opinión

Cómo Ethereum está rompiendo todos los récords en 2021

Enero ha sido un muy buen mes para el sector de las criptomonedas, más concretamente, para dos de ellas: Ethereum y Bitcoin.
miércoles, 24 de febrero de 2021 · 13:59

El pasado 19 de enero, la primera batió su récord al alcanzar los 1.428,94 dólares estadounidenses por unidad por primera vez en su historia. Esto significa un aumento de más del 90%, bastante por delante del crecimiento que experimentó Bitcoin, que ya había registrado una subida del 29% (y supera los 36.800 dólares estadounidenses por unidad).

Con estos números en mano, parece un buen momento para comprar Ethereum, también en Argentina. De hecho, este 2021 se presenta como un año muy prometedor para el sector de las criptodivisas en el país latinoamericano, que ya cuenta con uno de los ecosistemas de divisas digitales más desarrollados del mundo. En este futuro optimista, tiene un papel clave la crisis económica desatada por la pandemia, que hace que muchos busquen formas alternativas de inversión.

Bitcoin sigue siendo la moneda digital más importante del mundo, y eso también incluye Argentina. No obstante, poco a poco la divisa de Ethereum va ganando presencia en la nación, tanto en popularidad como en dominio económico. Su criptomoneda, llamada Ether, está experimentando una tendencia alcista, y eso parece haber sido bien aceptado por la sociedad argentina. Además, podría seguir siendo así con la llegada de Joe Biden en la presidencia de los Estados Unidos.

Ahora bien, es oportuno señalar las diferencias que existen entre Bitcoin y Ethereum, pese a que obviamente tienen muchas similitudes. Ethereum es mucho más que una divisa cripto que utiliza un sistema de cadena de bloques o blockchain, pues también funciona como una especie de computadora descentralizada con presencia en la nube con la que puede ejecutar programas cuando se realiza un pago. Es por esto que Ether es la moneda preferida para los desarrolladores.

Más allá de estas especificaciones técnicas, otra gran diferencia es en el límite de emisión de unidades. Mientras que en el caso de Bitcoin este está establecido en 21 millones, en Ethereum directamente no existe. Sus críticos lo ven como un dato problemático que no lo diferenciaría del dinero tradicional, pues su emisión iría determinada por la necesidad de cada momento, pero otros lo defienden porque en todo momento está controlado por la comunidad de miembros de Ethereum.

El mercado de las criptomonedas argentino, el cuarto en el mundo con mayor envergadura, está muy ligado al sector de las fintech. En un país en el que ya se cuenta con unas 268 empresas de este tipo, una cifra muy superior a la de los bancos tradicionales y que ha aumentado en casi un 50% en los dos últimos años, no cuesta entender que las criptodivisas también tengan una muy buena acogida. Es más, ya son más de 900.000 los argentinos que invierten en cripto regularmente.

Otra razón que podría explicar el éxito del que está gozando actualmente Ethereum, también en Argentina, es por las optimistas predicciones que se han hecho de su futuro. A finales de 2020, se conocía la intención de CME de lanzar unos contratos que podría atraer la atención de compradores institucionales, que por ahora son más bien pocos. Sin duda, el apoyo institucional sería clave para elevar todavía más el éxito de Ether y esto seguramente lo sepa quien ya ha decidido invertir en ella.

Por todo esto y mucho más, no parece descabellado afirmar que Ethereum tiene por delante un gran 2021 y que este año podría convertirse en la criptomoneda que más gana en popularidad. Bitcoin parece imposible de desbancar, pero es innegable que las esperanzas están puestas en su rival más próximo. 

Comentarios