sábado 19 de noviembre 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Investigación histórica

A 20 años de la destitución de Avelín y el sello de muerte a la Alianza en San Juan

Por mayoría absoluta, la Cámara de Diputados votó la destitución del dirigente de la Cruzada Renovadora. No fue el primer pedido de juicio político al que se enfrentó. Un video, tres miradas y un repaso histórico con detalles inéditos de los protagonistas.

Por Natalia Caballero 23 de septiembre de 2022 - 21:45

El 16 de mayo de 1999 Alfredo Avelín fue electo gobernador de San Juan y su victoria marcó el inicio de una ola de triunfos de la Alianza en el país, frente político que nació con una fuerte carga simbólica contra los excesos de la década del '90. Así como Avelín consiguió la primera victoria de esta coalición en el territorio, también fue el último dirigente aliancista de San Juan. El 26 de agosto del 2002 fue suspendido de sus funciones después de enfrentar tres pedidos de juicio político en tres años y tres meses de gestión. El 24 de septiembre finalmente fue destituido. Fue el sindicalismo local el que solicitó la destitución que nació con firmas en el capot de un auto, y terminó con Avelín en su casa. El gobierno del cruzadista llegó a su fin con tres sueldos adeudados a los estatales, con un 50% de pobreza y casi sin aliados. Para los hijos de Avelín, la causa de la caída fue un entramado de conspiraciones justicialistas y apuntaron a una figura gravitante. A 20 años del último juicio político a un gobernador de San Juan, los protagonistas reconstruyeron la historia. Sus puntos de vista.

Alianza, triunfo, ocaso y explosión

El armado de un gran frente opositor a la política neoliberal encabezada por el ex presidente Carlos Menem sedujo a los argentinos, que venían de una época de excesos y corrupción. Fue así como el frente tomó fuerza en el país, representando la institucionalidad y la transparencia. Pero apenas dos años después, un estallido social detonado por una profunda crisis económica y de representación le dio el golpe de gracia a lo que quedaba de la Alianza.

En 1997 la Unión Cívica Radical y el Frepaso le dieron vida a la Alianza para el Trabajo, la Justicia y la Educación. Graciela Fernández Meijide, Carlos "Chacho" Álvarez, Rodolfo Terragno, Fernando de la Rúa y Raúl Alfonsín armaron el frente y debutaron con un triunfo en las elecciones legislativas de ese mismo año. Chacho Álvarez se impuso en Capital Federal, territorio gobernado por De la Rúa, y Fernández Meijide obtuvo una aplastante victoria en la provincia de Buenos Aires, donde compitió contra Chiche Duhalde, esposa del gobernador Eduardo Duhalde.

Uno de los desafíos más complejos que tuvo la Alianza fue el armado en las provincias. En San Juan hubo confianza. La Cruzada Renovadora cerró con el Partido Bloquista y la Unión Cívica Radical, pariendo la Alianza en la provincia. Alfredo Avelín era la figura indiscutida, venía de una fuerte militancia y defensa de los hielos continentales en la Cámara de Senadores y gozaba de una muy buena imagen ante la ciudadanía.

Jorge Alberto Escobar era el gobernador de San Juan en 1999. Analizando lo que pasaba a nivel nacional, con un justicialismo cada vez más vapuleado, adelantó las elecciones a mayo. Escobar fue por la reelección bajo el amparo del Frente de la Esperanza y la fórmula Alfredo Avelín-Wbaldino Acosta compitió por la Alianza. El cruzadista y el bloquista ganaron las elecciones el 16 de mayo, imponiéndose por un 58% de los votos. Fue el primer binomio aliancista que triunfó en el país, dando inicio a un fenómeno imparable que concluyó con la victoria de Fernando De la Rúa y “Chacho” Álvarez con un 48,37% de los votos, dejando atrás una década de menemismo en Argentina.

El 10 de diciembre de 1999 Avelín inició su mandato. Al mismo tiempo, le colgaban la banda presidencial a De la Rúa. Los argentinos estaban expectantes antes las acciones del nuevo gobierno que prometió trabajo, estabilidad económica y corrupción cero.

