Negociaciones

Una luz de esperanza para terminar con el conflicto de la EMA

Los trabajadores de Electrometalúrgica Andina analizan por estas horas una vía de solución a su conflicto laboral que dejó en la calle hace un año a 300 familias.
lunes, 26 de agosto de 2019 · 16:01

Los empleados de la malograda Electrometalúrgica Andina analizan por estas horas una vía de solución a su conflicto laboral para 300 trabajadores, tras el cierre de la empresa que fue hace alrededor de un año. Este lunes se bajó a consideración de los empleados la propuesta de que constituyan una cooperativa para administrar la venta de energía, aprovechando las usinas que tiene la empresa.

Según dijo el gremialista del Sindicato de los Químicos y trabajador de la EMA, José Gordillo, desde hoy está disponible la propuesta para quien quiera analizarla y firmarla en conformidad. Estimó que serán unos 80 trabajadores los que tienen la esperanza de reactivar la fábrica ubicada en Chimbas que podrían darle forma a esta cooperativa, que en principio es una idea de la patronal.

Es que las hermanas Carmona, propietarias, estuvieron muchos meses sin dar la cara y tras varias denuncias de los empleados, propusieron contratar una consultoría contable legal que encabeza el contador Osvaldo Rebollo, quien ya había sido síndico de la firma. Estos consultores propusieron como salida al dilema la cooperativa, que falta ver si tiene las adhesiones suficientes. El contrato de estas personas vence a fines de agosto, por lo que se espera que haya decisiones esta misma semana.

“Los números en realidad no cierran mucho en forma inmediata pero es una luz de esperanza para solucionar lo de las fuentes de trabajo”, expresó Gordillo en diálogo con Tiempo de San Juan.

Gordillo dijo que ya avanzaron con pedidos al EPRE para una futura venta de energía que es energía limpia que se paga en dólares, por lo que alcanzaría para compensar a los que trabajen en la nueva cooperativa, con vistas a una solución a mediano plazo. Según el gremialista, la venta de energía se haría usando las usinas hidroeléctricas, un total de tres, que hay en la fábrica ubicada en Chimbas, en Albardón y Pocito. Por otro lado está la idea de echar a andar con esa energía un horno para producir carburo de calcio que también se paga en dólares, aunque para eso debería haber una inversión que hoy no es posible. De todos modos, evalúan poder dejar a punto la fábrica para poder pasarla a un futuro comprador si aparece.

Según el gremialista, hay varias cosas que analizan para la conformación de la cooperativa, una de ellas es ver cómo no perder los derechos que tienen como trabajadores en relación de dependencia. Hay algunos de los obreros que ya consiguieron trabajo en otro lugar, pero la mayoría espera un resarcimiento y de ellos algunos iniciaron un juicio contra la empresa y se consideraron despedidos, por lo que hay diferentes situaciones. La idea es que el gremio fiscalice si se cumple la normativa de las cooperativas y que funcione dándole rédito a los que trabajen en ella. Según Gordillo, hay trabajos como el de mantenimiento de fábrica que contempla esta nueva empresa si se forma.

Más de
EMA

Comentarios