Obra pictórica

El paso de la Difunta Correa sorprendió en la Avenida Corrientes

Se trató de una manifestación que partió desde la Casa de San Juan hasta el Centro Cultural dependiente de la Facultad de Filosofía y Letras. La obra pictórica es de Tiziano Fabris.
miércoles, 04 de noviembre de 2015 · 14:40
Escoltada por un grupo de granaderos y al son de marcha de una banda de instrumentos de viento y tambor, la manifestación que partió desde la Casa de San Juan en Buenos Aires logró que los porteños detuvieran su propia marcha para preguntarse qué era la imagen retratada, y quiénes los promesantes.

La obra pictórica es de Tiziano Fabris y, a diferencia de la tenebrosa situación retratada por Blanes en épocas en que comenzaba a buscarse un control sanitario de la población, compone el encuadre con la misma mujer yacente y un niño apoyado en su pecho en busca de alimento, aunque en la inmensidad árida y luminosa del desierto sanjuanino.

"Esto es una manifestación de fe y arte como lo fue en el Renacimiento; en este caso, la imagen icónica nuestra es la Difunta Correa", dijo a Télam Nilda Ferreira, subdirectora de la Casa de San Juan, respecto al mítico personaje que se va siguiendo a la 'montonera' que en 1830 reclutó a su marido, y murió en medio del desierto.

La obra de Fabris utiliza la iconografía de la inmigrante y el bebé de la pintura "Un episodio de fiebre amarilla en Buenos Aires" de Blanes, que fue retomada luego para la figura de la Difunta Correa de las estampitas y representaciones populares.

"Muchos decían que la repercusión y valor del cuadro estaba en que los médicos reverenciaban a la situación de muerte; Fabris cree que el verdadero valor es la mujer que está en el piso, colocando lo popular por sobre lo académico, lo cual grabó en el imaginario el mensaje de que el amor de la mujer está más allá de la muerte", indicó Ferreira.

Fabris, egresado de la Universidad de Buenos Aires, hizo un trabajo de investigación sobre el cuadro de la fiebre amarilla: "vio esa especie de paralelismo con la mamá muerta en el piso y su hijo buscando amamantarse, que le recordó a una imagen popular en el desierto sanjuanino en las mismas condiciones", dijo la directiva.

"Los arrieros primero, los camioneros después, fueron esparciendo ya entrado el Siglo XX la imagen de ella como protectora y difundiendo la fe por todas las rutas", al punto de que la Iglesia Católica "se fue haciendo más amigable y tiene una capilla dentro del santuario, bajo advocación de Nuestra Señora del Carmen", agregó.

El cuadro va a quedar expuesto en el Centro Cultural dependiente de la Facultad de Filosofía y Letras -en 25 de Mayo 201 (y Perón)- hasta el 24 de noviembre, cuando una mesa debate reunirá a Fabris con el director del "Paco Urondo" y de la Carrera de Arte, Ricardo Manetti; y directivos del museo sanjuanino de Caucete, dedicado a la difunta Deolinda Correa.
 
Fuente: Telam.com

Comentarios