EL ESCANDALOSO FINAL DEL OFICIAL 2011

Campeón indefinido: La historia dice que debe seguir

Tras la invasión de sus hinchas, Villa Obrera dio la vuelta olímpica aunque todavía no está firme qué pasará. En 2003 y 2009 se dieron situaciones parecidas y el partido debió completarse. Otra vez, la pelota, la tiene la Liga Sanjuanina de Futbol.
lunes, 14 de noviembre de 2011 · 22:24


Por Fabio Cavaliere
fcavaliere@tiempodesanjuan.com

La escandalosa definición del campeonato oficial, el último domingo entre Villa Obrera y 9 de Julio, tiene un antecedente casi idéntico. Fue en 2003, también en el partido por el campeonato entre Unión 3-San Martín 2. Aquel 3 de noviembre, en Villa Krause, hubo una invasión de los hinchas azules cuando faltaban 10’ para el final. Por ese entonces, se decidió completar el encuentro con 15 minutos, contando los adicionales. También, hay otro precedente más cercano, en 2009 cuando el campeón Trinidad debió continuar su partido con Unión, luego de la irrupción de su parcialidad a la cancha. 
    
En esta ocasión, Independiente Villa Obrera, hasta ahora, es campeón y “El 9”, subcampeón;  o quizás no, si se juegan los más de 10 minutos restantes (contando adicionales)  y los del Este, convierten apenas un gol. O quizás sí, si el árbitro José Moreno informa a varios jugadores  visitantes que luego de la suspensión lo agredieron y los da por expulsados.  Al momento de los incidentes, 9 de Julio ya estaba con uno menos, por la roja que vio Daniel Díaz. Sin embargo, en caso de que sean expulsados otros cuatro jugadores más, automáticamente el partido no se reinicia por inferioridad numérica (el reglamento prohíbe que un equipo juegue con menos de 7 jugadores en cancha).
      
 Todo se precipitó porque un grupo de hinchas chimberos, decidió adelantar el festejo e invadir el campo de juego,  durante el partido definitorio del Oficial, a los 38 minutos del segundo tiempo. El desbande sucedió apenas 4’ después que Independiente se puso 2-1 sobre el puntero, hasta ese momento, que le alcanzaba con un empate para coronarse por primera vez.   

Lo cierto, es que la pelota la tiene el Tribunal de Penas de la LSF. Esta semana, este organismo ya estuvo analizando el informe del árbitro y actualmente les dio vista a los clubes para que hagan su descargo.  La decisión oficial se conocería la próxima semana. 
  
¿Hay posibilidad de que se jueguen los minutos restantes? Seguramente, si se toma en cuenta el antecedente del 2003.  Aquel  cotejo, además de decidir el campeonato, daba una plaza directa al próximo Argentino B.  Asimismo, había un tercero en discordia, Desamparados, que esperaba al menos un empate del verdinegro para forzar una final. Es decir, también todo dependía de un gol. Luego de 16 días, se completaron dos tiempos, uno de 8 y otro de 7 minutos, y el marcador no se movió por lo que Unión si pudo festejar convencido de que el título era suyo.

Un poco más acá en el tiempo, el 7 de octubre de 2009, también debió completarse el partido suspendido entre Trinidad y Unión. Esa tarde, “El León” ganaba 3-0 y se coronaba campeón, cuando la entrada de simpatizantes locales al terreno de juego llevó a parar el encuentro, cuando faltaba media hora de juego. Tiempo después, se diputaron los minutos restantes (dos tiempos de 15’) y Trinidad terminó goleando 5-0.    

En cambio, esta vez influirá mucho el informe del referí, ya que a diferencia del ’03 y ‘09, los jugadores visitantes la emprendieron contra el árbitro.

En fin, “La Villa” ya festejó, falta saber si es por un titulo que lo puede contar como suyo.                  
 

Comentarios