Historias

Huazihul: madre defensora de una hija goleadora

Ambas juegan en la primera de Huazihul de hockey sobre césped. Ellas cuentan la experiencia que pocos deportistas tienen, compartir cancha madre e hija.
viernes, 10 de mayo de 2019 · 16:46

Por Sergio Caballero
Huazihul tiene una de las goleadoras del torneo Apertura, pero además esa artillera comparte equipo con su madre y también con su tía. Una pasión que se hace tradición familiar y que derrocha talento. Micaela Pérez es hija de Adriana Migani y desde el año pasado comparten la pasión por el hockey, la misma camiseta y juegan en primera. Mica es delantera con mucho gol, Adriana es defensora acérrima.

Micaela Pérez tiene 17 años y desde la selección sub 14 demuestra que es el terror de las arqueras rivales. Jugó en tres selecciones provinciales en su corta edad. Hace un año juega en primera y este año lleva 11 goles en su haber.
Adriana es defensora y además de su buena forma física para jugar en primera con jugadoras muchas más chicas que ella, también es la mamá de Micaela, la delantera que es furor en las filas del club Huhazihul. Algo que pocos deportistas pueden darse: jugar en primera en le mismo equipo que su hijo, en este caso su hija y goleadora.

Hace unos meses, ambas con el resto de sus compañeras, jugaron la final de la Liga Nacional que se disputó en Amancay. Micaela salió goleadora y mejor jugadora y Adriana también recibió un reconocimiento en ese torneo. Micaela dice que “me encanta jugar con ella nos entendemos mucho, las dos somos titulares, me siento muy seguro que ella esté atrás.

Afuera de la cancha la relación es igual de armoniosa. Cada una cumple su rol y no tienen problemas de convivencia, son muy compañeras. Micaela concurre al colegio San Francisco de Asís y entrena tres veces por semana en el gimnasio y tres veces concurre al entrenamiento del club. 

Pero además de madre e hija, también en el equipo de primera de Las Caciques de Rivadavia está Natalia Migani, tía de Micaela que comparte puesto y cada vez que hay rotación cambian lugar en la cancha. El que banca los trapos es Ignacio Pérez, afuera de la cancha es la hincahda de ellas y de todo el rojinegro, el otro bastión en la vida de la goleadora de Huazihul.

Para Adriana es una responsabilidad extra, aunque adentro de la cancha ambas hacen las cosas como el resto del equipo. Al respecto dijo que “no me daba cuenta de lo que significa, hasta que un campeonato de liga del año pasado hizo un gol y cuando fui a festejarlo lo hacía con mi hija, me puse a llorar adentro de la cancha, todos los días de mi vida me siento tan feliz de compartir esta pasión con ella”.

Para Micaela es algo espectacular por que la madre es el ejemplo a seguir. Para Adriana es algo que trata de manejar “pero cuando le pegan con mala intención me sale la madre de adentro y voy a defenderla como sea, siempre s eme escapa el famoso ‘pero hijaaa’ cuando no le salen las cosas”. 

Micaela entrena toda la semana para estar bien adentro de la cancha. Su ídola es Florencia Habif de las leonas, pero su ejemplo en vida es su mamá Adriana. Mientras que Adriana Migani tiene doble objetivo, además de estar bien ne cada partido como hasta ahora, debe durar todo lo que pueda, es que Martina su hija más chica le dijo que la debe esperar para cuando llegue a primera. 
 

Galería de fotos

Comentarios