producción

Kulfas dijo en San Juan cómo quieren reactivar la economía en 2021

El ministro de Producción de Nación estuvo acompañado por el gobernador y otras autoridades relevantes del sector productivo.
sábado, 6 de febrero de 2021 · 17:48

Durante la jornada de este sábado, en la Sala Rogelio Cerdera de Casa de Gobierno, se llevó a cabo la conferencia “Reactivación Económica 2021. Lineamientos para el Desarrollo Productivo de la Argentina”, cuyo disertante fue el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, quien estuvo acompañado por el gobernador Sergio Uñac.

Además estuvieron presentes funcionarios de gobierno y diferentes actores relevantes del sector productivo. Y fue el ministro Kulfas quien comenzó su disertación refiriéndose al plan de reactivación económica “sabemos que el 2020 fue una crisis internacional inédita, con caídas económicas en distintos puntos del planeta, con afectación a los países más importante del mundo, con caídas significativas de la producción y del empleo. En Argentina pusimos en marcha diferentes programas para apoyo de la producción y de contención en lo social para evitar daños mayores. Estos programas implicaron esfuerzos fiscales. Fue un paquete de ayuda inédito, porque la crisis fue de dimensiones siniestras. Lanzamos los ATP y permitió que la mitad de las empresas en Argentina pagaran los salarios con asistencia del Estado Nacional, un programa inédito”, dijo el funcionario.

A su vez, hizo mención al panorama provincial diciendo que “en San Juan se asistió a 3.200 pymes, abonando el salario a 31.500 trabajadores por un monto de 1.000 millones de pesos. Además se implementaron créditos de tasa cero”.

El ministro Kulfas habló sobre los cuatro ejes en los que se basa la implementación de medidas tendientes a la reactivación económica del país.

Al respecto, el funcionario dijo que “el primero, la reaparición del crédito a la producción y a las pymes a tasas razonables. El piso de las tasas que tenía el Banco Central en 2018 ya partía del 73%, algo inviable. Es por eso que hemos reducido sustancialmente el costo de financiamiento con la nueva política monetaria por parte del Banco Central y con mecanismos de complementación. Porque los problemas son dos. Uno es el costo del financiamiento y el otro es la accesibilidad. Hay en el país muchas empresas que nunca acceden al financiamiento. Esto lo modificamos y ya se nota. Durante el 2020, entre enero y octubre, el crédito a la producción aumentó 80% en términos reales. Es decir partimos de un gobierno anterior que había dejado un sistema productivo sin financiamiento a otro donde lo recuperamos con mucha velocidad”.

En cuanto al segundo eje dijo que “es la política industrial dirigida al desarrollo de proveedores, con una administración inteligente del comercio exterior. Se acabó en el país que de lo mismo el trabajo argentino o el trabajo importado. Cuando se descuida al mercado interno, lo que se hace es desatender la generación de empleo en el país, por eso no fue causalidad que entre 2015 y 2019 casi todas las provincias tuvieron una caída. Hemos negociado la recuperación en las compras de diferentes cadenas productivas a los proveedores nacionales, con programa de desarrollo de proveedores”.

Kulfas se refirió al tercer eje hablando de “programas sectoriales en las mesas del acuerdo económico y social. Hace meses que estamos trabajando sector por sector, las áreas de gobierno involucradas con los sectores empresarios, las cámaras y los sectores sindicales”. Continuó diciendo: “Así como no creemos en las soluciones mágicas, pensamos que hay muchos convenios laborales que son arcaicos, que tienen 40 o 50 años de historia y que tienen que ser actualizados, y en esto coincidimos con los sindicatos. Por otro lado, el sector automotriz anunció inversiones por 5.000 millones de dólares, inversiones que tienen dos características que más nos interesan. Primero, más contenido nacional. Cuando se fue Mauricio Macri, las empresas automotrices estaban comprando en el país entre un 20 y 25% de componentes. Hoy todos los proyectos nuevos tienen entre el 40y 45% de componentes nacionales. La segunda cuestión tiene que ver con más orientación exportadora. Necesitamos que la industria automotriz ayude a tener economía más estable y esto es tener un mejor equilibrio en la balanza comercial.

Al disertar sobre el cuarto punto, el ministro explicó que “tiene que ver con las políticas de estímulo al consumo en bienes de producción nacional, y así fue que lanzamos Ahora 12 con más beneficios, para estimular la recuperación en medio de la pandemia, los créditos para motos y otros tipos de medidas. Todo esto configuró buena parte del escenario que permitió que 11 ramas industriales estén en franco proceso de crecimiento. El sector de fabricación de autos aumentó el 20% de su producción por primera vez en años. Los cinco modelos más vendidos fueron de fabricación nacional. Logramos que la mitad de los autos que se venden en el país sean nacionales. Hay cadenas productivas que se recuperan que habían sido dejadas a la deriva y que vuelven a generar trabajo, empleo e inversiones. Todo esto con una mirada federal y en coordinación permanente con los gobiernos provinciales. Y acá es un ejemplo”.

