Personaje

Se jubiló Jorge Sotomayor, el periodista que se rebeló al lado de Dios

A sus 65 años, anunció en un mensaje que había llegado su jubilación. Periodista de vocación, su voz e imagen siguen acompañando a los sanjuaninos. Su acercamiento a Dios lo llevó a dar la comunión a los enfermos, y hasta ser el encargado de prensa del Arzobispado de San Juan de Cuyo. Un repaso por su vida, en esta nota.
domingo, 10 de octubre de 2021 · 13:19

"Un periodista de vocación, andante y rebelde". Así se define Jorge Sotomayor, de 65 años, quien transitó gran parte de su vida ligada a los medios de comunicación locales, junto a un camino de amor hacia Dios que vivió de las formas más humanas posibles; e infinitamente agradecido de su familia y amigos.

La semana pasada, los periodistas recibían el mensaje de que había llegado su jubilación, mientras cumplía su trabajo como encargado del área de prensa del Arzobispado de San Juan de Cuyo y en Canal 4. En esta nota hace un repaso por su vida, hechos que lo marcaron, y una forma de agradecer a quienes compartieron tantos años de ser periodista 24-7.

"El protagonista siempre eras vos, la circunstancia, el hecho... nunca yo. Los periodistas siempre pecamos de ser un tanto `yoístas´ pero nunca he sido así", arranca diciendo Jorge. A él uno no lo va a ver en notas, él es quien las escribe y relata, y es por eso que acá hace un repaso de cuando empezó a transitar el camino del periodismo. 

Dio sus primeros pasos en radio Sarmiento, en junio del año 1984, "haciendo prensa" con un equipo "de primera y que conducía Francisco Bustelo", dice y expresa que "yo le guardo mucho cariño y respeto por él, esa vocación que yo tenía en el corazón me la hizo despertar y me enseñó que uno era periodista las 24 horas del día, y de lunes a domingo". Recuerda también a Nina Galván, ya que "fue también alguien que me enseñó  muchísimo y aprendí muchísimo en orden a los medios y básicamente el respeto que uno debe tener por la gente". 

Y aparece en su mente el recuerdo de su padre: "él siempre me decía `de lo que sabés hablá poco y de lo que no sabés no hables nada´". 

 

LA MONTAÑA, SU FORMA DE HACER CATARSIS

"Yo comencé a caminar los cerros, primero solo y cuando mis hijos fueron un poco más grandes,  acompañándome con ellos. Todos los conozco a pie porque era la forma de hacer catarsis. Me encanta la montaña, me quedaron pocos lugares de San Juan para conocer", cuenta. 

Mirador Parque Nacional San Guillermo.

 

Si uno le consulta cuál de los tres medios de comunicación elegiría, él supo encontrar la magia de cada uno: "de los tres medios aprendí algo... en la radio la bastedad del idioma para poder contar las cosas, en la tele vos tenés lo poderosísimo de la imagen pero también tenés que saber contar las cosas y tener bastedad en el idioma para saberlo hacer; y en gráfica tenía lo otro, los espacios, un idioma y texto y contar la historia,  tener la inteligencia para el resumen y lo medular de las cosas tratando de dejar un mensaje... los tres me apasionaron".

 

VIVIR LA FE, DESDE ADENTRO Y HACIA AFUERA

Años 2003, dos radios a su cargo. Y Jorge tuvo "desprendimiento de retina en el ojo derecho, doble desprendimiento de retina en el ojo izquierdo, primero no le di demasiada importancia y después me dijeron que me podía quedar ciego entré en un impacto emocional muy fuerte... ese impacto emocional me llevó a descubrir a través de los amigos que hay un Dios que existe y es, con la misma fuerza y pasión que tenía por el periodismo busqué a Dios, y se me mostró de verdad", expresa. 

Fue así que "comenzó un proceso en mi vida en el 2003 hasta el 2016 que tuve un regalo preciosísimo ya que con el periodismo yo era ministro extraordinario de la comunión, llevaba la comunión a los enfermos", cuenta. "Me lo ofrecieron, lo acepté, lo abracé y en el enfermo aprendí que esta el testimonio preciosísimo de Dios en el medio de ellos, en su sufrimiento, su dolor, en su aceptación de la propia enfermedad, en el medio del dolor". 

Junto a Monseñor Jorge Lozano. Institución de acólito de la Iglesia Católica

Jorge reflexiona que ha sido "muy feliz" en la oficina de Comunicación del Arzobispado y que le "encantaba la relación con los colegas, ya que podría ser más cercana o más lejana, podríamos pensar igual o diferente, pero el contacto con ellos ha sido para mi muy enriquecedor siempre y muy grato".

 

Jorge vivió la Iglesia sanjuanina en el área de comunicación cinco años y recuerda la llegada de Monseñor Jorge Lozano a la provincia: "además de su calidez humana y personal que todos conocen, también aprendí a ver una persona y a conocer una persona que con humildad tiene roces internacional, y lo propio fue para mi, yo entendí que así debía ser mi camino, acompañar en él en todo lo que necesitara y que mi cabecita me diera como para poder estar en todo lo que necesitara, que él requería, hay cosas que tuve que aprender. Y lo otro que yo quería era servir a los sacerdotes, ser nexo con ellos".  

"El periodismo en el Arzobispado me completó como periodista, de la mirada desde adentro, entender que el Sacerdote es un ser humano, que también necesita cercanía y afecto... la mayoría son personas sacrificadas y entregadas en serio", dice.

