras contra el móvil", confió el joven, versión que contradice la convocatoria, inserta en las redes sociales más tarde.

Y continuó con el monólogo: "Después aparecieron como siete u ocho camionetas llenas de efectivos y se pararon ahí...", la mano señala el centro de la esquina y comenzaron a disparar. "No sé si con Itaka o con pistolas pero las balas pegaban por todos lados". Según lo denunciado, el padre del joven y una pareja resultaron heridos con balas de goma mientras estaban en la calle.

El relato hace referencia a que, como era lógico, se produjo un desbande. "Todos salieron corriendo para cualquier lado". Sin embargo unos efectivos se metieron a la casa a los tiros. "Una de las balas (dicen que de plomo y proveniente de una 9 mm), impactó en la cara de Franco. El joven fue llevado en un móvil policial hasta el hospital El Carmen, distante a unas 10 cuadras, pero cuando llegó los facultativos certificaron que el herido había muerto, debido a un impacto de bala que ingresó por el mentón y salió por la nuca.

Interviene la fiscal de Delitos Complejos Claudia Ríos, quien durante la jornada de ayer y ya sobre el cierre de esta edición, habría encontrado responsable a uno de los once efectivos investigados, el que quedó detenido en el Centro de Detención Transitorio del Palacio Policial. Sólo se estaría a la espera de las pericias balísticas sobre todas las armas secuestradas.

(Fuente: Los Andes)

Comentarios