INTENDENTES AL DESNUDO - JORGE BARIFUSA/JÁCHAL

“Los jachalleros son bravos”

En la serie de entrevistas Intendentes al Desnudo, el intendente de Jáchal acepta el juego de tiempo de San Juan y se confiesa.
martes, 08 de mayo de 2012 · 21:20

-¿Usted empezó como dirigente social?
-Yo estaba terminando mi carrera universitaria, en 1993, cuando empecé a trabajar con el Centro de Residentes Jachalleros en San Juan y el ex intendente Nolberto Carbajal me dio la posibilidad de estar en la Exposol. Yo era el presidente de los Estadiantes Jachalleros. Ahí empezamos otra relación con el intendente y al año siguiente fui en la lista en tercer lugar en la lista de concejales del PJ. Nunca antes había entrado un concejal que fuera tercero, era una cuestión de forma y yo entré.   
-Se tenía fe…
-Ganamos, hasta ahí siempre habían entrado dos, dos y dos: bloquistas, radicales y justicialistas. Así empecé, volví a un segundo período con Abdón Táñez pero apenas empezaron los cacerolazos yo renuncié. 
-¿Por qué renunció?
-Uno no podía torcer la realidad de acuerdo a lo que uno pensaba o votaba porque a veces en un cuerpo legislativo la voluntad y decisión de uno no es determinante en las decisiones del cuerpo, tuve conversaciones con gente que se manifestaba en la calle y me decían que estaba complicada la cosa.
-Los jachalleros son bravos…
-Sí, son bravos, pero con justa razón, creo que hubo muchos motivos que nosotros los políticos les dimos para que la gente tomara esa decisión. Esto no era un problema jachallero sino de la clase política que no supo gobernar el país, la provincia y el departamento. El jachallero es también más efervecente que los demás.
-¿Le quedó miedo de que lo echen a cacerolazos?
-Siempre está latente ese momento difícil que pasé, me costó mucho volver a Jáchal, fue una decisión muy pensada, sin embargo traté de sintonizar y hacer lo que siempre hice con la gente que es trabajar, estar y creo que ha dado su resultado. Estuve 2 años fuera de la política, después entré al Ministerio de Educación y estuvimos 4 años, donde se trabajó muchísimo.
-¿Le pasó factura el jachallero por su ausencia?
-No mucho, algunos se acuerdan con simpatía, otros con rencor, pero hay que entenderlo al jachallero, hay que saberlo llevar. Al jachallero cuando lo desinformás vas a tenerlo duro, al jachallero hay que informarlo y hacerlo participar, esa es la clave, la base de la democracia. A mí me costó sintonizar, no soy de irme de cabeza, fui progresivamente en una función que es nueva para mí y con el condimento de River-Boca, de Barifusa-Sánchez (por el ex intendente Franklin).
-Siempre con internas…
-Sí, pero de a poco va la cosa. Son departamentos que tienen demandas de provincia, no les gusta venir mucho a la ciudad, cuidan su localismo… Estas cuestiones deben potenciarse para los desafíos que vienen.

-¿Es más difícil ser intendente de comuna alejada?
-Sí, por supuesto, yo creo que la distancia con el tiempo lo demuestra. Por suerte tenemos un gobernador que es medio jachallero y conoce perfectamente lo que le venimos a decir y se hace más rápido. Y el tema de la minería que era medio álgido y ahora el jachallero lo está viendo.
-¿Es más complicado o más fácil gobernar con fondos de la minería?
-Es más complicado en lo administrativo porque hay que generar circuitos distintos, yo he tenido que replantear el organigrama del municipio porque tenemos otros ingresos y tengo que invertirlos en obras, hay que informar, sembrar en todos lados. Pero no es únicamente minería el desafío, sino que la ruta 150, ya el impacto lo vamos a tener a partir del año que viene y en 5 años cuando el túnel  esté listo, vamos a tener un nuevo polo de desarrollo en el Norte.
-¿Está preparado el jachallero para la ruta 150?
-Preparados no estamos, nos estamos preparando. El polideportivo, la planta de tratamiento; hospitales como el de Huaco; cloacas, gas y agua en el centro, porque si no, no podemos hablar de inversores en Jáchal. Los que hoy invierten son jachalleros. No queremos que vengan de afuera. Tres veces a población de Jáchal la tiene afuera, parientes, profesionales, y si soñamos únicamente con que vuelvan los que se fueron, será un Jáchal distinto. Hemos visto mucha gente que ha vuelto. Cuando se dan estas oportunidades no hay que preguntar al jachallero si le gusta o no, lo que sí, no tenemos que perder lo nuestro. Así, estamos trabajando con el parque industrial, el matadero que será un factor fuerte que va con frigorífico y otras obras.
-¿Qué hará en 2015, cuando no puede repetir candidatura a intendente?
-Seguir trabajando en este proyecto que realmente me fascina, adentro o afuera porque realmente las oportunidades que tuvimos en estos 8 años no las hemos tenido nunca.


FICHA PERSONAL
Nombre: Jorge Washington Barifusa
Apodo: “Jorgito me han dicho siempre, para diferenciarme de mi viejo. Me llamo Washington por un hermano de mi viejo que es mi padrino y que cuando yo nací estaba muy complicado de salud, sobrevivió. También me iban a poner Juan Domingo, era una lucha entre mis padres”.
Edad: 46 años
Un libro: “De autoayuda, donde se descubre uno en personalidad”.
Música: “Tengo gustos muy raros, me gusta mucho lo instrumental, el folklore, tango electrónico, innovar”. 
Un vino: “el blanco, pero bien fresco”.
Una comida: humitas.
Un sueño: “verlo a Jáchal una gran ciudad cambiando su morfología de ciudad, una ruta llena de gente pasando, un Jáchal lleno de oportunidades sin irse.

EL DATO
Barifusa estudiaba cuando era candidato a concejal y dos meses antes de asumir se recibió. Sólo ejerció dos años, cuando se fue de Jáchal y abandonó la política. Luego el gobernador lo convocó para coordinar el plan nacional 700 Escuelas en la provincia. “Como arquitecto soy muy buen político”, bromea.

Comentarios