sábado 25 de junio 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Exclusivo de Tiempo

Viaje al final del camino a Chile que se sueña hace 447 años

En plena cordillera se termina de asfaltar en la Ruta 150, bajo la mirada atenta de Vialidad Nacional. Es la última parte antes de llegar a la embocadura del túnel de Agua Negra que se añora más que nunca.

Por Miriam Walter 11 de junio de 2022 - 09:01

Con una copiosa nieve cubriendo las montañas que alegra en medio de la sequía sanjuanina de telón de fondo, a casi 200 kilómetros de la ciudad, máquinas y hombres atribulados trabajan en asfaltar el último tramo de un camino de largos sueños, entre Peñasquito y las inmediaciones del límite con Chile. Es en Agua Negra, el paso binacional donde se lucha por abrir un túnel que conecte Iglesia con Coquimbo, pero que es mucho más que eso: se espera que abra un desarrollo monumental en toda la región Sur del continente. Un camino que se busca hacer realidad desde hace 447 años.

Tiempo de San Juan recorrió en exclusiva esta trascendental obra que se hace en la cordillera iglesiana.

a7169577-2f83-470f-ae43-3a3a8d31d17f.jpg
  El final del camino hacia Chile en Iglesia está en un 80%.

El final del camino hacia Chile en Iglesia está en un 80%.

El proyecto Agua Negra, considerando primero el camino desde Coquimbo-La Serena hasta San Juan, y desde el siglo pasado el túnel, tienen una larga historia. El chileno Rodrigo Iribarren Avilés investigó gran parte de los antecedentes durante más de una década, resultando el libro "Agua Negra, Historias de un camino", publicado el 2012.

Allí cuenta que "las primeras huellas del camino fueron usadas por tribus cazadoras y recolectoras y luego tribus agrícola-ganaderas que migraban con vicuñas y guanacos durante el verano, mientras cosechaban en los estrechos valles de la cordillera. Luego con la expansión incaica, otros caminantes ahondaron su senda en caravanas de llamas a través del Camino del Inca".

464d3dfe-d47d-472c-808f-66bd0d1d9a18.jpg
Las máquinas de Mapal perfilan las amplias banquinas.

Las máquinas de Mapal perfilan las amplias banquinas.

Ya en 1575, durante el dominio español, Don Gaspar Zárate se dirigió al Rey, en representación del Cabildo de San Juan, pidiendo la construcción de un camino que vinculara esta ciudad con La Serena y continuó un interesante tráfico de mula, minerales y productos producidos en ambos territorios.

Los sanjuaninos conocen la historia más reciente pero no menos extensa. Quizá el hito más recordado es el del 1 de marzo de 1965, cuando el entonces gobernador sanjuanino Leopoldo Bravo inauguraba el camino que se había comenzado a construir en 1947, con la presencia del vicepresidente de la Nación, Carlos Perette y autoridades de ambos lados de la cordillera. En estos 57 años, la huella pasó a ser una moderna ruta, sobre todo con avances notables en las últimas dos décadas.

aed67a7d-dbfb-43cf-9cbb-6c10568801ff.jpg
El tramo de Peñasquito lleva 80% de avance. Se está colocando asfalto y creando banquinas.

El tramo de Peñasquito lleva 80% de avance. Se está colocando asfalto y creando banquinas.

Pensando a futuro

Las transformaciones viales se pensaron de modo de tener todo listo para cuando esté el tan mentado túnel. Este último, una obra que atraviesa en los últimos años sinsabores y un destino incierto. No obstante, las dificultades políticas no han logrado opacar las ganas, que unen a argentinos y chilenos, a sanjuaninos y coquimbanos en particular, en la meta de perforar la cordillera de los Andes y dar una comunicación a baja altura -3.800 msnm- que esté operativa todo el año.

En esta monumental tarea de unir comunidades se empezó a completar la Ruta 150, que nace en la riojana Patquía y sigue hasta donde se proyecta la embocadura del túnel en suelo sanjuanino, pasando por Baldecitos, Ischigualasto, inmediaciones de Huaco, San Roque, Jáchal, Rodeo, Las Flores, Guardia Vieja y Arrequintín.

3df6bb3f-e20d-4320-9fed-a6e9d8635a93.jpg
Las máquinas de Mapal perfilan las amplias banquinas.

