domingo 4 de diciembre 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Reconstrucción

Después de 30 años, los detalles desconocidos de la trama política que terminó con el gobierno de Escobar

Por primera vez se conoció cómo se gestó la filmación en la finca del ex Gobernador y la búsqueda de votos para que una Cámara de Diputados con mayoría justicialista terminara votando a favor de la destitución el 17 de noviembre de 1992. Un VHS sin copia, las reuniones con monseñor Di Stefano y el papel clave de los dirigentes sindicales de ATE y del bloquismo.

Por Natalia Caballero 17 de noviembre de 2022 - 21:55

El 10 de diciembre de 1991 Jorge Alberto Escobar asumió la gobernación de San Juan. Tenía 38 años y no era un hombre de la política; estaba ligado al sector empresario y al club San Martín. Ganó una interna difícil a militantes de renombre dentro del justicialismo. Raspando, se impuso en las elecciones generales, alentado por el fenómeno menemista que arrasaba y gozaba de alta aprobación en la década del ’90. Estuvo al frente de la gobernación menos de un año, cuando terminó eyectado por un juicio político el 17 de noviembre de 1992. En el proceso Escobar recibió los votos en contra de algunos legisladores de su propio partido. Cómo se gestó la filmación que encendió la llama en la Legislatura, el dato bloquista, la venia de Rojas y el papel clave de ATE. Treinta años después, Escobar analizó la destitución. Dijo que lo traicionaron “los compañeros” y que ahí empezó su camino con la gente.

Tras el regreso de la democracia, el bloquismo se impuso en la provincia dos veces. Primero con don Leopoldo Bravo -ante cuya renuncia asumió su vice, Jorge Ruiz Aguilar- y luego, Carlos Gómez Centurión. La primavera alfonsinista terminó y el PJ volvió a ganar una elección nacional. Carlos Saúl Menem fue presidente en dos ocasiones, fue el impulsor de las políticas económicas neoliberales que empezaron a aplicarse en el país durante la década del '90. El fenómeno menemista arrasaba en las urnas del país con empresarios y figuras del deporte y el espectáculo. San Juan no fue la excepción, el peronismo vivió una interna que enfrentó a las fórmulas Tulio Del Bono-Guillermo De Sanctis y Jorge Escobar-Juan Carlos Rojas.

Escobar no era un hombre de militancia, venía del ámbito empresarial y contaba con el apoyo nacional de Menem. Ganó en la interna y en una reñida elección provincial se impuso por un 32,66% de votos contra un 30,13% que cosechó la Cruzada Renovadora, que llevó a Alfredo Avelín como candidato a gobernador. Los números de la contienda le permitieron quedarse con una mayoría ajustadísima en la Cámara de Diputados. Pero el peronismo no estaba unido.

Génesis del juicio político: un VHS

Escobar no llegó a gobernar un año completo. El juicio político que lo destituyó no fue el primero que ingresó al recinto. Antes, ATE había hecho una presentación en la Cámara de Diputados por retención indebida de aportes sindicales. El gremio que representa a los empleados públicos era uno de los más fuertes en San Juan y tenía un frente de batalla importante en la puerta de la Cámara.

Durante los dos meses previos al inicio del pedido de juicio político se registró un total de 22 acciones de protesta en San Juan. Las organizaciones que las llevaron adelante fueron principalmente los sindicatos y dos actores fueron los protagonistas: los gremios docentes y ATE.

Fue en ese escenario de conflictividad cuando se dio una charla que cambió todo. Los dirigentes de ATE, Héctor Sánchez y Eloy Camus, les preguntaron en la puerta de la Cámara de Diputados a Leopoldo Bravo y Pedro Rizo por qué no trataban el pedido de juicio político que presentó el gremio. Ante la consulta, los bloquistas encendieron la mecha que terminó incendiando todo.

Por primera vez, Rizo detalló qué fue lo que pasó ese día: “Había mucha disconformidad porque Escobar les había quitado las retenciones a los sindicatos y no tenían ingresos. El juicio político lo habían pedido, pero dormía. En las reuniones del Comité venían y nos decían que Escobar estaba haciendo una estancia, donde había obreros del Estado trabajando y maquinaria del Estado. Los jachalleros bloquistas nos decían. Héctor Sánchez se había instalado en la puerta de la Legislatura y nos preguntaron cuando salíamos con Bravo qué íbamos a hacer con el juicio político. Nosotros no lo veíamos al juicio político por las retenciones. Ahí Bravo les dice que teníamos informaciones de que Escobar se estaba haciendo una estancia en Jáchal y que, si ellos traían elementos, podía haber algo allí. Se fueron ese mismo día y el sábado cayeron con la filmación y ya empezó a tomar forma. Se veía todo”.

El 23 de noviembre del 2021, Tiempo de San Juan entrevistó a Eloy Camus, quien contó con lujo de detalles cómo fueron los dos viajes a Jáchal en los que filmaron la finca del ex gobernador. La filmación no se consiguió en un solo día porque en la primera visita fallaron.

