fuerte demanda habitacional

Casas: Cara a cara, los créditos

Después del anuncio nacional, una comparación de los préstamos para viviendas únicas que ofrecen el IPV a nivel local y la Nación a través del Banco Hipotecario. Por Miriam Walter.
sábado, 16 de junio de 2012 · 10:42

Por Miriam Walter
mwalter@tiempodesanjuan.com

“Son préstamos parecidos a los que damos nosotros en el IPV”, dijo José Luis Gioja al salir del acto donde Cristina Fernández presentó un plan de créditos inédito para construir 400.000 casas en 4 años y, de ellas, las primeras 100.000 en 2012. El Gobernador ratificó que la línea de créditos local que existe hace años seguirá vigente y coexistirá con la nacional, pero el interesado deberá elegir entre una y otra para hacer realidad el sueño de la vivienda propia.
Lo que tienen en común ambos planes –que se llaman en el caso local “Operatoria Individual” y en el caso nacional “Programa Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar  PROCREAR”- es que son asistencias para vivienda única, es decir, para los que no tienen ninguna casa a su nombre; que el Estado es el ente que financia (la Provincia, a través de los fondos recaudados por el IPV; y la Nación, a través de plata de ANSES y de Tesoro nacional, entre otros); y que ofrecen montos considerables de dinero, con tasas muy por debajo de las de la banca privada y con plazos a pagar de 20 y 30 años. Los préstamos provinciales se tramitan en el IPV (Centro Cívico) y los nacionales en ANSES (personalmente en la sede de Tucumán antes de Libertador o vía web) que da turnos para el Banco Hipotecario.

A grandes rasgos hay criterios comparables:

-Beneficiarios: el IPV sólo apunta a los dueños de terrenos de 18 a 60 años (los de más de 60 años deben presentar garantes), que ponen la propiedad a nombre de la entidad como garantía del crédito. En el plan nacional, dependiendo de cada línea de crédito, podrán acceder personas de entre 18 y 65 años, con y sin terreno previo: en el primer caso, pueden ser predios propios o de un familiar y eso implica el acceso al crédito en forma inmediata, con la posibilidad incluso de contar –sin costo- con varios planos modelo para construir la casa; en el caso de los sin terreno, se accede al crédito mediante proyectos de urbanización o a través de proyectos de constructores privados, los tiempos dependerán de cada proyecto y, para quienes califiquen, la adjudicación se hará a través de sorteos de la Lotería Nacional, teniendo previsto el Estado Nacional aportar 1.700 hectáreas de tierras fiscales en todo el país.

-Ingresos: mientras que la Nación prestará por primera vez dinero para casas sin fijar ingresos mínimos ni máximos al solicitante, el IPV fija ingresos desde $3.100 y establece que “teniendo en cuenta el carácter eminentemente social” del crédito, el límite máximo de ingresos del grupo familiar es de $15.000.

-Requisitos y condiciones: en el IPV piden antigüedad laboral mínima en relación de dependencia y a independientes de 1 año y podrán sumarse ingresos entre cónyuges o convivientes; sobre el terreno piden la escritura, que tenga servicios básicos (como mínimo electricidad y agua potable), estar ubicados en áreas no inundables y reunir las condiciones físicas que garanticen un suelo apto para fundar; y se exige que el proyecto lo lleve un maestro mayor de obras o arquitecto.  En la Nación piden antigüedad laboral en relación de dependencia de 1 año y a  independientes de 2 años y podrán sumar ingresos entre cónyuges o convivientes, la relación cuota-ingresos es de hasta el 40 %, se consideran todas las obligaciones que tengan en el sistema financiero y no deben tener antecedentes negativos en el sistema financiero; sobre el terreno piden título de propiedad, especifican que el valor del proyecto de obra no puede superar 4 veces el valor del terreno, el terreno deberá estar ubicado en zona urbana o semi-urbana consolidada (con infraestructura de servicios y acceso a medios de transporte), sobre calle o camino trazado y con baja probabilidad de inundaciones.
-Monto a prestar: el IPV presta entre $106.207 y $150.000, dependiendo de la categoría de la vivienda (B o C, diferenciadas por sus terminaciones y materiales) y la cantidad de dormitorios (1,2 ó 3), en las modalidades de pago a 20 y 30 años. La Nación presta entre $200.000 y $350.000, dependiendo de los ingresos.

-Tasas: el IPV establece una tasa de interés variable anual de 5,5 % para casas categoría B y 6,5 % para categoría C. La Nación establece la tasa de acuerdo a los ingresos, en 5 grupos: para los que ganan hasta $5.000 del 2 % los primeros 5 años y desde el sexto en adelante pasa a 4 %, de $5.001 a $10.000 del 7 % y luego del 13,75 %, de $10.001 a $15.000 del 10 % pasa luego al 15 %, de $15.001 a $20.000 de 11 % y luego de 16 % y de $20.001 a $30.000 (sin terreno) del 14 % pasa luego a 18 %.

-Cuotas mensuales: en el IPV van desde $730 a $1.118 con 20 años de financiación y de $603 a $948 con 30 años de financiación, dependiendo de la cantidad de dormitorios y de la categoría (B o C) de casas. En la Nación, la cuota inicial para un préstamo de $200.000 va desde $749 a $2.830 de acuerdo a los ingresos del solicitante.

-Tipo de casas: el IPV financia viviendas entre 1 y 3 dormitorios, con un baño, lavadero, cocina y comedor o cocina-comedor de hasta 85 m2, que puede contemplar ampliaciones (no financiables) de hasta 150 m2. La Nación no informa aún especificaciones, salvo que se prevén “casas modernas, lindas, completas y pensadas para ampliarse”, además del ofrecimiento de planos gratis con diversos modelos de construcción que para el caso de Cuyo es un solo modelo de más de 100m2.

-Desembolsos: el IPV fija 4 entregas dinerarias, el 15 % dentro de los 15 días de inscripción, 30 % con avance de obra al 20 %, 30 % con obra al 50 % y el 25 % restante con obra al 80 %, a lo largo de 24 meses máximo que debe durar el proyecto. La Nación otorga un anticipo al momento de la hipoteca y desembolsos de acuerdo al cronograma de avances de obra que serán verificados por peritos técnicos designados por el Banco Hipotecario.

Los terrenos, un enigma

Si bien Cristina Fernández habló de la disposición de “1.700 hectáreas de tierras fiscales en todo el país” para construir allí casas, José Luis Gioja dijo que ordenará un censo para saber cuáles son en San Juan los predios para tal fin. Mencionó “los nacionales, los que son del Ferrocarril, y en los alrededores del RIM 22 (foto)”. Luego aseguró que no conoce con exactitud los detalles del plan, al que calificó de “muy bueno”  y dijo que viajará a Buenos Aires para conocerlos. Una de las cosas que se desconoce es si habrá un cupo de créditos por provincia.

CIFRAS

70
Es, en miles, el déficit de viviendas en San Juan, según los cálculos del IPV.

300
Son las consultas que se hicieron en la sede de ANSES local al otro día del anuncio.

300
Son, en miles, los registrados del país en la web ANSES para el crédito antes de que colapsara el sistema.

200
Son, en miles, los puestos de trabajo que se prevén crear en el país con el plan, la mitad directos.
 

 

Comentarios