Las máquinas de Mapal perfilan las amplias banquinas.

Como parte del llamado "Corredor Bioceánico Central", entre Porto Alegre (Brasil) y Coquimbo (Chile), se encaró años atrás una obra sin precedentes entre Ischigualasto y Huaco, uniendo por primera vez el Norte sanjuanino, para poder hacer una vía apta para el tránsito de camiones en un futuro cercano. El recorrido en San Juan enlaza una traza ya existente y otra completamente nueva, por lo que fue una construcción de gran complejidad la inaugurada en 2014, con 6 túneles y 5 puentes donde antes solo había intrincados cerros. Tanto así, que fue premiada por ser la Obra Vial del Año en Argentina.

En todos estos años, Vialidad Nacional codo a codo con el Gobierno Provincial avanzaron como con un rompecabezas, poniéndole piezas a la 150 a lo largo de 303 kilómetros. Además del ostentoso tramo Ischigualasto-Huaco (155,8 kilómetros), se avanzó con los tramos Huaco-San Roque, y Las Flores-Límite con Chile, dividida esta última en tres tramos. En este escalón final está San Juan ahora y es fascinante saber que es el envión definitivo en la carrera de pavimentar todo antes de llegar al túnel.

Tocando el cielo con las manos

El aire frío corta la cara pero el paisaje conmueve. Los Andes nevados son testigos este junio de la pavimentación de los 26 kilómetros de la llamada Sección I de Peñasquito (desde el Km 296,00 al Km 321,50), sobre el camino internacional de Agua Negra. Es la misma vía que eligen cientos de sanjuaninos en verano para ir a las playas del Pacífico.

ab0afc98-06d6-4918-8b81-6c24e853be7c.jpg
Viejo versus nuevo. Así se ve la ruta nueva, con 5 centímetros de pavimento reluciente.

Viejo versus nuevo. Así se ve la ruta nueva, con 5 centímetros de pavimento reluciente.

Esos 26 kilómetros significan el cierre de una proeza calculada hace décadas. Ya va por el 80% y se espera poder tenerlo listo en octubre de este año. Con una inversión cercana a los 950 millones de pesos, los trabajos están a cargo de la constructora Mapal, que no es la primera vez que asfalta en la 150. Ya hizo uno de los tres sectores, el II, que se terminó en 2015. Es el que está más cerca de la cordillera y tiene unos 26 kilómetros también.

La Sección I es la que ahora está en obras. Esta transformación se inició en 2015 a cargo de esa constructora, pero se paró en 2017, porque no se podía terminar en el plazo estipulado y solo se hizo lo que se conoce como imprimación. Luego se pudo retomar en abril de 2021, con modificaciones. Se trabajó en medio de la pandemia hasta estos días, que se han logrado ya 19 kilómetros de los proyectados. Se está solo a 7 kilómetros de llegar a la meta.

Etapa final para la construcción del camino de Agua Negra

En el recorrido se ve el asfalto de color negro lustroso y, a los costados, están las palas moviendo la tierra y perfilando las banquinas de 1,50 metros, que dan plena seguridad a la ruta, junto con las barandas, señalización vertical y demarcación horizontal.

eb0cd86e-ec16-467c-b160-d6b65ab7fa3c.jpg
El nuevo asfalto recibirá cientos de vehículos en el verano, cuando se abra el camino de Agua Negra.

El nuevo asfalto recibirá cientos de vehículos en el verano, cuando se abra el camino de Agua Negra.

Por día se hacen unos 800 metros de pavimento mientras se acercan a la ladera de la montaña. Quedarán 15 kilómetros, lo que se conoce como la Sección III, hacia la entrada del túnel y es la que se planeaba inicialmente a la par del perforado de la montaña. Ahora se proyecta para buscar financiamiento como obra aparte, y con la esperanza de comenzar el asfalto el año que viene. Quizá para ese entonces el túnel corra con el mismo éxito que la ruta que lo acompaña en ese agraciado rincón sanjuanino.

Los enamorados de la ruta

En medio de la labor de la empresa aparecen los supervisores de Vialidad Nacional que controlan metro a metro. Para ellos esta ruta es como un hijo. Están orgullosos de que se esté terminando.