Video informe destitucion Avelin

Avelín: la disgregación y el 2001

El 6 de octubre del 2000 renunció Carlos "Chacho" Álvarez a la Vicepresidencia de la Nación. La ruptura entre la Unión Cívica Radical y el Frepaso dejó a la Alianza sin uno de sus socios más importantes. Algunos dirigentes se quedaron con De la Rúa, como fue el caso de Graciela Fernández Meijide, pero el espacio empezó a tambalear y nunca se recuperó de esa piña política.

En San Juan pasó lo mismo pero con distintos protagonistas. Los primeros que rompieron la Alianza fueron los legisladores de la Unión Cívica Radical, que pegaron el portazo en la Cámara de Diputados. Posteriormente, algunos bloquistas siguieron el mismo camino. El punto de inflexión fue la renuncia de Enrique Conti al frente del Ministerio de Hacienda y Finanzas.

Fueron dos los hechos que le pusieron punto final a la relación Conti-Avelín. El 9 de julio, el primer mandatario protagonizó una recordada pelea con el ex ministro de Economía de la Nación, Domingo Cavallo. En aquel encuentro con todos los gobernadores del país, Avelín le dijo a Cavallo que era un “cachafaz” y lo acusó de ser “jefe de la mafia”. La discusión se dio luego de que el ex ministro anunciara una serie de medidas de ajuste para hacerle frente a la crisis económica que atravesaba el país. Ese 9 de julio la relación de San Juan con la Nación se rompió y los fondos, como era de esperarse, dejaron de llegar. También la relación entre el bloquismo y la Cruzada, que quedó en meras formas hacia el afuera porque en realidad no había siquiera diálogo entre el gobernador Avelín y el vice, Wbaldino Acosta.

A la pelea pública de Avelín con Cavallo se le sumó la negativa del ex gobernador de aceptar un paquete de recortes salariales propuesto por Conti, quien dejó su cargo el 27 de agosto. Fue Ricardo Ortiz el único dirigente que aceptó tomar las riendas de la cartera económica provincial. Según contó Ortiz, el puesto se les ofreció previamente a siete sanjuaninos miembros del bloquismo y de la UCR, pero ninguno aceptó. “Cuando dije sí, a las 17 horas del 27 de agosto, lo primero que hice fue llamarle al tesorero provincial para saber con qué dinero contaba. Se debía 110 millones de dólares y en la caja había 10.000 dólares. A los estatales no se les había pagado junio, julio y el medio aguinaldo”, recordó. Dos días después hubo una reunión entre Ortiz y los sindicatos, pero no hubo acuerdo.

ricardo.jfif
Ricardo Zoe Ortiz, ministro de Economía

Ricardo Zoe Ortiz, ministro de Economía

La relación entre los gremios y el Gobierno era muy tensa, venía arrastrando conflictos desde la década del '90. La profundización de la recesión económica en los 2000 no hizo más que avivar el fuego y germinar el estallido de fines de diciembre. La situación alcanzó la mayor crispación en diciembre, cuando Avelín anunció el descuento a los estatales de los días de paro.

Era tan grave la situación económica de San Juan que se buscó emitir una cuasi moneda para pagarle a los estatales. El bono Huarpe iba a servir para canjear la deuda provincial con Nación y para regularizar -no totalmente- la situación con los trabajadores estatales, a quienes en noviembre del 2001 se les llegó a deber cuatro meses de sueldo. La Cámara de Diputados aprobó la ley para imprimir 30 millones en bonos Huarpe pero cuando la Casa de la Moneda informó que había que pagar 3,3 millones de pesos por la impresión, se dio marcha atrás con la medida.

Con la Provincia prácticamente parada, sin dinero para pagar sueldos ni asistencia social para la gran masa de desocupados, llegó una buena noticia. Se autorizó la emisión de bonos Lecop (Letras de Cancelación de Obligaciones Provinciales), otra cuasi moneda que se sumaba a los tickets canasta. A Ortiz lo bautizaron “Señor Lecop” porque fue el funcionario que trajo los primeros “billetes” a la provincia.

En el sector productivo, se anunció que no iba a levantarse la cosecha por falta de rentabilidad. Empezaron los primeros intentos de saqueos en supermercados y se cumplieron tres meses sin entregas de asistencia alimentaria a los grupos sociales más vulnerables.

El 19 de diciembre el país estalló. En la provincia, el panorama nacional se replicó. Diario de Cuyo describió el 19 como la jornada más violenta que se recordara desde el “sanjuaninazo”. Hubo 10 heridos de gravedad y 35 detenidos tras una ola de saqueos y protestas.

