chismes de economía y finanzas

¿Qué hacer con los ahorros? Acciones de YPF o un auto 0km

El escenario nacional presenta algunas oportunidades para defender el dinero en base a inversiones. Ricardo Olivera reseña algunas en su columna de Tiempo de San Juan.
lunes, 21 de mayo de 2012 · 09:41


-Las acciones de YPF podrían presentarse como una opción de compra patriótica, pero es mejor presentarlas como lo que son: una buena oportunidad de negocio. Su precio osciló entre los 19 dólares por unidad al comienzo del proceso privatizador para llegar el tope pretendido por Repsol para la indemnización, 52 dólares (de esa cotización surgen los famosos 10.500 millones que llevarán como pedido al CIADI). En el peor momento de incertidumbre el valor se desplomó a los 12 dólares y esta semana anda por los 16 tendiendo a 18. A principios de este año, ya en caída, se sostenía por los 42. La brecha deja lugar a mucho juego de especulación pero, razonando aun con mucha prudencia, se advierte que el valor actual es extremadamente bajo. Lógico será que suba para encontrar un punto de equilibrio más relacionado con los balances de la empresa.

-En el mercado argentino nominan en pesos y esta semana estaban cotizando cerca de 85, cuando su valor de corte promedio debería rondar los 120-130. Con paciencia y temple, no dejándose asustar por las tapas de los diarios, aguantando la ansiedad que naturalmente acompaña tantas oscilaciones y tantos rumores, se puede obtener una buena ganancia y en un plazo posiblemente breve. Se puede acceder desde los 5 mil pesos y hay que operar con una Sociedad de Bolsa constituida. En la provincia hay dos, Global Market y Bolsa de Comercio. El broker entrega un comprobante que luego es refrendado por la Comisión Nacional de Valores.
-No se trata de esperar que YPF distribuya utilidades, cosa que se sabe no hará durante los años necesarios para llegar al autoabastecimiento de hidrocarburos. El negocio es comprar ahora cuando el precio es bajo, para vender cuando suba. El margen es grande, en ningún negocio la certeza es total, pero aquí el balance de costo de oportunidad es muy bueno. Diariamente se están operando por promedio 5 millones, esto da cuenta de que, muchos, se dieron cuenta.

-Las concesionarias están despachando 0Km. No conocemos lo que pasa en otros distritos pero en San Juan hay una avalancha que no discrimina marca y modelo. Según cuentan los vendedores cara a cara, el cliente no compra para lucirse alrededor de la plaza en auto nuevo sino como inversión. El dólar desaparece como reserva de valor por inaccesible, los plazos fijos de los bancos no rinden para neutralizar la inflación y el vehículo en cuotas pasó a ser un buen destino para el pequeño ahorrista. Algunas marcas han vuelto a poner de moda el clásico 70/30 directo de fábrica sin intermediación bancaria y esta semana hubo una exitosa promoción previa a la carrera de Super TC 2000 que quitaba los gastos administrativos. Éxito total.

-Terminó el proceso de audiencias públicas para la configuración de la tarifa de distribución eléctrica. Dos partes, Energía San Juan, la distribuidora; y el EPRE, ente regulador que oficia de competencia ficticia para este servicio de naturaleza monopólica, como también lo son el gas y el agua. Contrariamente a lo que se podría suponer, no hubo una discusión fuerte por los diferentes valores de la inflación oficial y la real (la brecha entre estimaciones privadas y del INDEC es muy grande). El tema principal pasó por diferencias con uno de los sistemas aislados que tiene la provincia, el valle de Calingasta y más específicamente Barreal.

-Abastecido por usinas térmicas, el costo es mucho mayor al del sistema interconectado, el 75% genera con gas oil. Si los barrealinos tuvieran que pagar su energía, costaría 10 veces más que aquí abajo. Por eso los 200 mil usuarios del valle de Tulum pagamos unos centavos adicionales para subsidiar Calingasta. Tiempo atrás, dos emprendedores, de apellidos Visciana y Martín, instalaron sendas usinas hidráulicas pequeñas pero con capacidad de vender energía al sistema. La empresa acordó con ellos un precio acomodado a las partes y ahorró un gasto que el EPRE se niega a reconocer. La diferencia es de 5 millones de pesos.

-En la empresa, de capitales chilenos, hay malestar por el que consideran mal trato del Estado sanjuanino representado en el EPRE. Afirman haber cumplido con el plan de inversiones de 251 millones de pesos y agregado una capitalización de 9,2 millones de dólares a pesar de haber perdido 26 millones en el período 2006-2011. En la reciente audiencia, el ente regulador admite la inversión pero la juzga ineficiente. Los directivos sospechan que en la discusión tarifaria están interviniendo elementos extraños a un cálculo racional. Es la misma sospecha que tienen todas las concesionarias de servicios y que se manifiesta en la constante caída del valor de sus acciones. En este caso, hay un elemento distinto que puede entrar a jugar: es la futura relación con una de las grandes empresas de Chile para la gestión del túnel de Agua Negra. El castigo actual puede despertar resistencias.

-Para entendedores. Para satisfacer el programa monetario anunciado por el Banco Central en todo el año –terminará habiendo un circulante por 270 mil millones de pesos- a una tasa de cambio por debajo de los 5 pesos, se debería completar reservas por 60 mil millones de dólares. A mitad del quinto mes se acumulan poco más de 47 mil. Estamos en los meses de fuertes liquidaciones de exportaciones de granos y el superávit comercial no ha crecido según lo esperado. El cepo cambiario y la virtual prohibición de importaciones son medidas atadas a la acumulación de reservas. Resumiendo, de mantenerse esta forma de defender reservas, los que están esperando liberar artículos de la aduana deberán seguir esperando.

 

 

Comentarios