cae la industria

Confirman casi 4000 suspensiones en Volkswagen

La empresas alemana confirmó que la medida alcanza a 3900 trabajadores y no a 2800 como se informó inicialmente.
jueves, 02 de mayo de 2019 · 20:09

Este jueves se confirmó que serán casi 4 mil los operarios suspendidos por la empresa Volkswagen en su planta situada en la localidad de Pacheco, partido de Tigre, lo que representa un 40 por ciento más de la cifra de 2800 que habría trascendido originalmente.

El motivo de las suspensiones es la crisis que atraviesa el sector automotriz, con una fuerte caída en las ventas y costos de producción locales que hacen muy difícil competir con los productos importados, pero además en el caso de la compañía alemana, se produjo un cambio en la línea de producción, por lo que hasta fin de año parte de la planta estará paralizada.

De todas maneras, las suspensiones pusieron en estado de alerta a los sindicatos que tienen injerencia en el sector, que vienen advirtiendo sobre la pérdida de por lo menos 7 mil puestos de trabajo en los últimos 3 años, además de una caída sensible en el poder adquisitivo de los trabajadores.

El líder del Smata, Ricardo Pignanelli, admitió que el sector automotriz es uno de los más sólidos de la economía nacional, pero alertó sobre lo que podría pasar si no se toman medida para paliar la crisis y reactivar el consumo interno, e indicó que otras empresas podrían comenzar a suspender y luego a despedir trabajadores.

Según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), solo durante el primer trimestre de 2019 las suspensiones de las automotrices alcanzaron a 7700 trabajadores, y la caída en la producción podría profundizarse después de mediados de año debido al comportamiento del mercado automotor, que deja de demandar vehículos del año en curso a medida que se acerca la producción del modelo siguiente.

De todas formas, hasta el momento no se había registrado una medida que afecte a tantos trabajadores de una solo empresa como la que acaba de disponer Volkswagen en su planta de Pacheco, por lo que ahora hay temor entre los empleados por el futuro de las líneas de ensamble de otras compañías y los tiempos de suspensión si no se reactiva el mercado.