Escándalo en puerta

Lo que Gil se llevó: la triste historia del cierre de los merenderos en Caucete

Varios merenderos de Caucete aseguran que el Intendente Julián Gil retiró los fondos sociales por represalias políticas después de las elecciones. Tiempo de San juan visitó las organizaciones donde ahora abundan ollas vacías y niños que preguntan cuando vuelve la copa de leche.
miércoles, 12 de junio de 2019 · 07:07

El pasado 2 de junio finalizaron las elecciones generales en San Juan pero las repercusiones continúan. En Caucete el actual intendente Julián Gil no resultó reelecto y ahora la polémica se apodera antes de dejar su cargo oficialmente el próximo 10 de diciembre.

En los días posteriores al cierre de comicios de aquel domingo varios merenderos dependientes de las arcas del municipio fueron decomisados por empleados municipales de Caucete; así mismos se les exigió que devolvieran insumos como leche, azúcar, yerba, aceite y harina, entre otros productos vitales para el funcionamiento de estas organizaciones sociales que albergan a niños y niñas con necesidades alimenticias.

Tiempo de San Juan realizó un recorrido sobre algunas de estas organizaciones para poder dimensionar la realidad del cierre de algunos merenderos por presuntas represalias políticas. El merendero Virgen de Guadalupe ubicado en Loteo Godoy fue uno de los que se vio afectado por la quita de fondos e insumos alimenticios.

La tristeza de quienes encabezan la coordinación de los merenderos cerrados.

Así lo asegura Claudia Torres (51) sobre lo sucedido en la semana posterior a las elecciones: “Llegaron de un día para el otro sin avisar y nos levantaron el merendero, se llevaron las ollas, las cajas de leche y lo que teníamos para los niños, incluso se quisieron llevar el cartel como para decir  de que acá nunca existió el merendero, pero no dejamos que se fuera, esa es la única prueba que nos queda de que aquí los chicos venían a comer” asegura la coordinadora y agrega que “ellos nos traían dos kilos de leche, un paquete de yerba y 5 kilos de harina, eso nos duraba una semana con la cantidad de niños que tenemos por eso nos resulta muy doloroso porque esto no nos lastima a nosotros, sino a un montón de criaturas que quizás muchas veces no tienen para comer” sostiene.

El merendero “Brazos Abiertos” del Barrio Guayamas experimentó el mismo destino, cuando el pasado 4 de junio, el municipio de Caucete retiró los insumos alimenticios para asistir  a 120 chicos del barrio cinco días a la semana. Este comedor al igual que el anterior trabajaban como organizaciones sociales activas hacía más de 3 años en el departamento, en zonas con realidades sociales muy complejas que necesitan un constante abordaje y seguimiento.

“El día lunes les di la copa de leche a los chicos porque tenía, pero el martes en la tarde viene gente del municipio y me dicen que se van a llevar las cosas del merendero, nunca me avisaron, yo fui a averiguar que pasaba y me entere que a varios también se los habían levantado, lo peor es que inventaron rumores de que nosotros vendíamos las cosas, cuando acá hay cosas que las pagamos nosotros porque esto no nos alcanza, la gente sabe quién soy y saben lo que hacemos por los niños” sostiene Fany Malla del merendero Brazos Abiertos. Y agrega que “me da mucha tristeza tener que decirle a los chicos del merendero que no tenemos comida, que no vamos a abrir, ellos vienen y nos preguntan cuándo vamos a abrir y le tenemos que decir que ya no va a estar más” sostiene.

"Los empleados municipales se quisieron llevar hasta el cartel del merendero" aseguran Claudia Torres.

La magnitud del problema llegó a las puertas de Desarrollo Humano donde el ministro Armando Sánchez dijo que “la provincia evalúa la posibilidad de trasladar los costos de los merenderos de Caucete a la cartera provincial”. A sí mismo el funcionario detalló que actual intendente del departamento ni siquiera contesta el teléfono para explicar que está sucediendo con los merederos.

Por otra parte, no ocurre lo mismo en todas las organizaciones sociales, en siguiente video una de las coordinadoras del merendero "Manos Traviesas" sostiene que a ellos no le quitaron los subsidios municipales. 

Más allá de que la actualidad de los merenderos cauceteros es compleja, hasta el momento el intendente Julián Gil no da respuesta sobre los presuntos "aprietes políticos" como represalias a quienes no lo votaron.

Comentarios