El peor final

La última autopsia de Julen: ¿lo mataron?

El caso del menor de 2 años que cayó a un pozo y fue sacado sin vida movilizó a toda España. Qué dice la investigación judicial.
jueves, 28 de febrero de 2019 · 10:30

La investigación judicial sobre el caso de Julen Roselló, el nene de dos años que murió al caer a un pozo en la localidad española de Totalán, intenta determinar si fue un homicidio imprudente o no. En este marco, el dueño del terreno y uno de los principales acusados, David Serrano, presentó un informe que trata de demostrar que Julen no falleció como consecuencia de su caída sino que fue víctima de los impactos sobre su cabeza de una herramienta que emplearon los bomberos para tratar de sondear el lugar.

La autopsia estableció que Julen murió minutos después de la caída a causa de politraumatismos encontrados en distintas partes de su cuerpo, en especial por un traumatismo en la cabeza, que los forenses atribuyeron a la caída por el pozo de 25 centímetros de diámetro .

El informe de la defensa que fue redactado por el arquitecto Jesús María Flores establece que una piqueta -una varilla de metal de un metro de largo con un punta en forma de gancho- usada para medir la profundidad del tapón de piedras y arena que se formó sobre el nene el domingo pudo ser lo que ocasionara el traumatismo craneoencefálico fatal.

El informe explica que Julen cayó de pie y con la cabeza entre sus brazos, por lo que habría estado protegida. Según el documento, los bomberos dejaron caer diez veces la piqueta desde distintas alturas para penetrar el tapón.

Al extraerla por última vez, cerca de las 21 del día del incidente, se recogieron de su extremo "ocho pelos pertenecientes al menor, 3 de ellos con raíz telógena".

"Nos lleva a preguntarnos qué otra tesis alternativa a la del impacto directo contra la cabeza del menor puede llegar a explicar la presencia de esos restos biológicos en la punta de la piqueta", señala la defensa.

"Los padres le escucharon llorar durante 30 segundos y es imposible que el niño se golpease con la cabeza puesto que cayó de pie. Podría ser que los impactos de esa piqueta le provocasen el traumatismo que provocó su muerte", indicó el abogado de Serrano, Antonio Flores.

Ese fatídico 13 de enero, Serrano, que es la pareja de una prima del padre de Julen, había invitado a sus familiares a comer una paella en el terreno.

El hombre aseguró que tapó el pozo con bloques de hormigón que tenía para levantar un muro de contención ante posibles desprendimientos en el terreno montañoso.

"Yo veía que alguien podía meter un pie y partírselo, pero jamás en la vida pensé que cabría un niño, eso jamás en la vida me lo voy a perdonar", afirmó en una conferencia de prensa. 

(Fuente: https://tn.com.ar)

Comentarios