A 30 años del juicio politico a Escobar: Cómo se filmó el video que permitió la destitución

Con el dato que aportó Bravo y Rizo, Camus junto al abogado del gremio, Roy Kirby -padre- y el camarógrafo de ATE, fueron a Jáchal ese mismo día. La travesía pretendían hacerla en un Volkswagen Gol –propiedad de Kirby- pero en Niquivil una conocida de Eloy –de nombre Clara- les dijo que no iban a llegar y les prestaron un Jeep. La única indicación que tenían era que debían seguir los postes de luz por la Ruta 150.

“Nos encontramos con las máquinas, los obreros, lo filmamos todo, pero cometimos un error: sin hablar, solo imágenes, pero sin voz. Nadie nos dijo nada y salimos. Estábamos conversando en la puerta y sale una camioneta rapidísimo y se va. Pensamos que era mejor que nos fuéramos a la mierda porque iban a buchonear que habíamos entrado. Salimos, nos fuimos a Niquivil creyendo que teníamos “la filmación”, que teníamos todo para hacerlo mierda a Escobar. En el Villicum vimos tres patrulleros que iban echando puta para allá”, relató Camus.

Llegaron de noche a la Capital. Dejaron al camarógrafo en su casa y con Kirby partieron a la casa de Rizo: “Tocamos la puerta, pensábamos que lo teníamos enganchado. Teníamos un solo casette, lo pone Rizo y Rizo nos miraba como si fuéramos pelotudos. Nos dijo que no se entendía nada, que no se sabía dónde estábamos”. En ese punto, decidieron que había que volver a ir, con todos los riesgos que implicaba, pero esta vez, con un periodista. El elegido, fue Daniel “Chango” Illanes.

A las 7 partió un equipo más nutrido para filmar otra vez lo que pasaba adentro de la finca. Fueron el secretario general de ATE, Héctor Sánchez; Anselmo González, Jorge Riveros, Roy Kirby, el “Lichi” Zamora, Eloy Camus y otro camarógrafo, un pibe joven que tenía mucha destreza. Fueron en dos movilidades, pero esta vez fue más complicado acceder.

“Cuando llegamos al río Jáchal había un camión que hacía como que estaba trabajando, nos hizo esperar como mínimo media hora. Finalmente, el camión salió y nosotros pasamos. Vamos subiendo la loma del río y vemos que venía Escobar en una camioneta. Se para al lado nuestro y nos pregunta lo que estábamos haciendo y me dice: 'Qué raro, vos'. 'Andamos filmando, le respondimos'”, continuó Eloy.

La versión de Escobar es distinta. En diálogo con Sebastián Saharrea alegó: “Un día estando en la finca de Jáchal, que estaba a nombre mío, que compré con plata mía, con plata justificada porque no venía de abajo de una piedra, era un empresario. Un día en la finca, la custodia me dice que había una camioneta con una lona, saco la lona y estaban el Chango Illanes y Roy Kirby. Yo no pedí que les sacaran la cámara, que rompiera el video, no tenía nada que esconder”.

En ese punto, hubo un tenso cruce de palabras entre Escobar y Sánchez por el tema de las retenciones. Cuando el ex gobernador los invita a irse, advirtiéndoles que estaban en propiedad privada, se retiran. Volvieron con la filmación.

Proyección para todos y la rosca

El secretario general de ATE se llevó el único VHS que había disponible, con toda la prueba. Lo primero que hizo Camus fue llamarle a Rizo y contarle lo que habían grabado. Quedaron en juntarse con Bravo, pero no pudieron concretar la reunión porque estaba en el ex hotel Nogaró. Los que sí se encontraron fueron Sánchez, Kirby y Escobar en Casa de Gobierno para encauzar la situación, pero el encuentro no tuvo resultados.

El que no estaba del todo convencido de iniciar el pedido de juicio político era Sánchez. Porque el sindicalista pensaba que podían recibir el pago de las retenciones sindicales adeudadas. ATE no tenía ingresos, no podía cumplir con los pagos ni al Colegio Médico ni al Colegio de Bioquímicos. Los servicios de salud para los afiliados solo se mantenían por acuerdos de palabra con los representantes de ambos organismos. Camus insistió y su figura fue clave porque permitió darle a Sánchez la tranquilidad de que, si iniciaban el juicio, iban a contar con los votos suficientes dentro de la Cámara como para destituir a Escobar.

La única palabra que tenía comprometida Camus era la de Rizo, quien le aseguró que “contaba con los votos bloquistas”. En el almacén céntrico Lusán se encontró con el diputado radical Roberto Yanello, que comprometió los votos de su bloque. Avelín nunca contestó los llamados y los pedidos de encuentro de Eloy y del Chango. El que sí respondió fue el vicegobernador Juan Carlos Rojas. Y esa era la prueba de fuego. “Le tocamos la puerta a Rojas y le dijimos: ¿Querés ser gobernador? Nos hace pasar, nos trae café, le dijimos con el Chango que nos tenía que garantizar los votos peronistas para echarlo a Escobar. Como siempre, estos muchachos exageraron con la cantidad de votos que tenían, pero nos dijo que los compañeros iban a estar con él”, apuntó.

