La otra cara del stick

Un gol a la inclusión

Desde hace tres años el hockey sobre césped social visita los lugares más humildes de San Juan. Un programa del Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social que capta a más de 200 niños y promueve la inserción a un deporte distinto.
martes, 18 de agosto de 2015 · 07:14
Por Carla Acosta
Tiempo de San Juan

No es la pelota, la que vemos en todos los puntos del planeta y de la que cualquiera, hasta con un par de medias enrollado, puede disfrutarla. Es el hockey sobre césped, ese que necesita de un stick y una bocha para gambetear y hacer goles pero que gracias al Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social, a través de Daniel Molina, cientos de niños de villas y barrios precarios pueden gozarlo. Se trata del "Hockey Social”, un programa de inclusión y protección para muchos chicos. 

Funciona desde hace tres años en los puntos más humildes de San Juan: Villa Centenario (Chimbas), Club Yrigoyen (Santa Lucía), Pedro Echagüe (Santa Lucía), Las Chacritas (9 de Julio), Teresa de Calcuta (Rawson) y el Eduardo Bustelo (Santa Lucía). En cada lugar, Juan Cruz Turcazo, coordinador, y los profesores Carlos Espejo, Agustín Ceballos, Gonzalo Aubone, Marcelo Caballero, Rogelio Espinosa y Yanina Espin, enseñan el deporte y ayudan a la inclusión de chicos que nunca antes, que por una razón económica, tuvieron la posibilidad de acceder a este deporte. "Se cumplió con el objetivo de apuntar a la inclusión. Esta es una herramienta que los aleja de la calle, sobre todo en las zonas más marginadas. Por suerte tiene mucha aceptación con este deporte nuevo ya que hay lugares que no salen del fútbol”, comentó Turcato. 

Los chicos no tienen que hacer otra cosa más que disfrutar, ya que los profes acuden con palos, bochas y hasta chalecos. Varones y mujeres, ya que otro de los objetivos es sacar el rótulo de que el hockey es sólo para chicas, de 4 a 14 años se entusiasman con la disciplina y algunos hasta se ilusionan con llegar a un club grande. "La idea es que los ellos vean y conozcan del deporte. Tuvimos varias experiencias con personas con problemas de adicción que terminaron jugando en la Universidad o en el San Juan Rugby Club. De hecho a veces se les complicaba por el traslado y la cuota pero les terminamos consiguiendo becas. Eso es muy positivo”. 

A lo largo de los tres años se organizaron encuentros en los que los pibes de las villas compartieron partidos y jornadas lúdicas con equipos importantes de la Provincia, ya que uno de los motores fundamentales del programa es la recreación de los niños. Otro de los objetivos significativos es la solidaridad: "Muchas veces vemos chicos descalzos o mal alimentados y hacemos donaciones o colectas solidarias. También es importante tener apoyar estas acciones y poder conocer de los problemas sociales que atraviesan”.

OPINIÓN
 "A través de la práctica libre y gratuita del hockey los chicos aprenden a compartir valores, y sobre todo a respetar límites. Como profe y amante de este deporte, representa también un gran desafío, no es nada fácil llegar a los chicos con los que trabajamos. Sin embargo sabemos que el cambio se puede dar solo es cuestión de insistir y no bajar los brazos ante las tantas situaciones difíciles que te toca enfrentar cada vez que das una clase. Los chicos se encargan de darte mucho cariño a cambio”, Agustín Ceballos, jugador y profesor de hockey sobre césped

Galería de fotos

Comentarios