El funcionario continuó con la disertación diciendo: “Así pusimos en marcha programas de financiamiento en cada una de las provincias, para apuntalar los proyectos que las provincias consideran que son prioritarios y estratégicos. Los desafíos del desarrollo, necesitamos crecer y recuperar el terreno perdido del coronavirus. Hemos ya recuperado todos los empleos que se perdieron durante la crisis de la pandemia. La industria ya aumentó el empleo seis meses consecutivos, algo que no ocurría desde el 2015. En producción hay 30.000 empleos nuevos.

Durante la conferencia también planteó las estrategias que están implementando y que implementarán, para poder seguir en el camino de la reactivación económica, aclarando que esta recuperación no debe ser simplemente de lo perdido sino también poder proyectar un crecimiento de varios años.

En este sentido, planteó cuatro desafíos estructurales a los que se llegará a través del consenso.

“El primero tiene que ver con los recursos naturales. Hay un debate respecto que hacer con esto y aparece el termino estractivismo, que tiene que ver con actividades como la minería e incluso la agricultura. Nuestra visión es que los recursos naturales tienen que ser una palanca para el desarrollo económico y social. Tiene que ser una fuente para generar encadenamientos productivos. Lo digo acá que es una provincia que tiene muy claro de lo que estamos hablando porque lo trabajó bien”, dio el funcionario.

Kulfas agregó: “Les cuento que lanzamos el jueves pasado a nivel nacional el programa de proveedores. Es un programa que el proyecto más importante es Indumet, de San Juan. Tenía programa de varias provincias, ninguna tocaba la ciudad de Buenos Aires. Recordaba el modelo que se planteaba antes, modelo abanico donde todo terminaba en Buenos Aires. Era un país armado alrededor del puerto. Pero esta vez fue al revés. Fue un encadenamiento productivo que tenía eje en San Juan. Creo que estamos en condiciones de pensar con los recursos naturales la creación de la nueva centralidad en el país. Pensar en nuevas centralidades, estamos en condiciones de hacerlo”.

Agregó además que “la minería tiene una capacidad para relacionar el conjunto de proveedores, industriales, tecnológicos. Me pareció fascinante ver el mecanismo de control ambiental que hacen en San Juan, tenemos que darlo a conocer. Se usa tecnología de última generación viendo lo que ocurre en cada proyecto minero, monitoreando. Y eso habla de sustentabilidad. No hablamos de minería bajo cualquier circunstancia. Esto tiene que movilizar talento, conocimiento, producción industrial, servicio de toda una comunidad que irradia al resto del país. Tenemos la posibilidad de toda una revolución de recursos naturales para el desarrollo productivo, tecnológico y social”.

Al referirse al segundo desafío dijo: “Es la revolución verde. Estamos enamorados de esta idea. Pero esto se hace con más minería. Tenemos que reemplazar cientos de miles de vehículos que generan contaminación en las grandes ciudades. Hay que reemplazarlos por vehículos eléctricos. Pero este vehículo requiere cinco o seis veces más de cobre que un vehículo convencional. Las energías renovables que tanto veneramos requieren también más cobre y otros minerales que las convencionales. Por eso, la discusión no es minería si o minería no. Minería sustentable e inclusiva, que tenga resguardos ambientales necesarios. En esa dirección estamos y me alegra ver que acá hay un caso concreto. Ustedes han entrado en este camino y ojalá se pueda llevar a diferentes puntos del país”.

Agregó además: “Estamos trabajando en incorporar estos elementos en la matriz productiva. Hace pocos días firmamos un acuerdo con una empresa en China que está interesada en hacer en Argentina baterías de litio y vehículos eléctricos. Tenemos un gran paquete para desarrollar en Argentina. Pero nos resignamos a ser tomadores de tecnología. Porque seremos prisioneros. Tenemos que desarrollar y fabricar en el país. No todo pero si buena parte de esa tecnología.

Sobre el tercer punto dijo que “es la economía del conocimiento. Es la plataforma central para hacer viables los dos puntos anteriores. El año pasado, el Congreso sancionó una ley de economía del conocimiento que plantea que cada sector pueda multiplicar sus capacidades. Argentina tuvo una ley de software en 2004, y se creó una nueva industria. Se armó una red de servicios profesionales, de tecnología que permitió que tengamos más de 50 mil profesionales, trabajando en el sector. Estamos convencidos de que será fuente de crecimiento muy importante. Por eso me alegro que estén representantes de universidades porque tendrán un papel central en este proceso. San Juan tendrá un rol importantísimo en este proceso".

Kulfas llegó al cuarto punto diciendo que se trata de “la infusión financiera de las pymes y el financiamiento de las inversiones. Estamos convencidos de que tenemos que dar un salto decisivo de infusión financiera. En general siempre terminan financiando siempre las mismas empresas. Argentina tiene que dar un salto decisivo y el instrumento. Hemos creado, por decisión del presidente, el Fondo de Garantías Argentino (Fogar). Este fondo permite avalar, amortizar tanto de manera directa a las empresas. Significa la posibilidad de que muchas que no acceden al crédito porque históricamente han quedado relegadas, el Estado da con este fondo, garantías".

 

Comentarios