EXCLUSIVO

La gestión reservada de Uñac por el Presupuesto 2016

El candidato a gobernador por el oficialismo viajó a Buenos Aires advertido de que faltaban recursos para viviendas y obras viales en el texto que debatía la Cámara Baja. Y logró la restitución. Por Daniel Tejada- Canal 13 San Juan.
lunes, 12 de octubre de 2015 · 07:01
Por Daniel Tejada
Canal 13 San Juan

Fue una advertencia entre hermanos. El diputado nacional Rubén Uñac repasó los números del proyecto de Ley de Presupuesto 2016 y encontró cierta tijera en fondos  para viviendas y obras viales sanjuaninas. La reacción del vicegobernador y candidato del oficialismo, Sergio Uñac, fue inmediata. Partió raudamente a Buenos Aires y se echó al hombro la gestión política para revertir el recorte. Tuvo éxito.

Así lo reveló una fuente calificada a Tiempo de San Juan, en la víspera del tratamiento de la ley de leyes en la Cámara Baja del Congreso, que obtuvo media sanción el pasado miércoles cerca de la medianoche.

Un año atrás, la gestión política hubiera recaído casi con exclusividad sobre las espaldas del gobernador José Luis Gioja. Pero el clima de recambio propio del año electoral corrió la carga de las responsabilidades. Todo lo referido al 2016, incluidos los recursos federales, ya es problema de la próxima gestión.

Uñac es solamente uno de los candidatos en carrera para suceder a Gioja. Pero los números de las primarias lo ubicaron con una clara expectativa de triunfo para el 25 de octubre. Obtuvo 202.977 votos, contra 95.690 de Roberto Basualdo, la segunda fuerza.  Según el escrutinio definitivo del 9 de agosto, la fórmula Uñac-Lima alcanzó el 52.31% de los votos afirmativos. La fórmula Basualdo-Conti, el 24.66%. Los otros candidatos en carrera se repartieron el 23.03% restante, incluido el senador Ruperto Godoy, derrotado en la interna del Frente para la Victoria.

La última palabra será del electorado, pero el vicegobernador no podría permanecer como un simple observador mientras en el parlamento se resuelven los recursos para su eventual gestión.

El mayor de los hermanos Uñac puso de cabeza a su equipo de asesores a analizar todos los números que le correspondían a la provincia en el proyecto enviado por la Casa Rosada. Allí hubo buenas noticias y otras no tanto. Entre las primeras, lograron cuantificar en unos 18.500 millones de pesos anuales los recursos por fuera de coparticipación previstos para todo el ejercicio 2016. Entre las malas, un desfasaje entre lo presupuestado y lo esperado, para viviendas y obras viales, que orillaba los 700 millones de pesos.

Advertido sobre este punto, el candidato a gobernador voló a Buenos Aires y se instaló en el Congreso. Se reunió personalmente con el presidente de la Comisión de Presupuesto de Diputados y portavoz del oficialismo en la materia, Roberto Feletti. El funcionario kirchnerista tomó nota del pedido e hizo alguna consulta. Más tarde se comunicó con Uñac y le confirmó la buena nueva. La movida política había resultado.

Prueba superada para el vice, que ya es identificado en los despachos nacionales desde su obligada suplencia de Gioja entre octubre de 2013 y febrero de 2014, luego del accidente del helicóptero. 

En esos delicados meses que incluyeron desde el levantamiento policial hasta la caída de Pascua-Lama, reclamos de viñateros y médicos, Uñac acudió reiteradas veces a la Nación y encontró una respuesta comprensiva: San Juan atravesaba una situación excepcional y hubo una decisión política de acompañar a la provincia ante la ausencia del gobernador.

Por otro lado, la salud de Gioja trajo un incesante desfile de funcionarios que, lógicamente, fueron recibidos por el vice. La circunstancia extraordinaria posibilitó que Uñac se entendiera con ellos mano a mano.

Luego la decisión de Gioja de ungir al pocitano como candidato del oficialismo terminó de encauzar las voluntades. El "padre de los peronistas”, según la definición de Karina Rabolini como vocera de Daniel Scioli, había elegido a su sucesor.

El nombre de Uñac empezó a sonar en campaña en boca de funcionarios nacionales de paso por San Juan, como la ministra de Industria, Débora Giorgi; el de Planificación Federal, Julio De Vido; o el propio gobernador de Buenos Aires y candidato presidencial.

Pese al crecimiento del producto bruto geográfico, las exportaciones y la recaudación, la provincia sigue atada al cordón umbilical de la Nación. La buena relación con el sucesor de Cristina Fernández de Kirchner parece tan imprescindible como resultó ser desde 1983 a esta parte. Consciente de ello, Uñac empieza a sacar chapa. Con Gioja como respaldo.

Comentarios