informe

En el primer año de pandemia ¿cuántas obras fueron finalizadas en San Juan?

La obra pública no paró y la privada fue la primera en volver al ruedo en todo el país. Sin embargo, los números que arrojaron desde la Dirección de Planeamiento mostraron una realidad llamativa en el sector.
miércoles, 10 de febrero de 2021 · 23:03

Desde el comienzo de la cuarentena impuesta a partir del 20 de marzo por la irrupción del Covid-19, el Gobierno Nacional se puso como objetivo apuntalar la obra pública como mascarón de proa de la recuperación económica y reactivación del empleo. En San Juan se acató ese lineamiento, y además, el status sanitario de los primeros meses permitió que la provincia fuera la primera en el país en volver con la obra privada. Sin embargo, los números que arrojaron desde la Dirección de Planeamiento, mostraron una realidad paralela con los resabios que dejó la crisis económica en el sector de la construcción. 

En 2019 la Dirección de Planeamiento de la provincia entregó 531 permisos de edificación entre obras públicas y privadas, en tanto que en el 2020 fueron 411. Es decir, 120 menos permisos en comparación entre dichos periodos. Los permisos de edificación son aquellos que dan por autorizada el inicio de una obra, pero no define la finalización. 
Para este proceso existe algo llamado certificado final de obra, que establece que la misma ha sido proyectada y ejecutada en conformidad con Código de Edificación. En 2019 en San Juan se emitieron 413 certificados de finalización de obra, en tanto que el año pasado hubo 231 que acreditaron la obra finalizada. En porcentajes, hubo un 44% menos de obras finalizadas en 2020 con respecto al 2019. Vale aclarar que los expedientes de iniciación de obra no se corresponden con aquellos de finalización, y que además, en la mayoría de los casos se realiza un expediente para reunir varias obras de construcción, ya sean un conjunto de casas, un edificio o varios complejos. 

"Esta disminución en los números se ve reflejada por un lado por la pandemia que atrasó todos los procesos y por otro a la crisis económica que afectó en diferente medida a los insumos relacionados con la construcción", sostuvo Jaquelina Cueli, directora de Planeamiento a este diario.

Muchos expertos aseguran que la buena salud de la construcción es vital para la economía, porque es uno de los pocos sectores que tienen la capacidad de amplificar los ciclos económicos, por lo que, cuando la actividad empieza a caminar, esta industria lo hace a un ritmo que duplica o triplica al del crecimiento del PBI, genera rápidamente puestos de trabajo, multiplica la inversión en nuevos proyectos y derrama beneficios en los distintos eslabones que tiene su cadena productiva.

Si bien la pandemia atrasó en gran parte los procesos de construcción, algunos indicadores a nivel nacional afirman que la el panorama de la construcción es prometedor en el año entrante. Tal es el caso del Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) que aumentó 4,3% mensual en la medición sin estacionalidad, mientras que anualmente mostró un alza de 27,4%. También la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) difundió el noveno relevamiento entre sus socios desde que comenzó la pandemia. La encuesta realizada entre el 18 y el 29 de enero de 2020 destacó que en las obras con contrato vigente al 31 de diciembre de 2020 hay un 71% en desarrollo normal, un 11% que están demoradas y solo el 5% paralizadas; en diciembre de 2020, el 47% de las empresas presentaron presupuestos u ofertas de obras públicas y también el 47% para obras privadas; y sólo 9% de las empresas tiene personal suspendido.

En cuanto a insumos claves como el cemento, también hay indicadores positivos. Según un trabajo del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), los despachos de cemento totalizaron 976.939 toneladas en el último mes de 2020, una mejora de 33,6% con respecto al mismo mes del año anterior (732.734 toneladas). Esto representó el mejor desempeño en 28 meses (desde agosto 2018). Si bien existió una caída significativa a partir de abril y las restricciones dispuestas por el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), el informe sostuvo que “en el último cuatrimestre del año el incremento fue significativo: +10% en septiembre, +13% en octubre, +25% en noviembre y +33% en diciembre”.

Comentarios