San Martín y su cierre en Primera

Una final distinta a la del 2008

Con Luis Tonelotto, Cesar Monasterio y Mario Pacheco, entre otros, el Verdinegro vivió una final apretada en la temporada 2007/2008 en Primera División, en donde descendió directo en la 17° fecha. Sin embargo, el cierre del periodo actual es más liviano: si le gana al Ciclón, se salva de todo. Por Carla Acosta.
domingo, 24 de junio de 2012 · 09:55

Por Carla Acosta
Tiempo de San Juan

Como dice la canción “pasan los años, pasan los jugadores, pasan los dirigentes, pero la hinchada siempre está”. Muy verdadera es la frase ahora que San Martín vuelve a repetir una final vibrante, tensa y apasionante por la permanencia en Primera División. Donde ya no está el “Tonegol” y tampoco Teté Quiroz, y solo quedó la banda del Pueblo Viejo. Qué final aquella.
San Martín, con poca lucidez, juego y escasas fuerzas descendió en la 17° fecha. Ahora, en la temporada 2011/2012 el panorama es totalmente diferente, fuera de la promoción y descenso directo, le resta un partido para salvarse de todo y disfrutar una temporada más en Primera División.

Volvió a la elite del fútbol argentino tras 37 años y sufrió. Se rozó con grandes equipos como River Plate, Boca Juniors y San Lorenzo. A eso se le sumó la presión, que derivó en malas campañas. Los números del periodo 2007/2008 del equipo sanjuanino en la Primera fueron espantosos. En el Apertura ganó sólo 5 partidos, empató 3 y perdió 11. En 19 fechas cosechó sólo 18 puntos y en cuanto a los goles fue fatal el panorama: convirtió 18 a favor y en contra 29. Terminó el 2007 flojito, teniendo en cuenta la ilusión de permanecer en Primera.

El clausura fue letal. Ganó 5 encuentros, empató 2 y perdió 11. Tuvo la peor racha negativa de la temporada: perdió en 8 partidos consecutivos. Además, volvió a recibir la misma cantidad de goles de la temporada anterior. Fue así que no llegó a terminar el campeonato con una esperanza: en la fecha 17° perdió 3-1 ante Gimnasia de Jujuy y descendió al Torneo B Nacional. Alejandro “Cano” Gómez, uno de los referentes de aquel equipo, lloraba como un niño desconsolado. Otro héroe fue Pablo Frontini, recordado futbolista que sufrió como cualquier hincha el descenso. Todos en silencio, un centenar de hinchas en la popular y el resto apoyando desde San Juan. Fue así el paso del equipo de Concepción en Primera División.
Volvió al Torneo B Nacional donde tuvo muchos altibajos. Sin embargo, en 2011 volvió a repetir la misma historia del 2007: el ascenso. Tras ganar la promoción ante Gimnasia y Esgrima de La Plata, el Verdinegro se subió al podio y logró el sueño tan esperado.

Sin embargo, sabía que debía repetir la misma pelea de las temporadas anteriores. Luchar contra el fantasma del descenso era el objetivo. Ahora el equipo llega a la última fecha del Torneo Clausura con los puños apretados, fuera de todo deberá ganarle a San Lorenzo para seguir en Primera División.

Terminó el 2011 a lo grande: superó los 25 puntos que se habían planteado en un principio y nada más y nada menos que ante San Lorenzo. Además salió de Promoción y quedó en el puesto 12 de los promedios.

Arrancó el Clausura 2012 ilusionado y con todo. El Verdinegro está a un paso de la gloria, de ganarle a San Lorenzo se asegura una temporada más en Primera División. Si empata deberá sacar cuentas y esperar resultados de Atlético Rafaela, Banfield, Tigre y San Lorenzo.

 
 

 

Comentarios