lunes 4 de julio 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Liga Profesional

El ex San Martín que no mira fútbol y estudia filosofía

El delantero con pasado en San Martín tiene una historia de vida muy particular.

Por Antonella Letizia 11 de mayo de 2022 - 18:47

Pablo Magnin estuvo en San Martín en la temporada 2017/2018. Su pasado por el Verdinegro no fue tan bueno ya que en 17 partidos con el equipo no pudo convertir. Después de pasar por varios clubes, esta noche y con la camiseta de Tigre, saldrá a la cancha por un lugar en la semifinal de la Copa de la Liga Profesional. La historia de del goleador: no mira fútbol, estudia filosofía y escucha jazz.

Pablo Magnín es futbolista pero a la vez no. Es el goleador de Tigre, con gran desempeño e injerencia en el ascenso a Primera División, pero al mismo tiempo tiene una faceta desconocida y hasta sorprendente en un jugador profesional. Es distinto, claro. Para jugar y también para vivir. "No todo gira en torno a la pelota", dice. En esta nota, un poco de sus inicios futbolísticos, su carrera, su lado oculto y sus pasiones: ¿El fútbol es una de ellas? ¡No!

El jugador nació en San Jerónimo Norte, un pueblo que se encuentra en el departamento de Las Colonias, provincia de Santa Fe, a tan solo 39 de la capital. Allí, el goleador que hoy tiene 32 años comenzó su aventura como futbolista: primero en Libertad de dicha ciudad y luego se sumó a Unión. El 9 de marzo de 2010, debutó en la Primera del Tatengue, en una derrota 2-1 frente a Platense, ingresando a los 18 minutos del complemento. En total, jugó 70 partidos y marcó 9 goles en Unión, participando de dos ascensos (2011 y 2014) y un descenso (2012/13). Además, defendió los colores de Instituto (71 partidos, 17 goles), San Luis de Quillota de Chile (10 encuentros, un grito), San Martín de San Juan (17 apariciones y no sumó goles), Temperley (hizo 7 anotaciones en 12 partidos), Sarmiento (19 y 16) para luego recalar en Tigre.

LA OTRA FACETA DE MAGNIN

"Me gusta vivir, no como jugador de fútbol. Todos me dicen lo mismo: ‘Vos no sos jugador‘. Y respondo que no. Me tomo el fútbol como un trabajo con mucha responsabilidad. Pero hay una vida primero que eso”, contó alguna vez el goleador, en una entrevista con El Litoral. No usa redes sociales porque lo aburren ni mira televisión: "No tengo TV en mi casa. Esos programas que mira toda la Argentina no los veo. Ni a Tinelli ni fútbol. Cero, cero. Tampoco leo diarios y el celular lo agarro una sola vez al día. Nada más”, agregó el punta.

"Me dijeron una vez que no mire mucha televisión y me quedó. Hace un mes cerré todas las redes sociales y el tiempo en pantalla bajó. La tabla no me interesa, no la miro, trato de no tomarme todo tan a pecho. Estoy un poco lejos porque si me meto mucho, quizá tengo miedo a sufrir”, dijo el futbolista en una charla exclusiva con TyC Sports. Tan es así que, en la derrota de Tigre frente a Boca, los jugadores del Xeneize le consultaron a Magnín si se clasificaban a las semis aún perdiendo, y el delantero poco sabía al respecto: "Campuzano y Rojo me vinieron a preguntar, pero no sabía si con el empate nos alcanzaba para pasar a semis. Les contesté bien, estaban más informados ellos que yo, ja".

¿Qué hace en el tiempo libre? No mira fútbol, aunque le encanta jugarlo. También estudia filosofía y a veces dibuja: "Me gusta mucho leer, aprender cosas. Tocar la guitarra. Leo mucha filosofía. Siempre autores viejos. Me gustan los existencialistas (una corriente orientada a la existencia humana). Leo a Soren Kierkegaard, Milan Kundera, Albert Camus". Además, también es apasionado de la música: escucha blues y rock nacional. ¿Sus bandas favoritas? El Indio Solari y Los Stones. Por el Indio tiene tanta admiración que lo tiene tatuado, así como a Maradona. Se dibujó sus caras (de Diego también su 10 y firma) en su pierna derecha.

EL PENSAMIENTO DEL DELANTERO

El delantero realizó una gran reflexión sobre su profesión: "Lo que tiene nuestro trabajo, es que muchos desean tenerlo. Si volviera a nacer, no sé si elegiría ser jugador. Amo esta profesión, pero hay otras cosas que también me llenan. El fútbol es una jungla. A veces las cosas salen y a veces no, entonces hay que tener un cierto equilibrio para no creértela cuando ganás y para no pensar que sos el peor cuando perdés. En el fútbol si no tenés a alguien que te baje a tierra, que te haga ver la realidad, se hace complicado. Te ves en la tele, con un buen auto y te dicen a todo que sí, entonces te creés un cuento que no es, deslizó en Enganche.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
asi se vivio la clasificacion de union en villa krause

Las Más Leídas

Capital: iban a hacer un trío pero ella les durmió el celular en la puerta del telo
Imagen ilustrativa. 
Se re pudrió entre un delivery y el dueño de un bar: a las trompadas en pleno centro
(Ilustrativa)
Cuestionario irreverente: llamamos a La Noriega y nos contó de todo video

Te Puede Interesar