repercusiones

Historia secreta de “Los Galgos”, el equipo que filmó el spot en las islas Malvinas

El grupo utilizó un maratón corrido en marzo como “cobertura” para su producción.
viernes, 04 de mayo de 2012 · 11:49

Un experimentado jugador de hockey sobre césped que se recuperaba de una lesión, dos jóvenes velocistas de 400 y 800 metros, y un deportista amateur, que decía trabajar en una empresa de informática y oficiaba de traductor, permanecieron una semana en las islas Malvinas para filmar el spot que emitió anteanoche el gobierno nacional bajo el lema “para competir en suelo inglés, entrenamos en suelo argentino”.

La cobertura que utilizó el grupo para la filmación fue el maratón del 18 de marzo pasado, en el que participaron otros 12 argentinos en la competencia individual y dos equipos de postas. Uno de ellos fue “Dimos Todo”, conformado por ex combatientes, que obtuvo el primer puesto con 2h04m26s. El otro equipo eran “Los Galgos”, de Fernando Zylberberg (hockey) Florencia Lamboglia (velocista), Franco Díaz (velocista) y Laureano Andreotti (amateur), quienes arribaron a la meta dos horas tarde, en la posición 13°, afectados por el viento en contra.

A partir de entonces, y durante cinco días, “Los Galgos” recorrieron distintas locaciones de la isla para filmar el spot. Pese a que en las tomas participaban los cuatro, se decidió editar sólo a Zylberberg, el único que tiene asegurada su participación en los Juegos Olímpicos de Londres.

Frente a otros competidores, “Los Galgos” debieron ocultar el objetivo real del viaje durante toda la semana. Su explicación “oficial” -“conversando en el CENARD se nos ocurrió venir a Malvinas...” dejaba algunas dudas.

¿Por qué se juntaban un jugador de hockey, dos velocistas y un amateur de mínima experiencia para correr un maratón, sin contar, además, los gravosos gastos de viaje y estadía que debían solventar ellos mismos, que además tenían poca relación entre sí? Sumaba aún más enigma a “Los Galgos” que dos camarógrafos norteamericanos, uno residente en Nueva York, otro en Miami, permanecían día a día junto a ellos: los habían “seleccionado” para filmar un documental sobre la pasión por “correr maratones”, según la “versión oficial”. Aunque ninguno de “Los Galgos” era maratonista...

En un momento, cuando la sospecha sobre “el documental” se acrecentó, los norteamericanos decidieron fingir una entrevista con un deportista argentino en el Malvina House, donde se hospedaban.

Cada día, el “team” argentino debía rechazar, con cierto disgusto propio, que otros corredores quisieran sumarse a sus paseos por la bahía de Giypsy Cove -donde se avistan pinguinos-, los montes Longdon o Moody Brook -donde se desarrollaron los combates finales en 1982- o el cementerio argentino de Darwin, cuyas imágenes no fueron editadas en el spot.

Alojados en el Lookout Lodge, casi afuera del casco urbano, junto a los especialistas en desminado de Zimbabwe, “Los Galgos” guardaban silencio sobre su misión y esperaban la llegada del vehículo de los dos camarógrafos para iniciar la jornada de trabajo para la cual habían sido contratados.

Una de las imágenes más conmocionantes del spot es el ejercicio de triceps que realiza Zylberberg sobre los bancos de la taberna Globe, uno de los reductos más “antiargentinos”. Llevará mucho tiempo para que los isleños la olviden de su retina.

(Fuente: Clarín)

Comentarios