UPCN Vóley, en la recta final

Radiografía de un súper entrenamiento

El preparador físico del Gremio, Leandro Lardone, cuenta todos los detalles de la preparación del equipo sanjuanino previo al Mundial de Clubes en Brasil.
miércoles, 07 de octubre de 2015 · 07:35
1-Alimentación. Esta parte es fundamental, sobre todo a la hora de los viajes. Lardone explicó que el mito de comer pastas al medio día es una mentira y que la alimentación depende mucho del deporte que se practica. En UPCN la comida es hiperproteica, con verduras, frutas y cereales como bases. Las harinas se consumen en menor proporción, de hecho uno de los secretos del cuerpo técnico es poner la penera (80% pan integral y 20% pan blanco) luego de la entrada principal, para que los deportistas no abusen del pan apenas se sientan a la mesa. La suplementación también es importante ya que la dieta no es suficiente para que los músculos se recuperen rápidamente. Pueden adquirirse de la carne o el pollo.   

2-Aeróbico. Durante las primeras seis semanas de la pretemporada -hoy van por la semana 8 de entrenamiento- hicieron trabajos de campo intervalado e intermitente en la cancha de fútbol de la UVT y cancha de rugby de la Universidad Nacional de San Juan, las elegidas por su abundante pasto. Si bien, los voleibolistas no están acostumbrados a este tipo de ejercicios, se adecuaron bastante bien a las zapatillas de running y a los trabajos exigidos por Lardone. La rutina se realizó dos veces por semanas, con volúmenes de no mayor a los seis kilómetros. 
 
3-Gimnasio. En el gimnasio Calidad y Vida, hace ocho años el lugar elegido por UPCN, realizan trabajos individualizados, otro de los secretos del pentacampeón a la hora de la preparación. Se hacen todos los días, durante dos horas y medias, y los trabajos se concentran especialmente en la zona media y de prevención, como las rodillas, hombros y tobillos, los huesos más expuestos a lesiones. Se trabaja mucho en la fuerza y en la potencia. 
 
4-Tecnología. Durante la puesta a punto, el cuerpo técnico del Gremial sumó un aparato llamado encoger rotatorio, el cual arroja datos como la fuerza y la potencia que el deportista está desarrollando en tiempo real cuando hace ejercicios. Esa evaluación se hace con todos los jugadores, que también permite ubicar en qué zona genera mayor fuerza. Es un trabajo muy individualizado que en Argentina sólo lo realiza UPCN Voley. En esto mucho tiene que ver el DT, Fabián Armoa, quien le da mucho hincapié a la preparación física. 
 
5-Voley. En las primeras semanas de entrenamiento los jugadores ni siquiera llegaron a dar un salto. Se trabajó de menos a mas, empezando por la parte técnica y luego por la parte táctica. No fue fácil trabajar en este aspecto teniendo en cuenta que el equipo sanjuanino tuvo un importante faltante de jugadores, la mitad afectado a sus selecciones nacionales. Esto demuestra la riqueza en cuanto a plantel que posee hoy UPCN y que, con la implementación del trabajo individualizado, se pudo establecer un entrenamiento deseado. 
 
6-Otros detalles. Además del importante trabajo que hacen Fabián Armoa (DT), Carlos León (AT) y Leandro Lardone (PF), están las otras piezas fundamentales de un cuerpo técnico ganador. El kinesiólogo Carlos Baigorrí recibe, después de cada entrenamiento, a los jugadores para tratar o prevenir alguna lesión; José Navarro, el masajista, está antes o después de cada entrada de calor; el médico Eduardo Pinazo también tiene una intensa colaboración para con el equipo; después está el estadígrafo Alberto Varela; y el manager Enrique Valle, todos importantes en un UPCN que arrasa con todo. 

Galería de fotos

Comentarios