Remezón habitacional

El desafío de la nueva miniciudad de Rawson

En pocos meses se entregarán las primeras de las 1.000 casas del barrio Valle Grande, que será el más extenso de San Juan y tendrá 5.000 habitantes. Oficialmente trabajan a full en un despliegue inusual de logística para proveer de servicios al complejo. Por Miriam Walter.
jueves, 19 de febrero de 2015 · 07:00
 Por Miriam Walter

Desde una inversión millonaria para construir cloacas y la aceleración de las obras para terminar de ampliar la Calle 5  hasta la compra de un nuevo camión y contenedores para poder levantar la basura. La pronta terminación del barrio Valle Grande tiene al Gobierno Provincial y al Municipio de Rawson diseñando una logística especial para atender  la gran demanda de servicios para este complejo de 1.000 casas que inyectará en la zona alrededor de 5.000 nuevos habitantes en una suerte de miniciudad con comisaría, escuela, centro de salud, plazoletas e iglesia propios, a pocas cuadras de la poblada Villa Krause. 

En construcción sobre un predio de 74 hectáreas en Calle 5 entre Meglioli y Chacabuco, el Valle Grande será el complejo urbano más extenso en territorio de la Provincia y el segundo más grande en cantidad de casas, detrás del rivadaviense Aramburu que tiene 1.256 viviendas. Se trata de tierras que se desocuparon cuando se erradicó en agosto del año pasado la histórica Villa San José, cuyas 233 familias fueron reubicadas en el barrio Cuyo de Rivadavia. La Provincia le compró el predio a la firma San Juan de los Olivos. Se prevé habilitar el barrio por etapas y que las primeras casas se adjudiquen en junio de este año.

Asistir a tremenda cantidad de gente requiere de una logística especial en la que ya están trabajando oficialmente y que trae sus dolores de cabeza, por la aplicación de estrategias y la aparición de nuevos costos. En Rawson no recuerdan un movimiento masivo de gente similar en los últimos años, que se sumará a los 28 complejos que se construyeron por diferentes operatorias del IPV en la comuna en la última década. Según Gioja, estiman que se inyectará gente de otros departamentos a su comuna, que es la más poblada de San Juan y se prevé que la población crezca a 20.000 habitantes cuando el Valle Grande esté a pleno a mediados del 2016. 

"Esperamos con mucha expectativa este nuevo barrio en la medida que nos parece que va a inyectar desarrollo a Rawson, desde la escuela, más gente con posibilidad de laburo, esto como beneficio. Y como costo nos vamos a tener que preocupar más en el gasto en servicios”, evaluó los pros y contras el intendente rawsino Juan Carlos Gioja. Este nuevo conglomerado traerá beneficios a otros lugares. "Está planteada junto con el barrio una obra de infraestructura muy importante que son las cloacas. Eso facilitará la ampliación del área que estaba inicialmente prevista en el sub sistema cloacal de Rawson y se podrá llegar a otros dos barrios además del Valle Grande que son la Villa San Damián y el Buenaventura Luna en Vidart y 5”, remarcó el intendente. 

Según explicó el titular de OSSE, Cristian Andino, "se ha licitado un colector que va a unir esas 1.000 viviendas con el sistema que estamos construyendo de saneamiento en Rawson”.  Se trata del Colector Pocito Norte, con un diámetro de 35 cm que se prevé que arranque en el barrio Valle Grande y que fue adosado al proyecto original después de que en el IPV evaluaran que no podían minar la zona con tantos pozos negros. Se rediseñó así el proyecto inicial y se consiguió la asistencia nacional del PROMEBA que habilitó 81 millones de pesos para este y otros 27 barrios. 

Por otro lado, según precisó Andino, para suministrar de agua potable al complejo, "lo más probable es que se haga una perforación nueva que servirá de refuerzo a otros puntos de conflicto. Es una cantidad importante de gente y tendrán el servicio asegurado”. 

También el nuevo barrio obligará a adelantar los tiempos para la tercera y última fase de la ampliación y repavimentación de la Calle 5 que en pocos días empezará con su segunda fase desde calle Mendoza a Frías. "Vamos a tener que apurar la tercera etapa que es desde Frías a Costa Canal porque estará el barrio nuevo, sin eso estamos complicados, pero ya está el proyecto hecho, hay que adelantarnos, lo que implica que liciten en la Provincia lo más pronto posible”, apuntó el intendente Gioja.

Recalculando en el municipio
En lo que respecta a los servicios municipales, el nuevo complejo habitacional generó toda una serie de replanteos. "Hicimos un estudio para ver qué requerimientos habría en cuanto a recolección de residuos, mantenimiento del alumbrado público y barrido y limpieza. Tal mes así que hicimos la licitación por un camión barredor con 50 contenedores con un sistema semiautomático y tres sistemas del mecanismo de levanta contenedores, el 20 de febrero se abren los sobres. El nuevo barrio nos impulsa, si bien este equipamiento no será exclusivamente para el nuevo complejo, nace la necesidad en base a él”, dijo el secretario de Obras rawsino, Rubén García.

 Otro tema son los espacios verdes del Valle Grande que llevaron a comprar más herramientas para su mantenimiento: "El área Parques y Paseos debe reforzarse, por lo que estamos adquiriendo 6 máquinas que son motoguadañas importantes que son para completar el déficit que tenemos, porque se usan actualmente 5 y se nos han aumentado mucho los espacios verdes. El barrio nuevo nos sirve de trampolín para reequiparnos atendiendo también todo lo que se ha hecho en los últimos 3 años de gestión. En 20 días estará disponible el equipamiento”, dijo el secretario de Obras. 

En cuanto al mantenimiento del alumbrado público, que está bajo la órbita municipal, "tenemos la capacidad del mantenimiento, como serán equipos nuevos, entraremos a ver fallas el próximo año, lo que nos da tiempo para analizar el área”, apuntó el funcionario.

Tan grande es el barrio, financiado con fondos nacionales, que 8 empresas distintas trabajan en la construcción y se prevé la inauguración por etapas. "A nosotros nos favorecen las entregas parciales para poder ir introduciéndonos y ver las necesidades del complejo. Mil casas no son para desestimarlas, son 5.000 personas y no es para tomarlo a la ligera, hay que hacer estudios y estar preparados para lo que requiera la gente.
 
Económicamente es significativo el gasto pero lo operativo es mayor. Hay que establecer un nuevo circuito de recolección de residuos, hay que aumentar las frecuencias de barrido y limpieza, hay que reconfigurar horarios y personal y, en caso de ser necesario, debemos incorporar nuevo personal, porque con 5.000 personas es un epicentro que deberá ser mantenido en forma adecuada”.

García evaluó que  "El actual conglomerado más importante que tenemos es Villa Krause y alrededores, y después hay barrios en el Este y el Oeste pero este complejo es importante en lo operativo. Hemos tenido barrios de 200 o 400 casas pero nunca de esta magnitud en estos 3 años y no creo que en Villa Krause haya habido antes una instalación tan masiva. Estimo que la mayor parte de la gente que vendrá no es de Rawson”.

El complejo está cerca del centro comercial de Villa Krause pero igual se espera que se reactive la zona Oeste, que después de la erradicación de la villa San José quedó poco poblada y caracterizada por fincas pero que dentro de poco abrigará una nueva miniciudad.

 ((DATO))
Oficialmente se habló el año pasado de que el nuevo barrio sería para gente de erradicación de villas y gente de clase media junta, pero el intendente Gioja dijo que cree que será todo para gente de clase media. 

Comentarios