Problemas de importación y exportación

San Juan volvió a ser “brasildependiente”

Desde la Cámara de Comercio Exterior señalaron que la provincia pasó de exportar pasas, caso emblemático, un 55 % a Brasil en los últimos años, a ser actualmente el destino del 85 % de ese producto exportable. Por Viviana Pastor
martes, 12 de junio de 2012 · 09:18

Por Viviana Pastor
vivipastor@tiempodesanjuan.com

San Juan pasó de vender el 55 % de su producción de pasas de uva a Brasil, a exportar actualmente más del 85 % de la producción total de ese producto, según las cifras de la Cámara de Comercio Exterior, que aglutina los principales exportadores del sector. Esta situación, generada por las últimas políticas nacionales de comercio exterior, transforma a la provincia en “brasildependiente”, lo que, según explicaron puede traer más problemas que beneficios.

El término “brasildependiente” era muy usado en la década del ’90, cuando Brasil era el principal mercado de los productos locales. Pero en los últimos 8 años, el Gobierno de la Provincia y los empresarios trabajaron para diversificar los mercados y dejar de lado la dependencia con Brasil que tenían los productos sanjuaninos.

Así se logró llegar con productos sanjuaninos a Rusia, Polonia, Lituania, Colombia, Inglaterra, Alemania, Francia, Taiwán, entre muchos otros. En el 2009 San Juan llegó con 218 productos a 116 países. “Hoy no podemos llegar a esos mercados porque no somos competitivos, el grave problema es que terminó siendo Brasil el principal mercado otra vez. Esto, que es fortaleza para algunos por ser vecinos, es en realidad una debilidad porque pasamos a depender de un sólo mercado, lo que hace que ante cualquier problema nos quedemos sin la posibilidad de colocar la producción. Por eso durante tantos años buscamos diversificar el mercado y dejar de ser “brasildependientes”, señaló Roberto Gutiérrez, gerente de la Cámara de Comercio Exterior de San Juan.

Antes de este trabajo para llegar a más mercados, Brasil compraba el 75 % de la producción de pasas, que después se logró bajar al 55 %; hoy no sólo se volvió a la dependencia, sino que se superó el índice inicial para llegar al actual 85 %. El resto de los productos sanjuaninos más tradicionales estaría en una situación similar.

¿Por qué se perdieron mercados? Primero por las trabas a la importación que impuso el Gobierno Nacional, que según explicó Gutiérrez, dificultan la programación de la producción ante la falta de algún insumo que no se puede sustituir y por lo tanto no se puede cumplir con los pedidos en tiempo y forma. Además hace que muchos países actúen de la misma forma con Argentina, impidiendo el ingreso de estos productos a sus mercados.

En segundo lugar, la suba de los costos internos, sobre todo del flete hasta el puerto, de la energía, mano de obra, etcétera, que impacta sobre el precio del producto y lo deja fuera de competencia.

Y finalmente por el cambio en las reglas de juego para la venta e ingreso de divisas de los exportadores, ya que el Gobierno cambió los plazos, acortándolos, y los compradores no entienden que deban repactar pagos, “es algo que no comprenden afuera”.

“La falta de insumos importados afecta a la programación que la empresa hace respecto al año productivo y comercial, estas demoras e inconvenientes de insumos a veces es gravoso porque si bien a veces se pueden comprar sustitutos, éstos son más caros y se incrementan los costos internos. Además en el caso de los productos agroquímicos, ponerse a sustituir productos muy bien probados por otros que no se conocen deja el productor y exportador con la duda de cómo va a seguir la producción con ese cambio de producto”, destacó Gutiérrez.

Como consecuencia, hay demoras del año productivo y demoras en el programa comercial, pero fundamentalmente lo que produce esta situación es impactar en la estructura de costos y esto es lo que está poniendo en problemas al sector exportador. “La suba en el transporte, los insumos, combustible, la mano de obra, impactan. Pero además, los precios internacionales de nuestros commodities no tienen grandes diferencias interanuales. Se continuó exportando año a año, cada vez menos producción y con casi nula rentabilidad. Se está realizando un gran esfuerzo exportador para mantener el mercado”, señaló el gerente.

