en mendoza

Una mujer fue apresada por abusar de su hijastro

La víctima es hijo del esposo de la detenida. Los abusos sexuales se prolongaron durante seis años. La acusada, además, está embarazada.
jueves, 17 de mayo de 2012 · 09:11

Una mujer de 37 años fue detenida el lunes después de que su hijastro la denunciara por violación. Según consta en el expediente, los abusos ocurrían en la casa de Rodeo de la Cruz donde vive la familia, cuando el padre de la víctima -y esposo de la acusada- no estaba presente.

La mujer -de quien se reserva el nombre por tratarse de un delito de instancia privada- fue imputada por abuso sexual agravado por acceso carnal y por la convivencia.

Fuentes judiciales dijeron que la detención, que estuvo a cargo de la División Delitos Contra la Integridad Sexual de la Policía de Mendoza, se llevó a cabo el lunes mientras la denunciada estaba en su casa del barrio La Palaya de Rodeo de la Cruz.

El denunciante es el hijastro de la detenida, un joven de 20 años que, apenas cumplió los 18, se presentó ante la Oficina Fiscal 9 para decir que era violado desde hacía aproximadamente seis años por su madrastra.

Una vez radicada la denuncia, se puso en marcha una pesquisa que concluyó el lunes con la aprehensión de la mujer.

Si bien estuvo algunas horas detenida, la Justicia le otorgó prisión domiciliaria ya que está embarazada de seis meses. Pero la imputada no volvió a la casa donde ocurrían los abusos sino que debió fijar otro domicilio -sería la casa de su madre-, donde debe cumplir con el arresto "para que víctima y victimario no se crucen", explicó un investigador.

En el expediente iniciado, consta que las violaciones comenzaron en 2004, cuando la víctima tenía 12 años.

Según contó el joven, los abusos se daban cuando su padre no se encontraba en la vivienda que todos habitaban. Es más, las fuentes consultadas explicaron que el hombre no estaba al tanto de lo que ocurría entre su esposa e hijo.

Fuentes judiciales agregaron que la mujer "ya sabía que había una denuncia en su contra", por eso la detención no la sorprendió.

Si bien allegados a la familia prefirieron mantener silencio, explicaron que la mujer trabaja como empleada doméstica y costurera y su esposo como mozo. Ambos son padres de un niño de seis años. La investigación del caso quedó a cargo del fiscal de Instrucción, Juan Manuel Bancalari.

(Fuente: Los Andes)

Comentarios