Recuperación "milagrosa"

El Cura Brochero, más cerca de la santidad de la mano de Camila Brusotti

Según el Diario de Carlos Paz, una junta médica del Vaticano ya está estudiando el caso de la niña sanjuanina para comprobar el milagro. Aseguran que la canonización podría ser en 2016 en Córdoba.
miércoles, 02 de septiembre de 2015 · 21:21
Una junta médica del Vaticano se encuentra estudiando un "milagro" que se le atribuye al cura José Gabriel Brochero y que podría significar su santificación, y el papa Francisco manifestó su intención de encabezar la ceremonia de canonización en las sierras de Córdoba. El "cura gaucho" fue beatificado recientemente y el Sumo Pontífice reveló que está siguiendo de cerca el proceso que se desarrolla en la Santa Sede y expresó su deseo de aprovechar su visita a la Argentina (prevista para mediados del próximo año) para celebrar al que sería "el primer santo cordobés".
 
El veredicto de la comisión de siete médicos de la Pontificia Congregación para la Causa de los Santos se está haciendo esperar y el obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera, dijo que el papa Francisco le manifestó su "vivo deseo" en ponerse al frente de la ceremonia que se realizaría en el Valle de Traslasierra. "No es casual que el Santo Padre elija la figura de Brochero, ya que es un ejemplo en cuanto a estilo pastoral y marca un poco lo que él viene pidiendo a los sacerdotes. Una vida entregada a una causa y una elección por los pobres, alejados del lujo"; agregó Olivera.
 
Concretamente, se estudia la milagrosa recuperación de Camila Brusotti, la niña de 9 años que fue salvajemente golpeada por su madre y padrastro el 25 de octubre de 2013 y que logró recuperarse "de un día para otro", presuntamente por la intervención de Brochero, tras haber permanecido internada en coma durante 45 días. El caso está siendo analizado ahora y luego será enviado a la comisión de teólogos, luego a los obispos y cardenales, y finalmente, llegará a las manos del Sumo Pontífice.
 
El Cura Brochero vivió entre 1840 y 1914 y evangelizó a lomo de su mula las sierras de Córdoba, acercándose a la gente que tenía menores recursos y llevando un mensaje de Fe a los lugares más inhóspitos del territorio cordobés. Tras comprobarse el milagro de Nicolás Flores, un pequeño que había quedado en "estado vegetativo" luego de haber sufrido un terrible accidente vial y que logró hacer una vida normal, fue proclamado beato el día 14 de septiembre de 2013 ante una multitud.
 
El papa Francisco lo considera "un cura con olor a ovejas" y aceptó la propuesta de encabezar la ceremonia de canonización en Córdoba, en el supuesto que él visite nuestro país en el marco de una gira por América Latina que también lo llevará a Chile, Uruguay y Paraguay, entre otros países.

Fuente: Diario de Carlos Paz

Comentarios