50 AÑOS DE TRAYECTORIA

Florería del Carmen: de “El kiosco” a pionera en el diseño floral

Creada por la primer Florista de San Juan en 1944, cuando miles de personas murieron a causa del terremoto. Hoy, tres generaciones después, innova en el mundo del diseño.
viernes, 16 de septiembre de 2016 · 07:11
"Mi abuela Filomena del Carmen Noriega fue la que comenzó con la florería en el año 1944 cuando San Juan sufrió el terremoto. Era el único cementerio en la provincia y en ese momento ir al cementerio era parte de la rutina de todos los sanjuaninos. Mi abuela fue la primer florista de San Juan”, comenzó su relato Germán Cortes, el heredero de la prestigiosa florería.

Ubicada desde siempre en la calle Cortines, justo antes de topar en el cementerio, la florería comenzó siendo un pequeño kiosco de madera en el que doña Filomena trabajaba, junto a sus siete hijos, para ayudar al padre de familia que era obrero en el Cementerio de la Capital.

"Cuando mi abuela fallece en el 2000, mi madre y mi tía se hicieron cargo por unos años del negocio familiar. Yo me había recibido hace poco de profesor de filosofía y no conseguía trabajo, fue por eso que decidí quedarme con la florería lugar donde me crié y pasé mi infancia”, recordó Germán.

Con ganas de ir más allá, Germán decidió abrir el campo de trabajo e implementar cosas nuevas en el mercado floral. Se perfeccionó en diseño, ramos de novia y decoración de eventos.  
 

Dos facetas muy distintas vive en su día a día. En un mismo día de trabajo atiende personas que van en busca de un arreglo floral para un ser querido que falleció y una novia que va en busca del ramo más hermoso para su boda.

"En un principio fue difícil acostumbrarse a atender personas que están atravesando un momento de tanto dolor, pero con los años te acostumbras. Tenemos una clientela que busca innovación hasta en los peores momentos”, agregó el florista.

Entre las peticiones más extrañas que recuerda, hay una muy particular. "Para la fundación de San Juan me pidieron que decorara todo con jarilla; asique tuve que me las tuve que ingeniar con sauce, retornuño, semillas y jarilla. Durante la semana me rompí la cabeza para pensar que hacía pero al final me divertí”, recordó.

Las novias también son muy exigentes a la hora de elegir el ramo y la decoración. Las rosas combinadas con pimientas, una de los ramos más extravagantes.

Durante muchos años la hoy llamada Florería del Carmen, contó con cultivos propios en la localidad de Desamparados. Actualmente, y luego de tres generaciones cuenta con una indiscutible variedad de flores finas, silvestres y tropicales importadas desde Ecuador, Colombia, Chile y Brasil.

Galería de fotos

Comentarios