Preservación del Patrimonio

Machu Picchu establece un límite máximo de visitantes por día

Las autoridades buscan que el recorrido por el santuario histórico de Perú sea una experiencia inolvidable y responsable.
sábado, 02 de febrero de 2019 · 09:34

Ya rige el nuevo “Reglamento de uso sostenible y visita turística de la Llaqta (ciudad, en español) de Machu Picchu”, con el que las autoridades buscan regular y dosificar los flujos turísticos del santuario histórico de Perú. De esa forma, su recorrido será una experiencia inolvidable y, a la vez, responsable con la preservación del patrimonio.

El nuevo modelo de gestión turística dejó atrás la denominada “capacidad de carga” de Machu Picchu, que hasta el año pasado establecía un límite de 2.500 turistas diarios. En cambio, ahora hace referencia a una “simultaneidad máxima razonable” no mayor a 2.500 visitantes dentro de la ciudadela al mismo tiempo, fijando como tope un total de 5.600 personas al día.

La explicación corrió por cuenta de Ricardo Ruiz Caro Villagarcía, asesor de la Dirección Desconcentrada de Cultura del Cusco, durante una charla informativa que brindó en la Cámara Nacional de Turismo del Perú (Canatur), con la participación de agentes de viajes, tour operadores y empresarios del sector.

Según Aerolatin News, en el evento se precisaron las medidas adoptadas con el nuevo reglamento de uso sostenible de Machu Picchu, como la modificación del sistema de visitas con tres horarios definidos, el tratamiento de los boletos de ingreso, los tiempos de permanencia, el costo diferenciado y futuros proyectos.

Ruiz Caro sostuvo que "la regulación y dosificación de flujos turísticos tiene como criterio tener bajo control los factores que pudieran poner en riesgo el valor universal excepcional de Machu Picchu en el largo plazo". Es decir, controlar en todo momento la 'simultaneidad máxima razonable' de visitantes no supere las 2.500 personas, y no sobrepasar el límite máximo diario 5.600 de visitas, determinado en un estudio en 2015.

También se requiere disipar la alta congregación de turistas que tiende a ocurrir entre las 8 y 11, lapso en el cual se acoplan en el mismo espacio varios patrones de uso turístico. “Por ello, la orientación actual es el Modelamiento de Flujos, teniendo bajo control un flujo constante de visitantes que ingresan y salen durante las horas de atención en el sitio”, comentó.

Tres rangos horarios

Para controlar la simultaneidad máxima de visitantes se han dispuesto topes máximos de venta de boletos por cada rango horario (RH) de ingreso:

1- Para el primer rango horario, de 6 a 9, se autorizó la venta de 2.550 boletos válidos para ingresar en este período. Con ello se aseguraría una simultaneidad máxima de 2.300 visitantes en la Llaqta, y se suman los 100 turistas que ingresan desde la ruta Wiñaywayna (Camino Inca) en ese rango. Además, al menos 350 caminantes van directo a las montañas Machu Picchu y Wayna Picchu.

2- Para el segundo RH, de 9 a 12, se ha autorizado la venta de 1.850 boletos válidos para ingresar en ese horario. Se calcula que, al menos 1.700 visitantes de los que ingresaron a la Llaqta en el primer RH -más los 100 que llegaron de Wiñaywayna- ya salieron de la ciudadela.

Se suman los 100 que vienen de Phuyupatamarka (Camino Inca), mientras que 200 caminantes están retornando de las montañas Machu Picchu y Wayna Picchu y 350 más ingresan, con lo que habría 500 caminantes en ambas montañas (de ida y vuelta). Así se mantendría una simultaneidad máxima de 2.300 visitantes.

3- Para el tercer RH, de 12 a 15, se ha autorizado la venta de 1.200 boletos válidos para ingresar en esas horas. Para ese momento, los 850 visitantes faltantes del primer RH, más los 100 llegados de Phuyupatamarka (Camino Inca) y -al menos- 1.250 del segundo RH ya abandonaron la Llaqta.

Se suman los 250 que llegan del Km. 104 del Camino Inca y se manejaría una simultaneidad máxima de 2.450 visitantes. A su vez, 400 caminantes están retornando de las montañas Machu Picchu y Wayna Picchu y 100 más ingresan, quedando 200 caminantes pendientes para salir de ambas montañas.

A su vez, para disipar la alta concentración temporal de 8 a 11 se desarrollará este año una política tarifaria con el objetivo de incentivar las visitas de la tarde y desestimulen los ingresos por la mañana.

Otras opciones de visitas

El funcionario destacó que "el nuevo modelo de gestión de Machu Picchu refunda su concepto actual de operación e incorpora otras rutas ancestrales y distintos paisajes.

Se espera la pronta incorporación de nuevos sitios para la visita turística: andenes orientales, Incarakay, el Templo de la Luna y la Gran Caverva, además de "caminatas ancestrales" asociadas a la experiencia Machu Picchu, como el Camino Ritual de Incarakay o el Camino de las Fuentes.

El Centro de Visitantes de Machu Picchu "será la clave del sistema y la obra emblemática" para el Bicentenario de la Independencia de Perú, en 2021. "Constará de tres bloques: la residencia del personal, el auditorio y centro de información, y -el más importante- un único punto de ingreso, control de boletos e inicio de todas las posibilidades de visita y uso público en Machu Picchu”, destacó.

Fuente: Clarín

Comentarios