 

Junto al padre Rodrigo Robles. Comunidad Barrio Cerro Grande. Pocito

 

UN DÍA LLEGÓ SU JUBILACIÓN 

"Es un marco legal obligatorio", expresa Jorge. "Pero la vocación en los medios uno lo lleva en la sangre", expresa. Por este motivo es que Sotomayor toma el hecho de comunicar este acontecimiento como una forma de poder dar las gracias a quienes lo acompañaron a lo largo de su camino. Pero no abandonará el barco, ya que hay periodista para rato.

"Monseñor Lozano pidió y el padre Carlos María también, es el obispo auxiliar, colaborar con las cosas que uno pueda en la Iglesia. De hecho lo sigo haciendo y a su vez yo soy el representante legal del canal 4 y de la radio del Arzobispado. En este canal continuo trabajando, tengo mis columnas y demás y un poco volcar la experiencia que uno ha tenido estos años tratando de aportar el granito que uno pueda en esos medios", explica.

"El anunciar la despedida tenía el propósito de dar gracias a los amigos que nos han ayudado durante tanto tiempo incondicionalmente, colegas que uno conoce hace 20 años o más y que siguen con uno en la misma lealtad o sintonía para hacer cosas, entonces uno debe ser agradecido y con ese propósito lo hice", comenta. "Que uno se pueda insertar en Canal 4 es la síntesis del periodista y de su propia fe, es un regalo en el que uno debe tratar de poner las mejores cosas que pueda", dice.

 

El cumpleaños de una de sus nietas: María Pilar, festejaba sus 3 añitos

SU FAMILIA, "UN BASTIÓN FUNDAMENTAL"

Cuando Jorge vivía el 5° año en el Colegio Don Bosco y su esposa Adriana Ghia cursaba el 3° año de la Escuela Industrial comenzaron a transitar su vida juntos. Como si fuera ayer, recuerda que el "11 de noviembre de 1972 nos pusimos de novios y el 15 de febrero del año 1980 nos casamos", dice. Junto a ella formó una gigantesca familia de la cual se enorgullece, formada actualmente por cinco hijos y once nietos también, y considera "el valor principalísimo en todo este tiempo".

"Mi esposa se alegró conmigo y lloró conmigo. Era periodista a mi lado. Viajábamos y sufríamos y ella lloraba o se enojaba conmigo. Mi esposa, mis hijos, la familia, ha sido un bastión fundamental, y después los amigos, siempre en el periodismo tuve amigos que me dieron una mano; uno podía disentir pero tenía un marco de respeto", cuenta. "Cuando me dijeron que podía quedar ciego estuve seis meses tirado en un sillón, en plena crisis. Mi esposa fue el pilar que me sostuvo, la familia me sostuvo", reflexiona.

Junto a su gran compañera Adriana.

"Cómo no voy a tener un gesto con ella si fue una mujer cabal conmigo, tuvo que aguantar muchas cosas como gremialistas que me agarraron a palos en la puerta de Radio Sarmiento, un jefe del Penal de Chimbas me quiso procesar... tenés que tener una esposa y una familia de verdad para que soporte todas esas cosas". 

 

(Imagen de archivo)

UNA ANÉCDOTA, ENTRE MILES DE SU VIDA

La noche del jueves 23 de enero de 1986, un ómnibus que transportaba a efectivos de la Banda de Música del RIM 22 y un grupo de civiles, se precipitó a un profundo barranco en el camino de cornisa del portezuelo El Tambolar, en el tramo Calingasta-San Juan en el tramo de la desaparecida Ruta Provincial 12, donde actualmente está el dique Caracoles.

"Cuando se cayó el colectivo, el primer periodista que estuvo ahí fui yo... una noche oscurísima, dar vuelta el móvil para poder transmitir... yo venía manejando, bajando el Tambolar con una mano y con la otra venía probando el equipo. Esas cosas las he vivido, por la necesidad de contar, fue terrible. Había mucha desesperación, el jefe del Regimiento en ese momento, un teniente coronel, me dice "Jorge por favor, digale al Gobernador que necesitamos un helicóptero"". Uno fue testigo de todas esas cosas, teniendo una memoria muy fuerte", relata. 

 

UN SER HUMANO Y PERIODISTA ENTRE PRESOS

Finalmente, no puede dejar pasar por alto lo que significó para él la Pastoral Carcelaria: "Me completó el periodista de entender que hay seres humanos con con arrepentimientos, con miedos, y con niveles de violencia extrema en muchos casos... pero que aún así son personas. También esas cosas me enseñaron a ser periodista porque me cambió la mirada respecto de muchas cosas". 

"Hay gente que no conoce otra forma de vivir y entonces vive violentamente, es gente que se arrepiente en serio, hoy tengo amigos que son ex presos". 

 

¿LE QUEDÓ ALGO EN EL TINTERO?, ACÁ TE LO RESPONDE

Jorge responde sobre este tema, además de referirse a su familia y la Pastoral carcelaria.

 

¿QUIÉN ES?, EN FRASES

* "El protagonista en una nota siempre eras vos, la circunstancia, el hecho... nunca yo"

* "La forma de hacer catarsis del periodismo para mí es la montaña"

* "He sido por vocación, por estilo y por personalidad, siempre rebelde"

* "Con la misma fuerza y pasión que tenía por el periodismo busqué a Dios, y se me mostró de verdad".

* "Hay cosas que prefiero guardarlas en mi corazón para decir  "Gracias Dios mío por esto que me diste"". 

* "He procurado toda la vida que lo auténtico y la verdad de lo que uno es esté por encima del caretaje"

* "El periodismo en el Arzobispado me completó como periodista".

 

Comentarios