Este año no habrá vendimia en Tucumán

jueves, 15 de octubre de 2015 · 21:49

Una helada intensa quemó todo “el verde” en la zona de los valles tucumanos, lo que significó un duro golpe para los productores vitivinícolas radicados en esa zona de Tucumán. Según informa el diario La Gaceta, en particular, los bodegueros y agricultores se quedaron sin la posibilidad de recuperar los viñedos al sufrir tres grados bajo cero durante cinco horas, registrados el lunes a la madrugada, tras la nevada del fin de semana.

“Pasaron menos de 24 horas y los brotes están caídos y todos negros. La planta volverá a prosperar el próximo año, pero no habrá cosecha en 2016”, dijo Alberto Guardia, referente de la Cámara de Bodegas y Viñedos del Tucumán.

Según el empresario, en primera instancia, se observaron daños sobre el 70% y el 100% de los viñedos en el territorio tucumano. Campos de Catamarca y de Salta también fueron afectados. El efecto se extendió a terrenos ubicados a partir de los 1.700 metros de altura sobre el nivel del mar, explicaron en el sector.

“Anoche (por el lunes) se produjo una helada importante en el área de Cafayate. Los viñateros efectuaron la denuncia hoy (ayer) y mañana temprano (por hoy) saldrán los técnicos para realizar un relevamiento en el área y determinar cuántas hectáreas están afectadas”, comentó a LA GACETA el secretario de Asuntos Agrarios de Salta, Lucio Paz Posse. En la provincia vecina hay 3.000 hectáreas de viñedos, informó el funcionario.

“Preveíamos una helada para el sábado o el domingo últimos después de las bajas temperaturas de los días anteriores y de la nevada. Sólo restaba que se despeje el cielo. Pero se demoró y llegó el lunes por la madrugada”, comentó Guardia, al describir la situación local.

No sirvieron las diferentes estrategias de las bodegas y de los agricultores. A las grandes empresas del sector tampoco les funcionaron los llamados “quemadores” para evitar el golpe de la helada. “Es que es el peor momento para soportar un fenómeno así”, enfatizó el propietario de Las Arcas del Tolombón.

En la provincia hay 120 hectáreas cultivadas y alrededor de 50 actores, entre bodegas y agricultores. En 2015, se obtuvo un millón de kilos de uva y se produjeron 700.000 litros de vinos.

Tras cerrar la vendimia 2015, las plantas de uva se encontraban en el período de brote joven. Luego se abren las yemas y salen las florece, comentó Guardia. “El brote joven no resiste las heladas”, añadió.

La producción vitivinícola de la provincia cayó en los dos últimos años un 25%, aproximadamente, por temporada debido a diferentes heladas.

Sin embargo, el último fenómeno registrado fue sorpresivo teniendo en cuenta el período del año. También se aguarda una helada más para fines de noviembre.

“Este año se adelantó la de noviembre o se atrasó la de septiembre, y cayó cuando brotaba la yema algodonosa. Genera un poco de desazón. Estar un año sin uva será difícil (para la elaboración de vinos)”, comentó Guardia, quien aclaró que algunas bodegas medianas y grandes tienen stock de vinos de anteriores cosechas y podrán cubrir la demanda de la bebida. “Será difícil para el productor que vive de cosecha en cosecha”, recalcó.Juan Goitia, ingeniero agrónomo, comentó que se quemaron entre el 90% y el 100% de lotes que tenían hasta 100 centímetros de largo.


“Vendrá otro brote de flores, pero tendrá menor fertilidad que el primero (por el anterior). Seguramente, habrá menos brote (flores) y, por ende, menos uvas”, aclaró el técnico, quien también confirmó que se conocieron casos en Catamarca y Salta.

Ahora, algunos bodegueros evalúan traer la fruta de La Rioja para poder alcanzar un mínimo de volumen de la actual vendimia. 

Fuente texto y foto La Gaceta


Valorar noticia

Comentarios