martes 9 de abril 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Coaching

La diferencia de edad en el amor ¿es garantía de éxito o fracaso?

El amor es un fenómeno complejo que afecta a dos corazones independientemente de los dígitos que marquen sus respectivas edades. El éxito radica sobre todo, en las afinidades y los valores, no en la edad.

Por Carlos Fernández

Para que una pareja funcione habiendo una cierta, o importante diferencia de edad, no se trata sólo de los años de diferencia, sino del contexto social, de las historias vividas, de la educación y los valores recibidos a lo largo de sus vidas.

Tras años de terapia de pareja como psicólogo en nuestro consultorio podemos deciros que los problemas entre las parejas aparecen por otras muchas múltiples cuestiones, y en el menor de los casos por cuestiones de edad.

Un ejemplo muy claro es una pareja que se llevaban 17 años que acudió a consulta para intentar solucionar sus conflictos. Los problemas entre la pareja no estaban en la diferencia de edad, sino en la mentalidad de ambos.

Él era una persona más liberal a nivel sexual que su pareja, con menos normas o menos restricciones, y eso fue una de las cosas que fundamentalmente, mermó la relación. Ella era mucho más tradicionalista, criada con mandatos religiosos muy arraigados y con los años de relación (9 de casados) era cada vez más difícil la convivencia, produciéndose roces constantes por estas circunstancias, no por la edad.

Pero hay dos preguntas que revolotean en el aire constantemente cuando hablamos de amor y edad:

¿Qué es lo que busca un hombre en una mujer más joven?

¿Qué busca una mujer en un hombre más joven que ella?

Al lanzar esta pregunta, diríamos de entrada y a bocajarro que el varón mayor busca sentirse más joven y poderoso junto a una mujer más joven, proyectándose como una representación de éxito social.

La mujer joven puede buscar una figura paterna o una estabilidad en todos los sentidos que no encuentra en sus coetáneos.

El hombre de edad, normalmente quiere ser admirado, sobre todo a partir de los 45-50 años, ya que entiende que después de una vida de trabajo y crianza de los hijos tienen una necesidad de hacerse visibles, de sentirse aún vivos de reafirmarse sexualmente, es por eso que buscan relaciones en personas más jóvenes.

Por su parte, las mujeres a esa edad, la necesidad de reafirmarse viene dada por el hecho de la conquista en sí, por tanto la edad no tiene tanto que ver en este caso. Su autoestima se refuerza en base a la conquista. Y no tanto en el sexo como en el caso de los hombres.

Pero una mujer adulta cuando busca a un hombre más joven lo hace en muchas ocasiones para sentir la sensación de dominación, de control, de empoderamiento y la vez es como que siente que marca los tiempos en la relación.

Cuando una mujer decide estar con un hombre más joven, algo cambia en su mente y su manera de tener relaciones íntimas rompiéndose una barrera social que les lleva a otra manera de ver las relaciones, abriéndose su abanico de posibilidades, elevándose su autoestima.

• Parejas con diferencia de edad de 10 años.

Una pareja con diez años de diferencia de edad puede resultar más arriesgada cuando uno de los conformantes tiene 20 años mientras que el otro ya ha atravesado la treintena. Sin embargo, cuenta con numerosas ventajas y, por supuesto, depende en gran medida de las características propias de cada miembro de la relación (por ejemplo, el más joven puede ser muy precoz o tener muy claro cuál es su proyecto de vida).

Los beneficios de esta relación se adicionan como hemos dicho a los comunes (aficiones, pensamiento o proyectos de vida) para añadir el intercambio de experiencias, una perspectiva doblemente amplia y una valorización de ambas partes. Siempre y cuando los valores y estilos de vida resulten similares, la relación en una pareja con diferencia de edad de 10 años puede tener éxito sin ningún problema (más allá de que existan trabas sociales que, por otra parte, se dan en cualquier relación).

• Pareja con diferencia de 20 o más años.