La Cámara no tiene cifras, “pero perdimos muchos mercados, por ejemplo se perdieron mercados de Europa por los fletes, mientras más lejos debe competir el producto, más difícil resulta y hay mercados donde ya no somos competitivos”, explicó el gerente.

El problema, explicó, es que ante cada mercado perdido se fue poniendo más presión sobre el mercado brasileño, “que a Dios gracias en los últimos años tuvo un crecimiento de consumo importante y lo fue absorbiendo, con otros precios o con condiciones y por eso llegamos a esta situación”, dijo.

El problema con Brasil

En marzo pasado debieron salir las primeras cargas de pasas de uva desde San Juan hacia Brasil, pero estuvo guardada y recién esta semana salieron los primeros camiones, reiniciando la exportación que estaba paralizada.

Brasil puso como exigencia que se haga tratamiento a la carga con bromuro de metilo, “nunca se hizo antes, es una barrera paraarancelaria y fitosanitaria que no necesaria. Brasil sacó esta medida diciendo que la pasa tenía arañita de la vid, un ácaro, pero ellos y nosotros sabemos que nos es verdad, hace muchos años que exportamos es nuestro principal mercado, y esa fue la medida que impidió que se pueda enviar la pasa”, dijo Gutiérrez.

Por eso llegaron esta semana los técnicos brasileros para inspeccionar las plantas de procesamiento de la pasa para “convencerse  de que de existir la arañita que no existe”, ésta quedaría sin vida con el tratamiento. Los exportadores esperan que la próxima semana Brasil  levante la barrera y lo productos almacenados desde hace 3 meses puedan salir a su destino. “Algunos compradores bajaron los contratos, esto ocurrió en menor medida, pero pasó”, señaló.

El gerente de la Cámara señaló que el tema de la pasa se destrabó gracias a las gestiones del  gobernador José Luis Gioja, “que desde el primer momento puso toda la fuerza de su gestión y sus relaciones para que, en este conflicto con Brasil, poner a la pasa de uva como producto en el primer lugar”. Gioja instaló a la pasa como producto que tenía que tener tratamiento preferencial en este intercambio de negociaciones y al ser prioritario posibilitó que en la primera negociación entre los dos cancilleres se intercambiara, como gesto de buena voluntad, la Argentina liberó carne de cerdo que tenía impedido el ingreso de Brasil y Brasil liberó la pasa de uva. “De no haber sido instalada la pasa por el Gobernador,  otro hubiera sido el producto porque hay muchos en todo el país con problemas. El agradecimiento permanente al Gobernador por eso”, desatacó Gutiérrez.

Mientras tanto los tiempos corren para solucionar las barreras que tienen los otros productos sanjuaninos junto con otros 150 de todo el país. San Juan peleará por salvar al ajo, uva en fresco –ahora sin problemas por no ser temporada- aceitunas, aceite de oliva y vinos. Para esto, los cancilleres se dieron 120 días de negociación, para analizar por contingente de productos qué se negocia y cuándo se liberan unos y otros.

Desde la Cámara se está trabajando en forma conjunta con el Gobernador, el Ministro de Producción y Desarrollo Económico, Marcelo Alós;  y el secretario de Política Económica, Leonardo Gioja, estudiando sector por sector y analizando las medidas correctivas o herramientas que se puedan plantear a nivel nacional. También para que la provincia establezca  alguna medida que haga que la estructura de costos se aliviane de alguna manera para que el exportador pueda mantener al menos esos mercados.

Exportaciones 2012

a Cámara no tiene cifras de lo exportado hasta en el 2012, pero adelantaron que dependiendo de los productos, algunos se exportaron menos y otros igual o casi igual al año anterior. Aclararon que si bien las estadísticas pueden mostrar un mayor valor al del 2011, porque es posible que hayan ingresado más divisas, “el tema está en que aún cuando sea así, ese valor lleva intrínseco el valor del flete desde la provincia al puerto, la suba de los costos portuarios que tuvo un incremento muy importante y se refleja en más valor. Más allá que se mire como suba, no significa mayor rentabilidad porque en general los exportadores han perdido rentabilidad, se han manejado muy ajustadamente para mantener mercados y aun así hemos perdido varios”, dijo Gutiérrez.

Comentarios