lunes 28 de noviembre 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Columna

¿Me puedo enamorar de dos personas a la vez?

El amor es tan amplio como confuso. En una sociedad donde la monogamia es lo políticamente correcto, surge la duda cuando el afecto es hacia dos personas.

Por Carlos Fernández 13 de noviembre de 2022 - 10:03

En ocasiones, más de las que uno pensaría, una persona puede creer que está enamorada de dos personas a la vez, y vive ambas historias con la misma pasión e intensidad, hasta el punto de no poder distinguir y saber de quién de ellas está más enamorada.

El tema cuando se profundiza, se torna complejo porque influyen muchas cuestiones: sociales, educativas, culturales, creencias religiosas sobre la monogamia, la culpa, el engaño, la ética y la moral, y por otro lado la pura y simple biología que también marca una tendencia de conducta y la posibilidad de que puedan ocurrir opciones invalidadas o “no correctas” socialmente.

Para arrojar un poco de luz diremos que en la psicología hay cierto consenso, validado por diferentes investigaciones donde todo apunta a que es factible estar enamorado/a de dos, o más personas al mismo tiempo, ya que el amor es pura química que desencadena un sentimiento de afecto y cercanía hacia los demás.

Nuestro cerebro no entiende de reglas sociales, cuantas más personas “enamorables” encuentre para nosotros, mucho mejor para él, porque si además es correspondido, la recompensa es tremendamente intensa y adictiva.

Pero desde Europa Coaching no queremos entrar en la aceptación o no de estos modelos relacionales. No queremos profundizar en el dilema de si es ético, correcto, o si es aceptable o no, estar con alguien mientras se engaña a una tercera persona, o si debemos habituarnos a ver relaciones conformadas por más de dos personas.

Lo que pretendemos a continuación es entender si es posible que en nuestro corazón, y en nuestro cerebro quepan más de dos personas. Si ese amor es real, auténtico y tan profundo como cuando amamos a una sola persona.

Por lo general, cuando alguien vive dos historias de amor paralelas, tiene que acabar decidiéndose. No es posible, ni viable en la mayoría de los casos que ambas prosperen porque no se puede estar haciendo planes de futuro y proyecto de vida con las dos, es algo que suele ser incompatible.

Siendo muy sinceros y con la experiencia que nos da los años de consultorio y las terapias de parejas, os diremos que estas situaciones ocasionan muchos problemas. Aunque al principio se viven con mucha intensidad, excitación y complicidad y hasta parece que es la situación ideal, con el tiempo no suele ser viable y supone un gran sufrimiento para todos.

Como terapeutas sabemos que cuando esa sensación de enamoramiento hacia otra persona aparece y nos confunde, todo muestro suelo se mueve, por eso te recomendamos que te detengas un instante y no te dejes arrastrar solamente por el impulso de tu cerebro y sus químicos.

Párate un instante y reflexiona sobre lo que estas sintiendo y busca la causa de ese deseo de estar con dos personas a la vez. Créeme que a veces sólo se trata de una atracción física, o de un “enamoramiento capricho” que suele ser temporal y superficial como consecuencia de quizás un mal momento que estas atravesando, o simplemente el deseo de volver a sentir esa hermosa sensación que recordamos de enamorarnos.

En tal caso, debemos evaluar muy fríamente si merece la pena arriesgar nuestra relación de pareja por una ilusión, un espejismo, o un capricho. Si tras haber analizado nuestros sentimientos, llegamos a la conclusión de que realmente estamos enamorados de dos personas, hemos de ser honestos y decidirnos cuanto antes, de lo contrario podríamos hacer, y hacernos como hemos dicho mucho daño.

Los sentimientos que experimenta una persona que está enamorado/a de dos personas son muy dispares y podríamos dividirlos en negativos: Ansiedad, culpa o remordimiento de conciencia, miedo a ser descubierto/a, tensión, indecisión, tristeza, frustración

Y positivos: Aumento de la autoestima, ilusión y energía.

Cuando alguien manifiesta amar dos personas a la vez, es muy probable que lo que esté ocurriendo realmente es que ame a una y esté enamorado de la otra. Es decir, una nos ofrece pasión y novedad, mientras que la otra nos proporciona compromiso y seguridad. Por tanto, no es la biología la que nos impide amar a más de uno, sino la influencia social con sus normas morales.

¿Qué hacer?

Puede ser que después de pensarlo y analizarlo bien te des cuenta de que tu pareja ‘estable’ no te hace feliz. Si por eso te has enamorado de otra persona, tienes varios caminos por los que puedes optar:

Uno de ellos es separarte y elegir vivir junto a la nueva persona; otro es intentar recuperar la relación actual y trabajar en los conceptos que no te hacen feliz. Y existe una tercera opción en la que podríamos plantear un relación de Poliamor donde los tres sean conscientes de lo que pasa, y acepten las normas que se pacten sin hacerse daño, y respetando los acuerdos.

Estar enamorado-a de dos personas es posible siempre y cuando “lo permitamos”. El objetivo es ser consciente y no llegar a ese punto, dándonos cuenta antes de las señales que nos indican que nuestra relación está en problemas, buscando soluciones antes de abrir un juego a tres bandas que nos llevara a un conflicto emocional incierto con efectos colaterales imprevisibles.

Escrito por: Carlos Fernández

Coach y psicólogo.

Redes sociales: Europa Coaching

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
San Juan pide por Melina: los mensajes en las redes por su recuperación

Las Más Leídas

Melina Romero, la mujer que lucha por su vida tras la explosión de su departamento en Trinidad
Explosión en Capital: un gran susto y muchas dudas entre los vecinos
Ella es la pequeña que perdió la vida tras ahogarse en Rawson.
Un bombero contempla la horroroso postal que quedó en el departamento tras la explosión y en el que una mujer sufrió quemaduras en prácticamente el 100% de su cuerpo.
Pablo Fernández, el hombre que falleció atragantado con un pedazo de carne durante un asado en Trelew.

Te Puede Interesar