Con todos los compromisos conseguidos por parte de los legisladores bloquistas, radicales y peronistas, Camus junto con Jorge Riveros le insistió a Sánchez con la presentación en la Cámara. No lo convencieron como así tampoco de que les entregara el cassette con la filmación. Sin la aprobación de Sánchez, Kirby redactó el pedido de juicio político al ex gobernador. Se quedaron toda la noche en el estudio que el abogado tenía en calle 25 de Mayo. A las 6 AM estaba todo escrito.

“Le aviso a Rizo que teníamos que juntarnos en la Legislatura lo más temprano posible, que le avisara a Rojas, que buscara gente de todos los bloques. Ahí informamos que teníamos un cassette con una filmación en la finca de Escobar y que Sánchez tenía el VHS. Con los diputados fuimos a pedirle el cassette a Sánchez. Veníamos echando puta por la Libertador, tocando bocina. Se bajaron los diputados en la puerta de ATE, Rojas no vino. Entramos y a Sánchez no le quedó otra que subirse al auto, llegamos por la Libertador otra vez a la Cámara. Algún buchón ya le había dicho a la prensa, había algunos periodistas”, continuó.

El VHS se proyectó en el despacho de Rojas, el único que tenía videocasetera. El ex diputado y después ministro de Economía Eduardo Baliña iba relatando y apuntando todos los detalles. En este contexto, se presentó el pedido de juicio político. Recién en ese momento, hicieron una copia del video.

Antes del inicio del juicio político hubo dos reuniones con monseñor Di Stefano. Primero, en la misma sede del Arzobispado. Luego, hubo otro encuentro con el líder de la iglesia católica, Escobar, diputados y los sindicalistas en Casa de Gobierno. No hubo acercamiento y el juicio político continuó.

El juicio

El 17 de noviembre de 1992 empezó el juicio político en la Cámara de Diputados. En la versión taquigráfica oficial desde el folio 229 en adelante figuran los cargos que le imputaron los diputados de la Sala Acusadora al entonces gobernador Jorge Alberto Escobar. Acusar al Gobernador de la Provincia por falta de cumplimiento de los deberes a su cargo y presunta comisión de delitos en el desempeño de sus funciones por: persecución sindical; práctica desleal y publicidad engañosa; arrogarse facultades correspondientes a otro organismo constitucional; ejercicio indebido de otro empleo, arte, profesión o comercio; violación de la prohibición de contratar con el Estado; obtener ventajas patrimoniales y personales en la negociación con Servicios Eléctricos Sanjuaninos y en perjuicio de ésta; utilizar agentes de la Administración Pública, movilidades, maquinarias y elementos de propiedad del Estado Provincial en su beneficio particular; contratar con acreedores y proveedores del Estado, violando los presupuestos y conducta indecorosa.

JUICIO.jpg

La Sala Acusadora que suspendió a Escobar estaba presidida por el cruzadista Alfredo Avelín Nolléns y la dupla Virginia Branca (CR) y Zulma Ortiz (Modein). La comisión investigadora que recomendó acusar y promover la destitución fue implacable. Llegado el momento de la votación, ante la desventaja numérica del justicialismo ante el Partido Bloquista y la Cruzada Renovadora, los ocho legisladores del escobarismo se retiraron del recinto. También se fue la radical Fátima Farías, según quedó la constancia en la versión taquigráfica.

A 30 años del jucio político, el análisis de Jorge Alberto Escobar

El ex Gobernador analizó lo que vivió en 1992: “Al ser tres porciones del 33% se llamaron 33% más 33% y bueno, el 66% pudo más. ¿Qué hizo el 66%? Como no podían ser gobierno había que buscar a alguien del 33% para que hiciera de Judas aquí adentro, por eso lo buscaron a Rojas y algunos otros justicialistas más. Ahí comienza mi aprendizaje político, comienza lo que no había podido lograr con la gente que era ese acercamiento. Mis diez primeros meses de gestión casi casi me los pasé encerrado tratando de trabajar. Ahí empieza otro ciclo político y un legado para el justicialismo”.

El juez federal -otrora diputado- Miguel Ángel Gálvez dejó abierta la puerta para la apelación ante la Corte de Justicia, aquel 17 de noviembre de 1992. Esa rendija fue la que permitió que dos años después, el 29 de diciembre de 1994, que la Corte Suprema de Justicia ordenara que Escobar volviera a ejercer la gobernación. En el medio, ganó las elecciones legislativas con el Frente de la Esperanza, que fundó por afuera del justicialismo. En 1995 con el mismo frente político, el ex mandatario arrasó en las urnas.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Femicidio en Pocito: mataron a una mujer de un hachazo
Dyhzy dejó muy buenas amistades tras pasar meses atrás por San Juan.
¿El ¨Chiqui¨ Tapia lo hizo?:  el graciosísimo meme sanjuanino de la atajada del Dibu
No esta ni ahí: el sanjuanino que salió a festejar en calles australianas
Un experto sanjuanino explicó por qué hay más infartos por el Mundial: cómo cuidarte el corazón

Te Puede Interesar