En un partido lleno de goles y emociones, Barcelona venció al Sevilla y ganó la Supercopa

Barcelona se quedó con el primer título de la temporada luego de ganarle al Sevilla en la final de la Supercopa de Europa.
martes, 11 de agosto de 2015 · 18:30
Los catalanes ganaron 5 a 4 en tiempo suplementario. Messi (2), Rafinha y Luis Suárez marcaron para el equipo culé. Banega, Reyes, Gameiro y Konoplyanka lograron los goles andaluces en Georgia.

Barcelona se quedó con el primer título de la temporada luego de ganarle al Sevilla en la final de la Supercopa de Europa. Venció al equipo andaluz por 5 a 4 en Georgia, lugar donde se disputó la final de la Supercopa de Europa. El encuentro, plagado de goles y emociones, se definió en tiempo suplementario.

El duelo estuvo marcado por las falencias defensivas de ambos equipos y la fluidez en el ataque que pudieron tener los delanteros cada vez que llegaban al área. Los espacios que dejó el Sevilla le permitieron lograr una ventaja importante al Barcelona. Pero el desarrollo del partido terminó generando una definición apasionante.

A los 2' Ever Banega abrió el marcador y sorprendió al conjunto de Luis Enrique. Se encargó de ejecutar un tiro libre al borde del área y colocó la pelota junto al palo más lejano de Marc-André vter Stegen. El 1 a 0 generó las miradas confundidas de los jugadores de Barcelona. La sorpresa los inmutó pero no los paralizó.

La reacción del equipo catalán fue inmediata y la igualdad llegó de la mano de Messi a los 6'. El rosarino marcó el 1 a 1 de tiro libre. Sacó un zurdazo que se metió en el ángulo izquierdo de Beto y llevó tranquilidad al banco culé. De ahí en más, el Barcelona logró acomodarse en el campo y comenzó a transitar un camino que parecía llevarlo a la goleada definitiva.

El segundo gol del Barcelona fue por el mismo medio y de parte del mismo ejecutor. Messi volvió a convertir de tiro libre y logró que su equipo se pusiera en ventaja después de haber arrancado perdiendo. La pelota fue a parar al mismo palo que el tiro libre anterior y Beto no pudo hacer nada.

El encuentro bajó el ritmo y las imprecisiones colmaron el medio campo. Sevilla mejoró las marcas y abrió el juego por los costados. El equipo andaluz comenzó a llegar con más frecuencia al arco pero antes de que terminara el primer tiempo recibió otro golpe. Rafinha recibió un certero pase de Luis Suárez y definió, en el área chica, a la derecha de Beto.

El segundo tiempo arrancó con el Barcelona intentando definir la historia y el Sevilla agauntando los ataques de su rival, y respondiendo velocidad para lograr el descuento con un contraataque. Apenas comenzó la segunda mitad, Suárez marcó el 4 a 1 y las ilusiones andaluces parecían derretirse.

Pero a los 11' del complemento, Reyes convirtió el descuento de penal y renovó las esperanzas de sus compañeros. Sevilla se volvió más agresivo y fue contra el arco del Barcelona en búsqueda de un nuevo gol. El equipo de Luis Enrique padeció constantes desacoples defensivos que lo llevarían a perder su ventaja en el marcador.

Gameiro y Konoplyanka fueron los encargados de convertir para lograr la igualdad. Los errores en el fondo del Barcelona, le dieron la posibilidad al Sevilla de llegar con frecuencia por las bandas y lastimar a su rival con centros cruzados. El 4 a 4 generó la extensión del encuentro y la definición en tiempo suplementario.

A los 10' del segundo tiempo complementario, Barcelona logró el gol esperado. Messi sacó un remate de tiro libre que pegó en la barrera, luego un nuevo zurdazo que Beto no pudo retener y generó un rebote corto. Pedro apareció corriendo en el área chica, se anticipó al arquero y marcó el 5 a 4 final.

Barcelona ganó un partido marcado por la enorme cantidad de goles, los errores y el potencial ofensivo de los catalanes. Levantó la Supercopa de Europa y obtuvo el primer título de la temporada. Messi volvió a sonreír después del mal trago que significó perder la final de la Copa América ante Chile.

Fuente: Infobae

Valorar noticia

Comentarios