UNA BISAGRA PARA EL HÓCKEY SOBRE PATINES

De Albardón a la eternidad

El club Sarmiento de ese departamento rompió el molde y se convirtió en el primer campeón masculino de la historia, ajeno a la Capital o Gran San Juan. El nuevo monarca estableció un hito difícil de alcanzar para los equipos de los distritos alejados.
jueves, 24 de noviembre de 2011 · 07:53

Fabio Cavaliere
fcavaliere@tiempodesanjuan.com

En la historia del hóckey local hubo muchas definiciones por penales que determinaron títulos, sin embargo, la del Clausura, el último lunes, quedará marcada a fuego en la historia: Sarmiento de Albardón se transformó en primer campeón masculino departamental  estableciendo una  bisagra, ya que todos los campeones siempre fueron capitalinos o del Gran San Juan, como clubes de Rivadavia o Santa Lucía.

Los albardoneros se llevaron toda la gloria y quedaron en los libros ya que otros clubes del interior provincial jamás se alzaron con el máximo galardón que otorga la Federación Sanjuanina de Patín.      

Por eso fue único, por eso los siguieron tantos hinchas del aquel pago y abarrotaron la cancha de UVT en la finalísima contra Estudiantil, y luego realizaron una caravana para copar la plaza del departamento. Y por eso las lágrimas de jugadores y dirigentes del club verdiblanco, por eso los petardos y el champán que descorcharon. Porque sellaron un hito muy difícil de conseguir para los clubes alejados y convertirse en pionero para que de una vez por todas el hóckey se “federalice”  en la llamada “capital mundial” de este deporte.

El Sarmiento Básquetbol Club lo logró armando un proyecto que empezó hace 10 años, cuando crearon la escuelita luego del mundial San Juan 2001 y que la institución volviera  a abrir sus puertas (estuvo cerrado entre el ’91 y ‘01). Es por esa apuesta a los chicos que se creó la primera, debido a que muchos de la cantera emigraban por no tener lugar cuando llegaban a las categorías mayores.  Más aún, todavía no tiene todas puesto que le falta las divisiones Infantiles, Pre-Junior, Junior y Juvenil.    

Por tanto, una vez que Sarmiento conformó su primera, el año pasado, se jugó por la gloria: Lo hizo captando algunos consagrados aquí (Martín Ginestar y Ariel Svriz, etc.) y en el exterior como Osvaldo Raed (regresó hace un año tras más de dos décadas en Europa).  Ramiro Prado, otro que se destacó en el conjunto, fue el puntapié inicial ya que hace unos años se mudó a Albardón y fue convenciendo a ex compañeros (junto al presidente Cerutti) que se sumaran a la aventura.  Aventura porque la entidad contó con pocos recursos, si bien se armó un plantel de categoría estos jugadores fueron bancados por los auspiciantes que colaboraron.  Ni hablar de la cancha en la que entrenaban ya que no estaba en las mejores condiciones.  Así fue la corajeada que los dejó en la puerta hace seis meses, cuando perdieron la final de la Liga A2 (la B Nacional del hóckey) pero que tuvo revancha merecida el pasado lunes.

Una proeza tan complicada tanto como que no son muchos los clubes departamentales que se afiliaron a la FSP desde su existencia hasta la actualidad (ver aparte). Los antecedentes llevan directo a Aberastain de Pocito que fue el pionero en adherirse allá por los ‘70 y que tuvo como primer DT de sus escuelita a un adolescente Carlos Coria (luego campeón del mundo). El Naranja  fue el que más lejos llegó hasta el momento, le faltó sólo un escalón para alcanzar la gloria ya que obtuvo el subcampeonato en el año 2000. Fue aquel equipo donde descolló el desaparecido Alejandro “Cabezón” Rodríguez, Federico González, o Guillermo  Araya al arco entre otros. O el Centro Impulso de Caucete, que también ingresó al campeonato oficial en la década del 70, y donde en sus inferiores jugaba por ejemplo el  fallecido ex intendente  de la Capital Javier Caselles.

Dejó de participar porque el terremoto de 1977 le arruinó la cancha y actualmente ya no practica hóckey generalmente.          
               
Lo cierto, es que el reciente Clausura 2011 quedará en los anales de esta tierra del patín y el sitck. Fue cuando el verde de Albardón pasó el umbral y  fijó una gesta que quizás con el paso de los años y la distancia cobre más trascendencia.   

El hóckey en los departamentos

Desde los mencionados Sarmiento de Albardón, Aberastain y Centro Impulso (Caucete) que militó  en los ’70,  hubo algunos otros clubes que se afiliaron a la Federación. Tal el caso de la Unión Deportiva Caucetera, que lo hizo hace unos 10 años aproximadamente y ahora juega con su primera y 8 divisiones menores. O Racing de Jáchal que sólo presenta tres categorías de inferiores para los campeonatos. Sin embargo, hay otros proyectos y se analiza su afiliación como por ejemplo el departamento Angaco donde hay una escuelita que funciona en la Unión Vecinal de Villa El Salvador de aquel distrito. Según dirigentes de la FSP, ya presentaron sus papeles para lograr integrarse en forma oficial. Los directivos también comentaron que en Barreal se está trabajando con inferiores, tanto nenes y nenas, al igual que el club Belgrano de Media Agua. Ambos delegaciones estuvieron presentes con sus chicos hace dos meses en el Mundialito, que se realiza previo al torneo ecuménico mayor en el Cantoni. Otro caso es el departamento Iglesia, que tiene más de 100 chicos en esta disciplina que ejercitan en el polideportivo municipal. Carlos Coria, dirigente de la FSP, expresó que los visitaron hace dos años dentro del programa “El patín va a la escuela” para darles apoyo e impulso.                 

Cómo es un Europa

A diferencia de lo que sucede en San Juan en el viejo continente los clubes del interior o alejados de las grandes urbes son los protagonistas de las ligas más poderosas. Salvo algunas excepciones, como en Cataluña o el Porto, en España, Italia y Portugal los animadores son equipos de pequeños pueblos que tienen en el hóckey su actividad fuerte. En muchos de estos fueron ídolos decenas de jugadores sanjuaninos.          

Comentarios