Atención

Advierten sobre fiambres de venta callejera en San Juan: un niño intoxicado

En Salud Pública se activaron más controles en los vendedores ambulantes luego de varias denuncias sobre salamines y quesos.
miércoles, 22 de septiembre de 2021 · 14:12

En el Departamento de Medicina Sanitaria Ministerio de Salud Pública de San Juan recibieron en los últimos días 6 denuncias por venta callejera de fiambres, entre las cuales está la situación de hay un niño que aparentemente consumió salamín y queso de este tipo y que terminó muy enfermo. Por eso se activaron más controles en vendedores ambulantes y también en almacenes. Este fin de semana se decomisaron fiambres en un local de Pocito, rondando los 15 kilos de queso, que no tenía lugar de procedencia, fecha de elaboración ni de vencimiento, según dijo el Jefe de la repartición, Roque Elizondo. 

"Este tipo de comidas no hay que comprarlas en la calle porque se pueden enfermar y a veces lo barato sale caro", advirtió Elizondo.

En particular apuntan a vendedores callejeros de fiambres, sobre todo de salames, quesos y bondiolas, que suelen andar por las calles o en ferias con sus canastos, ofreciendo incluso degustaciones de los alimentos tipo "caseros". Elizondo dijo que estos fiambres se cuelgan para su exhibición al sol, lo que no sólo corta la cadena de frío sino que somete el producto a altas temperaturas, ni hablar del verano sanjuanino. Además, el consumidor al comprarlo en esas condiciones ni se molesta en ponerlo en la heladera tampoco, lo que acrecienta los riesgos. 

"La gente tiene que entender que en este tipo de compras hay un potencial peligro de enfermedad, sobre todo para los chicos de sufrir el síndrome urémico hemolítico y en los adultos con enfermedades que los llevan a terapia intensiva". El síndrome urémico hemolítico es una enfermedad muy grave causada por la bacteria Escherichia coli que se encuentra en el intestino de las vacas y otros animales de granja. Se caracteriza por daño agudo de los riñones, asociado a alteraciones en las células de la sangre. Es lo que padece el niño sanjuanino, aparentemente producto de la ingesta de fiambre callejero.

"Hay un gran numero de personas que hace este tipo de comercialización y en eso estamos trabajando, que la gente sepa que ese tipo de comida no es más rico que el que venden en el almacén o supermercado", aseguró Elizondo este jueves en declaraciones a Radio Colón.

Según Elizondo se han encontrado vendedores en diferentes departamentos y en lugares  o eventos donde hay mucha gente. En la Provincia existe un registro provincial de expendedores de alimentos que deben cumplir los requisitos bromatológicos. Pero en caso de la venta ambulante no se dan estos cuidados, y este tipo de comercio ha proliferado en estos tiempos dada la situación económica.

De hecho son comunes de ver desde siempre en sus recorridos por los barrios, lo que no quiere decir que estén autorizados y que cumplan recaudos sanitarios. De hecho, hay otras prácticas "usuales" que no están permitidas, por ejemplo vender fiambre feteado en  bandejas de telgopor como así tampoco carne ya molida de la bandeja, lo correcto es que los alimentos deben ser feteados o picados en el momento. Pero son cosas frecuentes de ver en el comercio no sólo pequeños sino también supermercados,

Elizondo pidió que la gente denuncie, "sea la hora que sea nosotros concurrimos". Se reciben consultas en la División Alimentos ubicada en el Centro Cívico, y denuncias bien fundamentadas al teléfono 4305552.

 

 

 

Comentarios