su problema, el gol

Desamparados: cómo llega al último partido

Es uno de los equipos que menos goles convirtió en el Torneo B Nacional y el segundo más goleado. Además, de los 37 partidos que jugó, en 14 no gritó un tanto. Recibió grandes goleadas, y llegó a estar 10 fechas sin poder ganar. Por Carla Acosta.
sábado, 23 de junio de 2012 · 11:12


 Por Carla Acosta
 Tiempo de San Juan

Durante el Torneo B Nacional no se amigó nunca con los goles. Recibió muchos y convirtió pocos. Además fue el blanco fácil de las goleadas y uno de los equipos record en cuando a rachas negativas. De esta forma, Sportivo Desamparados se encuentra último en la tabla de promedios y posiciones y le resta jugar su último partido contra Rosario Central. Ambos se juegan todo, el Víbora su permanencia en el Torneo Nacional B y el Canalla el ascenso a Primera División. Un partido para no perderse. ¿Cómo llega el Víbora? Con déficit de goles.
Para Desamparados, convertir es una pesadilla; es insólito pero cierto. Es el segundo equipo que más tantos recibió: 53; 28 se los hicieron de local y 25 en condición de visitante. Junto a Guillermo Brown, son víctimas de flojas defensas y astutas delanteras.
 Además es uno de los equipos que hizo pocos goles: 31, 11 en el primer tiempo y 19 en el complemento. Además se le sumó un tanto que hizo en contra el jugador del canalla Nahuel Valentini, por la 19° fecha. De los 11 goles que convirtió en los primeros 45 minutos, 8 fueron en su casa y 3 de visitante;  mientras que de los 19 goles convertidos en los segundos tiempos, 10 los gritó de local y 9 en otras canchas. Pero en medio de tanta oscuridad en el mundo Puyutano se puede observar una pequeña luz, pensando en que enfrentará a Central de local: las estadísticas muestran que el Víbora convirtió más goles en casa que de visitante. De los 31 tantos, 17 los hizo en San Juan. El canalla, su último y duro rival, no parece embocarla de visitante: de los 47 goles, 16 los hizo fuera del Gigante de Arroyito.
De los 37 partidos que jugó, perdió 19, empató 10 y ganó 8. Junto a Gimnasia de Jujuy, son los dos equipos más vulnerados. De las derrotas, 10 las sufrió de visitante y nueve de local. En cuanto a triunfos, ganó 4 en cada condición. La mayoría de los partidos en que sumó de a tres,  lo hizo por 1-0. Fue el equipo que más veces terminó un partido sin marcar un gol: de los 37 encuentros, en 14 no marcó.  Sus mayores goleadas fueron por tres goles, ante Independiente Rivadavia (Mdz) por 3-0 por la 12° fecha y ante Patronato, 3-2 en la fecha 20.
También sufrió grandes derrotas; la primera fue ante River Plate en la tercera fecha, 3-0. Después volvió a perder por el mismo resultado ante Boca Unidos y en San Juan. La fecha siguiente Almirante Brown lo goleó  4-0. Con River e Instituto perdió 4-1. Mientras que la última goleada se la hizo Quilmes, 3-0 y en la fecha 32.
 Si bien viene de ganarle a Aldosivi y empatar con Atlético de Tucumán, tras 10 fechas sin conocer el triunfo, el Puyutano  tiene una parada más que importante en la última fecha del Nacional y nada más y nada menos que ante Rosario Central, equipo que lucha por el ascenso a Primera División.
En el torneo ya se enfrentaron en la 19° fecha, partido que ganó el equipo santafecino por 2-1, encuentro al que Desamparados llegó después de 5 partidos sin poder ganar.

 

Comentarios