El gobierno de Avelín resistió la renuncia de De la Rúa el 21 de diciembre del 2001. Pero no llegó a terminar su mandato. La Provincia seguía en llamas. Los fondos para pagar los sueldos no llegaron -los por qué son distintos según quien cuente la historia- y la conflictividad con los sindicatos fue in crescendo. Sin socios que respalden a Avelín, el 2002 se terminaría convirtiendo en su último año en el poder tras enfrentar dos juicios políticos en un lapso de cuatro meses.

El fin

El gobernador Avelín no enfrentó un solo pedido de juicio político. El 18 de mayo la Sala Acusadora de la Cámara de Diputados desestimó una denuncia y archivó la causa en la que se pedía el juicio político del mandatario por mal desempeño de sus funciones.

La presentación fue realizada por la agrupación católica Ciudadanos Argentinos Independientes (CAI). La demanda promovía la destitución de Avelín y la de todos sus reemplazantes legales, como el vicegobernador Acosta y el vicepresidente de la Cámara de Diputados, el radical Hugo Jorge.

¿Cómo votaron los diputados? Cuatro a favor de enjuiciar a Avelín (tres radicales, quienes rompieron definitivamente con la Alianza, y Jorge Quattropani, del partido Desarrollo y Justicia), 18 en contra y todo el bloque justicialista –integrado por ocho diputados- se abstuvo.

Hubo otros dos pedidos más que fueron desestimados, uno presentado por el entonces intendente de Chimbas, José “Pepe” Camacho, por deudas del Ejecutivo en concepto de coparticipación municipal y otro por un ciudadano independiente, un abogado que no pudo cobrar aún los cupones de los bonos provinciales "SAJU".

cruzada.jfif
La sede de la Cruzada Renovadora.

La sede de la Cruzada Renovadora.

En agosto la situación económica de la Provincia era insostenible. Se debían tres sueldos, los gremios organizados en una Mesa Intersindical organizaron la conocida marcha de los cuatro puntos cardinales. Fue durante esa marcha, en plena plaza Laprida, donde los gremios acordaron presentar el pedido de juicio político. “Nada funcionaba, era tremendo, habían fracasado todas las instancias de diálogo. Nos juntamos con todos los sindicatos, hablamos sobre la posibilidad de hacer una marcha, que le llamamos de los cuatro puntos cardinales, en esa marcha nace la necesidad de pedir el juicio político; ahí varios sindicatos se acercaron y firmaron el pedido en el capot de los autos para hacer la presentación en conjunto, que se hizo por retención de aportes sindicales y mal desempeño de las funciones de funcionario público”, recordó Ana María López de Herrera, quien fuera en aquel entonces la secretaria general de UDAP.

anamaria.jfif
Ana María López de Herrera, ex secretaria general de UDAP.

Ana María López de Herrera, ex secretaria general de UDAP.

¿Por qué no llegaban los fondos? Para el hijo de Avelín, fue por una conspiración encabezada por el diputado José Luis Gioja. “En un momento determinado estaba Duhalde en la Presidencia y Lavagna como ministro de Economía, era mentira que estaba Cavallo. El gobierno nacional había negociado con el Fondo Monetario Internacional, era un acuerdo de 14 puntos, entre los cuales estaba bajar los sueldos y echar gente a la calle. El único gobernador que se negó a firmar fue Alfredo Avelín, que dijo "No soy verdugo de los pobres ni capataz de los fondos internacionales". Al no firmarlo, Gioja se aprovecha de esta situación, habla con Duhalde. Dejan de mandar los fondos, Avelín queda como un inútil que no sabía gobernar, pero era realmente porque los recursos no llegaban", indicó.

alfredito.jfif
Alfredo Avelín Nollens en la sede de la Cruzada, en la oficina que usaba su padre.

Alfredo Avelín Nollens en la sede de la Cruzada, en la oficina que usaba su padre.

Ni López de Herrera ni Ortiz coinciden con la versión de Avelín. Según argumentaron, hubo falta de muñeca política para negociar. Esto se dio conjugado con la soledad cada vez más crónica del gobernador, que fue perdiendo aliados desde el principio de su gobierno.

