Frente de Todos

La trastienda del think tank cristinista a la sanjuanina

Expectativa y algún recelo en torno de la Casa Patria que abrirá sus puertas en septiembre. Cómo convivirá con el PJ.
domingo, 9 de agosto de 2020 · 09:28

Desde diciembre de 2019 está acordado con el Instituto Patria la apertura de una casa cristinista en San Juan. El propio Oscar Parrilli dio el visto bueno, aunque desaconsejó el fin de año como fecha inaugural para evitar el receso obligatorio inmediato, propio de cada enero. Por eso se pospuso la ceremonia para marzo, cuando arranca el año político. Pero entonces llegó la pandemia y desbarató los planes. En realidad, los pospuso un poco solamente.

La Casa Patria de San Juan aparece entre las inauguraciones inmediatas, junto con las sedes de Córdoba y Misiones. El think tank, o centro de ideas del cristinismo duro, continúa extendiendo sus ramas por todo el país. Ya se encuentra en la mayoría de las provincias. Aquí el corte de cintas sería en septiembre y los organizadores descuentan la presencia de Parrilli –vía Zoom- pero también se ilusionan con al menos un mensaje grabado de Cristina Fernández de Kirchner. El gesto de ella serviría para darle carácter explícito a lo que todos saben: la pertenencia inequívoca.

Ella es la presidenta honoraria y el senador del Frente de Todos es el presidente ejecutivo del instituto fundado el 7 de abril de 2016. Fue apenas cuatro meses después del cambio de gobierno en la Casa Rosada, cuando el kirchnerismo pasó al llano. Desde ese espacio, cerebro de la organización política Unidad Ciudadana, Cristina se proyectó como candidata a senadora en 2017 por la provincia de Buenos Aires. Luego hizo base en ese edificio para la campaña 2019. Ahí fue anfitriona de los principales actores del Frente de Todos. Todavía como candidato, Alberto Fernández la visitó a menudo en esas oficinas.

Con estos antecedentes, la apertura de una sede en San Juan generó tanto entusiasmo como recelos, según admitió una alta fuente vinculada a la estructura. La dupla a cargo, integrada por los senadores mandato cumplido Ruperto Godoy y Marina “Maira” Riofrío, salió a aclarar por todas las vías que no se trata de una línea interna con intenciones de disputar espacios en las listas de las legislativas nacionales que vendrán en 2021.

El hecho de que tuvieran que salir a clarificar el asunto, demuestra que es una posibilidad latente para todos los convivientes del Frente de Todos en San Juan. Aparece en el radar una nueva estructura, irrumpe el Instituto Patria con el sello de CFK sin intermediarios. Por lo pronto y en lo inmediato, se proponen convertir el espacio en un foro permanente de conferencias y de elaboración de documentos para sentar posición especialmente acerca de los grandes temas nacionales.

Desde ese punto de vista, se proponen romper la burbuja sanjuanina que, desde los gobiernos bloquistas en adelante, siempre consistió en ponderar la localía por encima del proyecto nacional, haciendo del pragmatismo un modo de gestión. Esta apreciación crítica de parte de los impulsores de la Casa Patria en la provincia puede generar tensiones adicionales. El distanciamiento permitió tener una grieta mucho más moderada que en otros grandes conglomerados urbanos de la Argentina. Difícilmente en Libertador y Paula festejen la apertura de nuevos frentes de conflicto, además de los estrictamente locales.

Tanto Godoy como Riofrío se han reunido con Sergio Uñac, presidente del Consejo Provincial del PJ. Ambos están insertos en el justicialismo sanjuanino y de hecho el ex senador hoy conduce la Junta Departamental de Rivadavia. En el partido hubo “inquietud”, según describió una fuente del Patria pero por ahora entienden que se pudieron salvar todas las dudas.

Sin embargo, el PJ a través de sus propios institutos y juntas departamentales tiene espacios de reflexión propios. Por eso sería comprensible que algunos peronistas miren con detenimiento la Casa Patria para entender hasta dónde hay superposiciones y dónde aparecen los contrastes. Por ahora es solamente futurología.

Curiosamente, también sectores del kirchnerismo hicieron sentir su disconfort porque no todos admiten la referencia de Godoy y Riofrío. Este factor también mereció y merecerá una tarea de acercamientos que por el momento está lejos de haber concluido. Por ejemplo, no aparece en la nómina de los involucrados otra prominente dirigente kirchnerista, como Marita Benavente, actual directora de Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia.

La funcionaria fue contenida por Uñac como integrante del Consejo Provincial del PJ y además le delegó responsabilidades en el Acuerdo San Juan. Tiene contacto con Riofrío y lo tuvo con Godoy, pero por el momento avanzan por carriles bien diferenciados. Benavente mantiene vínculos propios con el Instituto Patria en Buenos Aires y se conoce con Parrilli, pero en la provincia su militancia kirchnerista se encuadra estrictamente dentro del justicialismo orgánico.

Aparte está La Cámpora, que hoy tiene un par de funcionarios importantes en cargos nacionales con asiento en San Juan. Están Pablo Ruiz al frente de ANSES y Juan García Espinoza como número dos de PAMI. En la Casa Patria admiten que tendrán apoyo para llevar adelante su tarea. El norte de la tarea será precisamente el apuntalamiento de lo nacional. Y la convivencia con lo provincial, lógicamente.

José Luis Gioja tampoco tuvo injerencia en la apertura de este nuevo espacio K en San Juan, que bien pudo haber hecho pie en Rawson en vez de Capital. “Él es el presidente del PJ Nacional”, respondió con claridad una de las fuentes del Patria, marcando la coexistencia en sectores bien definidos y separados. “Este es un espacio de capacitación”, remató con insistencia.

La fecha para el inicio será algún día de septiembre a confirmar. Todavía no trascendió el domicilio, pero se sabe que será en una casa céntrica. Buscarán replicar el trabajo de la Casa Patria en Buenos Aires, con cursos y debates de todos los temas. En voz baja, los organizadores le reclaman a la dirigencia sanjuanina mayor involucramiento con las causas nacionales. En el menú aparece entonces con urgencia la reforma judicial, que saldrán a militar con mucho vigor pero eventualmente también el impuesto a la riqueza y, más adelante, posiblemente la legalización del aborto.

Intentarán traer a San Juan las polémicas que hoy parecen exclusivas de Buenos Aires. Intencionalmente abrirán el debate local con el patrocinio del ala más alineada con CFK y sus cuadros dirigenciales. El eco que consigan todavía es incierto, pero es la consigna trazada desde el arranque.

A pesar de los recelos enumerados y reconocidos, la intención de los organizadores es hacer una convocatoria amplia a las personas que tengan afinidad con la mirada que propone el cristinismo. A nivel nacional integran el staff de expositores desde la antropóloga y militante feminista Rita Segato hasta el cineasta Tristán Bauer, la cantautora Teresa Parodi y la periodista especialista en temas de género Mariana Carbajal. La idea es replicar la modalidad con referentes sanjuaninos que se vayan involucrando con ese centro político.

Más de

Comentarios