LA VIOLENCIA SIGUE GANANDO

Se suspendió Estudiantes-Banfield

La violencia le ganó al fútbol. Los hinchas de Estudiantes le arrojaron dos bombas de estruendo a Lucchetti y el partido se suspendió a los trece minutos, cuando Banfield ganaba por 1-0 con gol de Rodrigo López, ex Pincha. Ni el pedido de Verón hacia los barras alcanzó para revertir la historia.
lunes, 21 de noviembre de 2011 · 20:05
Una vez más, los inadaptados de siempre se salieron con la de ellos. Una vez más, la violencia le ganó al fútbol. Una vez más, se tuvo que parar la pelota. En este caso, se dio en cancha de Quilmes, en donde se enfrentaron Estudiantes de La Plata y Banfield.

Todo comenzó a los tres minutos de la primera mitad, cuando una primera bomba de estruendo le fue arrojada a Cristian Lucchetti desde la tribuna del Pincha. Clima caliente en el comienzo. Con buena predisposición, el arquero optó por seguir.  Sin embargo, no duraría mucho la calma. Diez minutos más tarde, con el Taladro ganando 1-0 con gol de Rodrigo López, ex Pincha, los violentos le tiraron otra bomba a Lucchetti. Momentos de intranquilidad se vivieron, con el arquero caído en el césped y los hinchas del León trepados al alambrado.

Y, ahí, no hubo vuelta atrás, pese al reclamo de los jugadores de Estudiantes, con Juan Sebastián Verón encabezando el pedido. "Bajate, la concha de tu madre, bajate”, se pudo apreciar en los labios de la Bruja, mientras miraba con bronca a los barras. No hubo caso. Ni el emblema, que juega sus últimos partidos en un momento complicado del club, pudo revertir la historia. Repitió varias veces el insulto, con cara desafiante. Y hasta tuvo un aplauso irónico con esa gente, enojado.

Como Lucchetti no se recuperó y el jede del operativo no dio las garantías para continuar, Fernando Echenique, árbitro del partido, decidió suspender el partido. Una lástima. Una vez más, la violencia le ganó al fútbol.

Comentarios