En el caso de que exista una diferencia que supere la década, las posibilidades de que una relación tenga éxito se encuentran más limitadas a ciertas cuestiones como la edad efectiva de los miembros, la oposición de la familia, el contexto social estricto (en las comunidades pequeñas, por ejemplo), las diferentes etapas a nivel de energía sexual o distintas metas.

El doble estigma de la diferencia de edad si la mujer es mayor impide que existan más relaciones de este tipo, incluso aunque ella tenga 6- 10 años más que él. Esto es debido a que, mientras que se tiende a pensar que la mujer quiere a un joven por inmadurez o porque está perdida, al hombre se le suele aceptar, incluso genera admiración. Esta diferencia de estatus conduce a una menor aceptación social cuando es ella la que tiene más edad que él.

Cada vez más esto está cambiando en nuestra sociedad actual y son muchas las parejas socialmente bien vistas y aceptadas donde ella, es mayor que él, generándose un fin del debate al ver cómo funcionan y como perduran en el tiempo. El ejemplo del actual presidente de Francia es uno de los más famosos matrimonios donde ella es 24 años mayor que el y no afecta para nada a su relación de pareja.

La regla de “la mitad de tu edad más siete”

Estoy convencido que muchos de ustedes que están leyendo esta nota sean hombres o mujeres, se habrán preguntado alguna vez: ¿cuál es la edad mínima aceptable para salir con alguien? Si tengo 30, ¿puedo enamorarme de alguien de veinte? ¿y de dieciocho? ¿Cuándo empieza alguien a ser demasiado joven para mí?

Para responder a esta pregunta hay una regla en piscología que si bien no es exacta si cumple unos parámetros de aceptación social, y deja tranquilos a los enamorados y su entorno, es la famosa regla de: la mitad de tu edad, más siete.

Esta regla establece que al dividir tu propia edad entre dos y sumándole después siete puedes hallar la edad mínima socialmente aceptada de alguien con quien podrías comenzar a salir. Así, si tienes 24 años puedes estar con alguien de 19 sin ser juzgado (12+7), pero 18 ya se convierte en terreno peligroso.

Existe también, aunque se aplica con menos frecuencia, una regla para calcular la edad máxima, y el proceso es parecido pero inverso. Debes restarle 7 a tu edad y, después, doblar el número obtenido. En tal caso, si tienes 24 años la edad máxima que podría tener tu pareja sería 34 años (17x2).

Mediante una rápida operación matemática la regla ofrece una edad mínima y máxima para la posible pareja, en la que te puedes basar para ser socialmente aceptado en lo que se relaciona con tus decisiones sentimentales.

Pero te contaremos algo muy importante:

Con o sin regla, no cabe duda de que la edad es solo un factor de riesgo más en el amor, por lo cual debe de relacionarse a su vez con otros cuatro elementos fundamentales para tener éxito en las relaciones sentimentales:

  • acoplamiento sexual
  • carácter complementario
  • escala similar de valores
  • y proyecto de vida convergente.

La pareja tiene que ser como una mesa, donde pueda soportarse sobre estas cuatro patas, solo así podremos hablar de éxito o fracaso en el amor.

Coach y Psicólogo: Carlos Fernández.

Redes sociales: Facebook e Instagram. Búscanos como Europa Coaching.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
El marplatense Daniel Roberto Provoost murió en el Paso de Agua Negra este lunes cerca de las 15, del lado chileno. 

Las Más Leídas

El marplatense Daniel Roberto Provoost murió en el Paso de Agua Negra este lunes cerca de las 15, del lado chileno. 
Al menos 7 dirigentes deportivos cobran un sueldo del Estado y, tras iniciarse una investigación, dos renunciaron
San Juan y el resto de provincias del país ya conocen las fechas de las vacaciones de invierno.
Imagen ilustrativa
Falleció un excandidato a intendente de Chimbas: Hasta siempre estimado amigo

Te Puede Interesar