Historia de vida

El artista sanjuanino que deslumbra a pesar de haber sufrido un ACV

Miguel Marqués (54) nació con “un don” como artista plástico y dibujante. Tuvo un ACV que lo dejó con la mitad del cuerpo paralizado cuando tenía 50. Hoy, sin poder hablar y utilizando solo su lado izquierdo, demuestra que el genio detrás del artista sigue floreciendo.
sábado, 30 de marzo de 2019 · 09:06

Por Pablo Amado

Cada persona es protagonista de una historia, de un entrelazado de hebras que punto tras punto va confeccionando el diseño de un mundo singular que se conecta con todo. Si buscáramos una analogía, podría decirse que cada uno de nosotros es un libro. Y como ocurre con los libros, algunos son de fácil hallazgo y están a la vista de todos, pero hay otros, que ya nadie recuerda ni siquiera como encontrarlos. O peor aún, que están en algún rincón que pronto pasara inevitablemente al olvido. La historia de Miguel Marqués es una de esas. La de un artista de 54 años que nunca fue conocida por que siempre prefirió vivir en el anonimato, en la humildad de no ser aclamado por ningún crítico de estación. La historia de Miguel es la historia de un escultor que ha perdido la capacidad del habla, y tiene la mitad del cuerpo paralizado producto de un ACV y que cada día, atraviesa los pasillos del asilo con su silla de ruedas para volver a dibujar. Y así demostrar que el artista sigue ahí, escondido detrás de una sonrisa.

El es Miguel hoy en día.

“Mi hermano desde chico, con 5 años empezó a trabajar con la plastilina en el jardín y la maestra se quedaba admirada, porque todos los chicos hacían dibujitos y el hacía figuras infantiles de dibujos animados que le gustaban. Eso le parecía raro. Hasta que un día lo llamó a mi papá y le dijo que para ella Miguel tenía un don, pero mi papá eso nunca le interesó. Él quería que nosotros fuésemos pianistas como él” afirma Gladys Marques, la hermana mayor de tres hijos que crecieron rodeados de un ambiente bohemio. Por ser los hijos del gran pianista sanjuanino Miguel Marques, más recordado como el creador del grupo de tango Miguelito Marques y su orquesta típica.

Escultura que fabricó para su cuñado como regalo de cumpleaños.
Miguelito Marques y su orquesta típica.

Entonces, ¿Cómo llegó a tener una habilidad para el arte si nunca estudio? Su cuñado y amigo, Manolo García nos cuenta su percepción al respecto. “El nunca estudio nada, todo lo tiene como un don que le trasmitió el padre, don que también tiene mi mujer, pero él siempre fue muy tímido e introvertido, por eso nunca se interesó en hacerse conocido. Hacia trabajos para arreglar vírgenes en las iglesias, o algunas figuras que las vendía, pero prácticamente las regalaba, yo creo que era su forma de agradecerle a dios por haber recibido ese don. Es más, nunca cobró caro su trabajo, solamente le gustaba hacerlas. Después de grande empezó a dibujar pero justo en esa etapa le da un ACV, me acuerdo que fue una semana antes de su cumpleaños, estaba por cumplir 50 años, y fue durísimo para todos porque es un chico muy bueno y muy querido por todos”.

Las pocas esculturas que hoy en día quedan.

El accidente cerebro vascular llegó en el peor momento para la familia Marques y por supuesto para Miguel, que estaba comenzando a mostrar sus dones en el dibujo. “Fue un tiempo difícil porque después de que perdiera el habla y estuviera en silla de ruedas quedó muy triste, no quería hacer nada. No quería pintar, ni dibujar, solo comía y dormía, se notaba que no quería vivir con nosotros. Que eso le incomodaba. Por eso un día, después de pensarlo mucho,  decidimos llevarlo al Hogar de Ancianos, y fue una de las mejores decisiones porque él ahora es feliz, incluso está dibujando con su mano izquierda” opina la mayor de las hermanas ante un milagro que está empezando a gestarse en el Hogar Eva Duarte.

Siempre fiel a su estilo, ha logrado captar a personalidades como al Papa Francisco.

Los doctores lo denominan “afasia” a la pérdida del habla por haber sufrido un ACV, y en líneas generales las secuelas que acompañan a la recuperación de esta trombosis cerebral son problemas musculares, neurológicos y de articulaciones. En algunos casos quienes padecen un ACV tienen que volver a aprender funciones tan básicas como comer y poder digerir los alimentos.

Parte de los dibujos que realiza después del ACV.
Los rostros son su preferencia.

En el caso de Miguel, el hemisferio afectado por el accidente vascular fue el hemisferio izquierdo, y si bien la ecuación es compleja en general, el hemisferio izquierdo es dominante en el lenguaje, es el que procesa la mayor parte de las tareas del habla. También está a cargo de llevar a cabo los cálculos lógicos y matemáticos. El derecho por otra parte, se encarga principalmente de las habilidades espaciales, reconocimiento facial y procesamiento de la música. También realiza algo de matemáticas, pero sólo estimaciones y comparaciones. Es el que nos ayuda a comprender las imágenes y darle sentido a lo que vemos.

Este fue el ultimo dibujo que no llegó a terminar, antes de que le diera el ACV.

Teniendo en cuenta este panorama, es llamativo que el artista que no puede hablar y tiene gran parte de su cuerpo paralizado, este volviendo a dibujar. Es más. Es el único en la sala de recreaciones del Hogar de Ancianos que no colorea con imágenes, sino que improvisa sobre el papel y cada día lo hace de manera más deslumbrante.
Quizás algún día, vuelva a utilizar la arcilla entre sus manos, y cree alguna  figura que rompa el anonimato y lo lleve a consagrarse como el artista que es.

 

Comentarios