El clima dentro de la Cámara de Diputados ya no era como en el primer juicio político. Desde un principio, las rupturas internas dejaron muy expuesto a Avelín. El apoyo era solo de los cruzadistas. Finalmente, el 26 de agosto del 2002, el dirigente fue suspendido de sus funciones.

La Sala Juzgadora estaba integrada por 23 diputados. Votaron a favor del juicio político y de la destitución, que se concretó el 24 de septiembre, los legisladores Alfredo Castillo, Juan José Chica, Ricardo Farías, Carlos Fernández, María Isabel Icart, Américo Martínez, Miguel Miranda, Fernando Molina, Estela Morales, Blas Ochoa, Ricardo Peñate, José Podda, José Luis Rahmé, Roberto Romero, José Salvá, Williams Tejada, Raúl Tello, Daniel Tomas, Jorge Turón y Nallib Uzair Farías. En contra, solo los tres cruzadistas José Pujador, Martín Frau y Ramón Elizondo. En todos los casos votaron en contra de la inhabilitación.

El ex ministro de Economía de Avelín estaba con él cuando recibió la notificación en agosto. Ortiz relató el momento que se vivió puertas adentro en el edificio de calle Paula: “Estaba en Casa de Gobierno con él, llega el secretario, que era Carlos Federico Fabri, a llevarle la notificación y el doctor Avelín la rompió. Dijo que no se iba a notificar de esto, que no había hecho nada y que se lo estaba acusando absurdamente. Salió en su auto, en un Peugeot, y no volvió más”.

Avelín Nollens acompañó a su padre en el último viaje desde Casa de Gobierno a su casa. “Veníamos los dos en el Peugeot 405, llegamos a mi casa, entró y lo primero que dijo fue a Ester, que trabajaba en nuestra casa, que le planchara y le lavara el guardapolvo porque iba a volver a trabajar. Yo quería reaccionar, yo sabía de la injusticia, de la estrategia que habían hecho ellos junto a algunos sectores radicales, junto a algunos sectores bloquistas para destruir y destituir a Avelín. Mi padre me detuvo, me dijo que no podía permitir jamás que se derrame una gota de sangre de un sanjuanino”, contó.

Avelín no buscó abogado que lo defendiera en el juicio político. Fue nombrada por sorteo como su defensora oficial Virginia Guillén, quien nunca se reunió con el gobernador durante el proceso, que se extendió durante 29 días.

A 20 años del último juicio político a un gobernador sanjuanino, Ana María dijo que ella esperaba que Avelín renunciara, escenario que no se dio y nunca estuvo dentro de las posibilidades que barajaba el cruzadista. “No fue una cuestión personal, fue una cuestión institucional; había que hacerse cargo de que no se podía seguir adelante, había que asumir que no tenía una solución. Hubiera sido mejor que presentara la renuncia, pero no lo hizo”, reflexionó.

El 24 de septiembre la Sala Juzgadora destituyó a Avelín. Fue encontrado culpable en tres de los cuatro cargos de los que fue acusado: administración deficiente y negligente con riesgo al normal desenvolvimiento de la administración, la prestación de sus servicios esenciales y daños sociales irreparables; violación del derecho constitucional a la salud e incumplimiento de los deberes de funcionario público por no garantizar el derecho humano a la educación.

Wbaldino Acosta se puso el traje de gobernador, nombró un nuevo gabinete y negoció la llegada de fondos. La situación fue calmándose poco a poco. Avelín siguió atendiendo pacientes en el consultorio que tenía en la sede de la Cruzada Renovadora. En el 2003, José Luis Gioja fue electo gobernador de San Juan, le ganó a Roberto Basualdo y a Acosta. Fue reelegido dos veces en la provincia. Mientras, en el país, el kirchnerismo -primero con Néstor y después con Cristina- comenzaba a generar uno de los gobiernos más disruptivos de los últimos 40 años.

Archivo

Diario de Cuyo

Fotos y video: Mariano Martín

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

¿Un respiro con ventarrón? Así estará el tiempo este fin de semana en San Juan
Choque fatal en Avenida Circunvalación: quién es el fallecido, ¿qué auto iba en contramano?
Tragedia en Avenida Circunvalación: murió un hombre tras un choque frontal
Emotivo rescate de una anciana que se tiró a un canal de riego en Rawson
La zona. El robo ocurrió en un domicilio ubicado sobre esta calle del barrio Residencial, en Desamparados.

Te Puede Interesar