"No es fácil y ahora empieza la época jodida, se reduce por los fríos la tarea pero igual hay que estar arriba", cuenta Emiliano Chiappini. Es parte de un grupo de seis trabajadores de Vialidad Nacional apostados en la delegación de Iglesia, que supervisan las obras en la zona. Están los topógrafos Ramón Caraballo y Alfredo Aciar; el laboratorista Mauricio Aguirre y los conductores de obra Roberto Mercado, Manuel Saromé y Chiappini.

2416eae0-adb4-49c3-b59c-7c42c59bb8f6.jpg
El equipo de inspectores de Vialidad Nacional, permanentes vigías de la obra en la Ruta 150.

El equipo de inspectores de Vialidad Nacional, permanentes vigías de la obra en la Ruta 150.

Están en Iglesia 5 días por 2 que "bajan" a su casas en el Gran San Juan, a veces trabajan en fin de semana. Tienen el privilegio de trabajar en medio de la cordillera, apreciando su belleza a diario, pero a la vez se manejan en medio del frío y lejos de sus familias casi toda la semana.

El laboratorista Mauricio toma muestras del camino, debe buscar en la mezcla las que son más homogéneas, y ve que estén a la temperatura indicada para hacer los análisis de laboratorio luego. Se debe cotejar que este material tenga la granulometría, los porcentajes de áridos y de asfalto que fija el pliego de licitación. Básicamente al laboratorista su función le ocupa todo el día, porque si se "tira" en la mañana el asfalto, se toma el muestreo, debe dejarse en agua ciertas horas, se vuelve al camino a tomar más material testigo y luego se ingresa al laboratorio.

En el caso del topógrafo Ramón, su función es controlar las pendientes con niveles, la traza que debe ir por el eje que dicta el proyecto. Se vale para eso de una estación total que es un aparato digital que se coloca a lo largo de la ruta. En la práctica implica ir por el camino, pararse por tramos que pueden ser de 20 metros, y usar los instrumentos para medir. Si el camino está por fuera de la línea estipulada, se rechaza y la empresa debe corregirlo.

Confesiones de los inspectores de Vialidad Nacional de la Ruta 150

A nivel local hay exigencia y luego también se hacen controles de calidad con inspectores que vienen cada tanto desde Buenos Aires por la parte estatal. Ambos vigilan que no haya "avivadas" de las empresas, que a veces ocurren y entonces hay partes de obras que deben rehacer.

Inspector no es cualquiera. En este grupo son todos recibidos de técnicos. Algunos son egresados de la Escuela Industrial. Es tan larga la historia de la Ruta 150, que el equipo con sede en Iglesia se conoce hace más de una década. Incluso tienen buena química con los ingenieros de las constructoras, porque trabajan codo a codo. En este caso, la empresa que hace el tramo final de la ruta es Mapal. A veces se reencuentran después de varios años de haberse conocido por un tramo anterior.

77545907-1f41-4d40-ac63-6f875181da80.jpg
El equipo de inspectores de Vialidad Nacional, permanentes vigías de la obra en la Ruta 150.

El equipo de inspectores de Vialidad Nacional, permanentes vigías de la obra en la Ruta 150.

"La idea es trabajar en conjunto, a algunas empresas no les gusta, pero no hacemos el trabajo que deben hacer ellos, nosotros controlamos", agrega Emiliano. "La idea es trabajar en conjunto, a algunas empresas no les gusta, pero no hacemos el trabajo que deben hacer ellos, nosotros controlamos", agrega Emiliano.

Cuentan que a veces acompañan a los "expertos" de las empresas y les tienen que explicar cómo hacer ciertas obras, les ayudan a que avancen rápido y que se hagan bien. Porque para ellos no es sólo su trabajo, abrir caminos es parte de sus vidas.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
madre de tres jovenes hijos y querida por todos: quien era la mujer que murio atropellada por el empresario alcoholizado

Las Más Leídas

Conductor ebrio chocó por atrás a dos motociclistas y mató a una
Esta madrugada hubo una tragedia en Avenida Circunvalación. Este es el conductor que chocó a las motociclistas.
La terrible coincidencia entre el siniestro de Rawson y la tragedia de los novios de Angaco
Otra  tragedia con motociclistas involucrados.
Madre de tres jóvenes hijos y querida por todos: quién era la mujer que murió atropellada por el empresario alcoholizado

Te Puede Interesar